Lunes, 27 de Enero 2020
Economía | Las pérdidas representan más de 75 millones de pesos

Canaco Guadalajara evalúa impacto de la crisis y acentúa alternativas de recuperación

Se estima que en los primeros 25 días de la crisis provocada por la influenza humana, en la ciudad dejaron de comercializarse más de 150 mil cuartosnoche

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO.- Desde el inicio de la emergencia sanitaria que se presentó a finales de abril en el país, la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo de Guadalajara ( Canaco) desarrolló un trabajo de evaluación del impacto de la crisis por la influenza humana en el sector hotelero y de las alternativas para la recuperación de la demanda y la normalización de las actividades de sus agremiados.

“El impacto ha sido dramático”, destaca el estudio, “no sólo por su prontitud, sino también por haberse dado a escala nacional, en todos los segmentos de negocio y afectando a todas las categorías de hoteles de clase turística”.
Nunca antes en la historia del sector, enfatiza Jorge Apáez, vicepresidente de Turismo del gremio, se había presentado un fenómeno de esta naturaleza, que profundizó las dificultades causadas por la situación económica global.

“Se estima que tan sólo en los primeros 25 días de la crisis, en Guadalajara dejaron de comercializarse más de 150 mil cuartos/noche, que representan más de 75 millones de pesos. Al mismo tiempo, en los primeros días las ocupaciones de un destino eminentemente turístico como lo es Puerto Vallarta cayeron más de 60%, a niveles de 12% y 15%”.

Al cierre de mayo, los hoteles de cuatro y cinco estrellas de Guadalajara muestran ocupaciones acumuladas de 34%, mientras que Puerto Vallarta refleja 30.5%. Las cifras “son muy inferiores a las logradas en el mismo periodo en años anteriores”.

Ante el llamado gubernamental para enfrentar el problema, “en medio de la incertidumbre de su verdadera naturaleza, los empresarios en general, y los del sector comercio y turismo en particular, nos alineamos a la circunstancia e implementamos todos los pasos necesarios, incluyendo cierre de establecimientos, medidas sanitarias, etcétera, a pesar de los sacrificios que ello representó”.

Jorge Apáez enfatiza que al buscar referentes similares en otras regiones del mundo, encontraron un artículo publicado por el despacho HVS con sede en Nueva York, titulado “Destinos y Enfermedades: una revisión del impacto del SARS en el mercado de hospedaje canadiense, como modelo para manejar la influenza (entonces llamada) porcina’”. De ambas fuentes obtuvieron una perspectiva que considera, entre otras cosas, lo siguiente:

• Al presentarse una contingencia de esta naturaleza, resulta indispensable acatar y poner en práctica las medidas sanitarias necesarias que aseguren que el negocio podrá responder con efectividad ante un caso de enfermedad, ya sea de huéspedes o de empleados. El no contar con ello pondrá en riesgo vidas humanas y podría resultar fatal para la imagen del negocio.

• La velocidad de recuperación del negocio es radicalmente diferente a la velocidad con la que el negocio se perdió desde que inició la crisis (tomado del artículo publicado por HVS New York, escrito por Anne R. Lloyd-Jones, vicepresidente senior de dicho despacho y experta en consultoría hotelera). En el mejor de los casos para dicha recuperación se vislumbran periodos que parten de un mínimo de tres meses en adelante.

• Pasada la crisis inmediata, el consumidor ha perdido la confianza y esto se vuelve la principal circunstancia a revertir. Esfuerzos individuales e incluso regionales, sin una coordinación, tendrán muy pocas probabilidades de éxito. El factor precio se vuelve poco relevante para estimular la demanda, esto es aún más cierto en un mercado que ya con anterioridad estaba plagado de ofertas.

• Lo anterior se suma a la gran afectación generada durante los días críticos de la crisis, la afectación que enfrentaremos por la pérdida de confianza de los viajeros y que se está traduciendo en menos viajes hacia y dentro de nuestro país.

LAS PROPUESTAS

El vicepresidente de Turismo afirma que deben centrarse en dos aspectos:

1. La preservación del negocio (sea esto en el contexto país, región, destino o establecimiento).

2. 2. La recuperación de los parámetros de operación y ventas normales.
“Identificamos como elementos determinantes para el éxito o fracaso de nuestros esfuerzos a dos tipos de factores: Los orientados a la contención y disminución de las pérdidas económicas. Y los orientados a la recuperación de la demanda”.

