Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 21 de Noviembre 2019
Economía | Dan tarea al IMEF

El país requiere un liderazgo moderno

Los economistas y financieros son escépticos sobre el rumbo del país; Krauze les pidió que colaboren en buscar nuevas direcciones

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO.- En entrevista para EL INFORMADOR (19 de noviembre), el economista en jefe para México de HSBC, Sergio Martin, primer expositor de la ponencia institucional Motores para el Crecimiento de la 37ª Convención Nacional de Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), reconoció que la situación de la economía mexicana estaba “sobrediagnosticada”. “Ya sabemos lo que nos hace falta, Lamentablemente, hay intereses creados que nos impiden avanzar”, expresó.

Este fue el énfasis dominante del encuentro, inmerso en las preocupaciones de un mundo semiparalizado dominado por un desempleo incrementado durante dos años, una caída del poder adquisitivo de la población, una disminución de las ventas y una falta de optimismo.

Tuvo que ser un politólogo “que de finanzas sé menos que cualquiera de ustedes” como Enrique Krauze se autodefinió, quien diera la pauta: México requiere el surgimiento de líderes, porque no se ve a ninguno en los Gobiernos, el Congreso o los partidos políticos con suficiente habilidad política y respaldo institucional para modernizar al país.

El diagnóstico

El panel Entorno Económico y Finanzas Públicas 2010-2012 reunió a economistas brillantes que ofrecieron un diagnóstico pesimista de la economía nacional.

“Para México no habrá crecimientos fuertes en los siguientes tres años”, aseguró Alejandro Cavazos Serrano, director de Análisis Económico de Grupo Financiero Multiva. “Sabemos cuáles son las causas de nuestro crecimiento, más bien mediocre (…) Tenemos escepticismo con respecto a que se hagan las reformas necesarias.

Si en momentos de crisis severa no hemos sido capaces de impulsarlas, menos lo haremos cuando la economía comience a crecer, pues no habrá los incentivos necesarios”, afirmó quien también forma parte del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

Para Alberto Gómez Alcalá, director de Estudios Económicos del Grupo Financiero Banamex, México tuvo una “tormenta perfecta”, con los problemas en Estados Unidos, pero también por la debilidad de la economía nacional, sin márgenes de maniobra. “El paquete fiscal que se aprobó sólo corrigió el boquete en las finanzas públicas, pero deja mucho qué desear para impulsar el desarrollo”.

En esto coincidió Everardo Elizondo, académico del Tec de Monterrey y hasta hace unos meses subgobernador del Banco de México. “El paquete fiscal, que no fue reforma, será un factor retardatario de la demanda privada, será inflacionaria y no acercó el sistema impositivo mexicano hacia el esquema ideal” que reparta cargas entre la población, al dirigirse a recaudar más de los contribuyentes cautivos.

“Las recetas las tenemos bien cocinadas los economistas. El problema que tenemos es cómo convertirlas en acciones y cambios políticos”, señaló Elizondo.

La salida de la parálisis

Luego de hacer un recorrido por lo que sucedió con América Latina y el resto del mundo en los últimos 100 años, “y después de llegar a un siglo 21 muy distinto al que imaginaron los pensadores del siglo 20”, Enrique Krauze subrayó que es responsabilidad de las élites rectoras de México –económicas, académicas, empresariales, políticas, intelectuales— construir un liderazgo que modernice al país, pero alejado del mesianismo que no cree en los datos reales que se viven.

“Piensen por un momento que estuvimos a 230 mil votos de que nos pasara lo que hoy sufre Venezuela”, dijo en su conferencia Implicaciones Sociopolíticas Derivadas de la Crisis Mundial.

Krauze alentó al IMEF a participar en la búsqueda de esos liderazgos “que no veo en los partidos, ni en el PRI, el PAN o el PRD”, y que tampoco se muestra en los Gobiernos o el Congreso.

De Vicente Fox reconoció que su única contribución fue “sacar al PRI de Los Pinos”, pero luego no fue capaz de operar las reformas que se necesitan, pese a su enorme respaldo social. “Pero Fox no tiene ni una gota de sangre política, ni tuvo los asesores o ‘asesoras’ —e hizo una pausa— que necesitaba para operar cambios de fondo”. Dijo que Fox pudo operar una transición como las de Chile o Brasil, “pero la política no es como las telenovelas, que deben finalizar con boda y beso (…) como el que hubo en El Vaticano”.

De Felipe Calderón, de quien dijo que “es el Presidente de México porque así lo determinaron las urnas”, señaló que está tan acotado y así terminará su gestión, que ve improbable que pueda realizar los cambios demandados.

El reto para los mexicanos, propuso, es derribar un muro, como el que separaba a Berlín hasta hace 20 años. “El muro es mental. Es un muro que no tienen los chilenos o los brasileños (…) Es un muro de tabúes, mitos y dogmas heredados del siglo 20”, como el que impide que se le permita a Petróleos Mexicanos modernizarse para mejorar sus beneficios para México.

“Otro lado del muro son los intereses creados, heredados de la estructura del PRI como Gobierno. Son intereses empresariales, sindicales y políticos”, señaló.
Krauze señaló que él cambio debe venir desde la izquierda política –“Siempre lo he creído así”— pero no de la mesiánica que se alimenta del populismo, sino de la que han tenido España, Chile o Brasil, que creen en la libre empresa. “Son líderes que crecen desde la búsqueda de transformaciones sociales, pero que luego se encaminan por el centro político”, como Felipe González o Luis Inácio “Lula” da Silva.

La propuesta causó que uno de los asistentes de la convención del IMEF cuestionara por qué el liderazgo tiene que surgir desde la izquierda. Krauze le recordó que México es históricamente revolucionario. “Los cambios en el país siempre han venido desde ese lado”, explicó. Un dirigente surgido de una izquierda moderna y respetuoso de las instituciones es la vía más corta para llegar a las reformas que requiere el país, añadió. “Pero, insisto, no veo en ninguno de los políticos actuales este liderazgo”, y convocó al IMEF a participar en su búsqueda.

PARA SABER

Del Estado de México para el IMEF


El mexiquense Gustavo Rodarte de la Cerna, presidente del IMEF Valle de Toluca y director de Finanzas de Química Apollo, empresa que se ostenta como la mayor fabricante de aditivos para combustión del país y que tiene entre sus principales clientes a Pemex, la Comisión Federal de Electricidad y la industria minera, fue elegido como presidente nacional del IMEF, en sustitución de Pedro Núñez.

TELÓN DE FONDO

Vencer mitos para resurgir


Si un historiador como Enrique Krauze dio la pauta a contadores y financieros del IMEF, para empujar a que México salga de su relativa parálisis y llevarlo hacia una nueva modernidad, de frente al siglo 21, es porque el país ya ha vivido otros procesos similares, casi siempre dolorosos, en los que ha dado pasos semejantes.

Más allá de la crisis económica actual, diagnosticada a detalle, el país ha mostrado carencia de empuje para operar transformaciones. Con envidia se observa el avance de otros países, como Brasil, que están muy lejos de ser paraísos de felicidad para su población, pero que han podido mejorar sus condiciones de vida en las décadas recientes.

Y si es cuestión de liderazgos, México es afortunadamente cuna de muchos que a lo largo de su historia han inquietado al país. Es hora de que surja otro, ha dicho Krauze en el IMEF. También de que los demás, a quienes nos interesa el porvenir de este país, lo busquemos. (JAC)

Temas

Lee También

Comentarios