Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 25 de Septiembre 2018
Economía | La Casa Blanca y los demócratas no logran ponerse de acuerdo sobre qué tanto del dinero del gobierno se destinará a esas empresas

EU: Difícil perspectiva para ayuda a industria automotriz

Los tres principales fabricantes automotrices de Detroit están en peligro, afectados por la crisis financiera que asfixió sus ventas y congeló los préstamos

Por: AP

W ASHINGTON, ESTADOS UNIDOS.- La posibilidad de brindar un paquete de rescate de 25.mil millones de dólares a la industria automotriz antes de fin de año era cada vez menor el lunes, en momentos en que la Casa Blanca y los demócratas del Congreso se encaminan a un estancamiento sobre el plan.

Aunque las partes coinciden en que los tres principales fabricantes automotrices de Detroit están en peligro, afectados por la crisis financiera que asfixió sus ventas y congeló los préstamos, la Casa Blanca y los demócratas no logran ponerse de acuerdo sobre qué tanto del dinero del gobierno debe destinarse a ayudar a esas empresas.

Hay cierta fatiga sobre los paquetes de rescate tanto en la Casa Blanca como en el Capitolio, donde los partidos políticos se han visto acosados por los electores después que accedieron a conceder el paquete de rescate gubernamental de 700.mil millones de dólares al sector financiero.

El nuevo debate surge mientras la situación financiera de General Motors Corp., Ford Motor Co. y Chrysler LLC se torna cada vez más precaria. GM dice que se le podría acabar la liquidez a fin de año si no recibe ayuda del gobierno.

Un paquete del Senado para salvar a los fabricantes automotrices indicó que 355.mil trabajadores están contratados directamente en la industria y 4,5 millones más trabajan en sectores anexos. Ello sin incluir a un millón de jubilados, esposas y dependientes que tienen ingresos de las empresas por prestaciones de retiro y de salud.

El plan demócrata del Senado daría a los tres fabricantes acceso a 25.mil millones de dólares en préstamos del paquete de rescate por el total de 700.mil millones de dólares.

A cambio, el gobierno obtendría propiedad parcial en las empresas. Se impondrían nuevos límites a las compensaciones de los ejecutivos, incluso una cláusula que prohibiría a los directivos que ganan más de 250.mil dólares al año a que reciban una bonificación adicional hasta que el préstamo no haya sido pagado. Las empresas que reciban préstamos del gobierno no podrán pagar dividendos a los accionistas.

La Casa Blanca subrayó el lunes que apoya la idea de ayudar a la industria automovilística, pero cree que no debe provenir del programa de rescate financiero general ya aprobado.

La portavoz del presidente George W. Bush, Dana Perino, emitió una declaración en la que dijo que el gobierno ``no quiere que quiebren los fabricantes de autos''.

Perino se quejó de que los reportes de prensa sobre la Casa Blanca en el asunto han incluido ``intentos de menoscabar la posición del gobierno''.

El gobierno considera que los 25.mil millones que los demócratas desean sacar del plan de rescate deberán provenir de un programa del Departamento de Energía aprobado previamente para desarrollar vehículos más eficientes en el uso de combustible.

El líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, dijo que se sometería a votación esta semana un proyecto que vincularía el préstamo de ayuda a la industria automotriz con una extensión de los beneficios para los desempleados.

La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, se abstuvo de fijar la fecha para una votación sobre la ayuda a los fabricantes de autos hasta que no quede claro si la medida va a ser aprobada en el Senado, donde necesitaría una mayoría de 60 votos.

Temas

Lee También

Comentarios