En el primer caso, refiere, la disminución de pérdidas requerirá acciones de diversa naturaleza, incluyendo medidas dolorosas como un muy estricto control de gastos. “No olvidemos que se trata de que el negocio sobreviva y vuelva a crecer”. Adicionalmente, menciona, hay aspectos que se vuelven indispensables y al igual que la Cámara, diversos organismos empresariales han tomado la iniciativa de solicitar apoyos al Gobierno.

“La importancia del sector justifica la modificación de esquemas de contribución y pagos por servicios que permitan preservar las fuentes de trabajo y el ciclo económico del sector, incluyendo la aportación que el mismo representa a la economía nacional en su conjunto”.
Agrega que a través de su presidente, Miguel Alfaro Aranguren, la Cámara planteará ante las autoridades en materia turística lo siguiente:

1. Apoyos fiscales que van desde exención de impuestos, hasta facilidades de pago de los impuestos más apremiantes y de mayor impacto al negocio.


2. Facilidades para el pago de servicios, sobre todo aquellos indispensables para la actividad y que resultan de más alto costo (consumo de energía y agua).

3. Mejoramiento y simplificación de procesos de atención al turismo internacional (migración, aduanas, información turística, trámites para la llegada de vuelos, cruceros y servicios conexos).

4. En lo que se refiere a la recuperación de la demanda, el tamaño del reto es tal que la Cámara propondrá la necesidad impostergable de contar con un plan de mercadotecnia nacional específicamente orientado a revertir los efectos de la contingencia. Este debe definir con claridad objetivos de corto plazo, enfocando claramente recursos comerciales a acciones concretas, no a promoción general, en los mercados naturales, no en mercados potenciales que aún tienen poca representatividad. Deben ser acciones que incidan directamente en ese factor que se ha perdido, la confianza de los viajeros.

“La Cámara propone concretamente una estrategia basada en la difusión de testimonios que den fe de las experiencias positivas que disfruta un visitante al país. Se considera error grave la realización de promociones que castigan el precio ya que, la experiencia lo ha mostrado, el recuperar niveles de tarifas previos a la contingencia se vuelve muy difícil y no se logra en el corto plazo”.
Se busca también, acentúa, la participación de empresas intermediarias como mayoristas y canales de distribución electrónicos que, en una u otra medida, están también siendo afectados por esta situación. “La suma de esfuerzos dará por resultado un mayor alcance”.

GRUPOS Y CONVENCIONES


Para el segmento de grupos y convenciones, la Cámara urge a la creación de un organismo de carácter nacional orientado a la promoción de México en este segmento.

“Múltiples ciudades de otros países cuentan con organismos altamente especializados en atraer eventos que generan una muy importante derrama económica. Si bien México no cuenta con infraestructura para los eventos más grandes como los que llegan a Las Vegas, sí existen eventos cuyo tamaño los hace ideales para diversos destinos de México y en particular de Jalisco, como Puerto Vallarta y Guadalajara, que pueden ofrecer una gran experiencia a los participantes. En el segmento de grupos estamos aún dando los primeros pasos y es una oportunidad real que debe ser tomada por el sector oficial, en conjunto con la iniciativa privada como una prioridad”.

MEDIOS DE COMUNCACIÓN

En el análisis se incluye el papel de los medios de comunicación: “En su esfuerzo por informar, la crisis fue presentada al mundo y a nuestros clientes con la etiqueta ‘México’, teniendo las consecuencias que hoy estamos enfrentando. Lamentablemente, con muy honrosas excepciones, a diferencia del espacio dedicado a la evolución de los primeros momentos de la crisis, los medios no dedican espacio a lo que podríamos llamar un esfuerzo de ‘reconstrucción’ que se vuelve absolutamente indispensable para volver a la normalidad.

“Por ello, además de la labor que se realiza a través de entidades como el Consejo de Promoción Turística de México, la Cámara propone un esfuerzo coordinado y con objetivos comunes, a través del cual la imagen de México sea promovida por todas las entidades oficiales que, en un ámbito u otro, representan al país en el extranjero.

La Secretaría de Turismo debe tomar el liderazgo en la coordinación de un plan de relaciones públicas ante medios de comunicación, que deberá ser ejecutado por los organismos oficiales en el exterior. Se trata de difundir un solo mensaje, a través de múltiples portadores y ante múltiples audiencias para lograr un solo objetivo.

Resulta indispensable que los máximos organismos gubernamentales en el sector turismo asuman el liderazgo que este tipo de crisis requiere para evitar que los daños, hoy ya muy serios, sean aún mayores.

“La Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Guadalajara se suma al esfuerzo nacional de recuperación de una de las actividades más relevantes de nuestra economía, el turismo”, finaliza.

Temas

  • Canaco
  • Turismo Nacional
  • Economía local

Lee También