Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 21 de Noviembre 2018
Economía | El Congreso y la Casa Blanca siguen enfrascados en disputas sobre la procedencia de la ayuda para el sector

Contrata Chrysler a firma para posible suspensión de pagos

De acuerdo con The Wall Street Journal sería la señal más clara hasta el momento de que Chrysler está planeando la suspensión de pagos si no consigue la ayuda económica

Por: EFE

TORONTO, CANADÁ.- El fabricante Chrysler contrató hace varias semanas los servicios de una firma legal especializada en suspensiones de pagos, asegura hoy The Wall Street Journal en su edición electrónica.

De confirmarse la información, la contratación de Jones Day sería la señal más clara hasta el momento de que Chrysler está planeando la suspensión de pagos si no consigue la ayuda económica que ha solicitado a Washington.

Jones Day es un destacado bufete de abogados con oficinas en numerosas ciudades de Norteamérica, Europa y Asia.

Desde el año 2006, Jones Day ha sido la firma encargada de representar al fabricante de componentes para el sector del automóvil Dana Corporation durante su suspensión de pagos y reorganización.

En agosto del 2007, Jones Day negoció una serie de acuerdos para Dana que permitieron eliminar mil 447 millones de dólares de responsabilidades por prestaciones sanitarias y seguros de vida de sus jubilados.

El acuerdo también incluyó la modificación del convenio colectivo firmado por Dana y sus empleados.

El presidente de Chrysler, Bob Nardelli, afirmó hoy durante su comparecencia en el Congreso estadounidense que solicitó ayuda financiera al fondo de inversiones Cerberus, que posee el 80,1 por ciento de la compañía, pero que no consiguió el suficiente dinero para salir de la crisis.

Los "Tres Grandes de Detroit", General Motors (GM) , Ford y Chrysler, pidieron de nuevo esta semana al Congreso de Estados Unidos 34 mil millones de dólares en préstamos y líneas de crédito para evitar la bancarrota y continuar sus planes de reforma.

En los pasillos del Congreso hay consenso sobre la urgencia de ayudar al sector, pero los legisladores distan de lograr un acuerdo sobre el alcance y contenido de un posible plan de rescate, y cómo ejecutarlo, así como la injerencia que pueda tener el Gobierno en su manejo.

El Congreso y la Casa Blanca siguen enfrascados en disputas sobre la procedencia de la ayuda para el sector, ya que los demócratas quieren que el dinero salga del plan de rescate financiero de 700 mil millones de dólares, mientras la Administración alega que se puede usar un fondo ya disponible y a cargo del Departamento de Energía.

Temas

Lee También

Comentarios