Viernes, 24 de Enero 2020
Economía | Buena parte de la industria mexicana presenta niveles de capacidad ociosa de 30 a 35 por ciento

Advierte Concamin sobre severa crisis industrial

La mayor parte del ajuste en el empleo corresponde a la industria manufacturera

Por: NTX

CIUDAD DE MÉXICO.- El escenario económico que se vive en la actualidad se aproxima más al de una severa crisis industrial que al de una profunda recesión, advirtió la Confederación de Cámaras Industriales ( Concamin).   

Señala que 2009 será difícil para el sector fabril, cuya caída provoca una reacción en cadena que se materializa en una fuerte contracción del empleo y la inversión productiva, además del aumento de la capacidad ociosa de las empresas y cierre de plantas, cuya liquidez, rentabilidad y viabilidad ha sido comprometida.   

También provoca el freno de la mayor parte de los proyectos de modernización fabril previstos, el desplome en las utilidades y un significativo impacto en el desarrollo de aquellas entidades que dependen en mayor o menor grado de la actividad industrial.  

"Las cifras disponibles y las encuestas recientemente aplicadas al sector empresarial sugieren que el escenario que se está articulando se aproxima más al de una severa crisis industrial que al de una profunda recesión", considera.   

En su reporte mensual "Pulso industrial", el organismo señaló que la economía, la industria y los servicios enfrentan un panorama cada vez más complejo, como lo indicó el desplome de 8.2 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) durante el primer trimestre del año.   

Según informa, las caídas más profundas se dieron en las actividades industrial con 9.9 por ciento, comercial 17.y de transporte 10.3 por ciento en el trimestre de referencia.  

Se trata del segundo retroceso trimestral consecutivo del PIB nacional de los servicios, el comercio y el transporte, y la tercera caída simultánea del sector industrial, expuso la cúpula industrial   

Refiere que el desgaste en la planta fabril y el sector servicios ejerce al mismo tiempo un fuerte impacto sobre el mercado laboral: en el primer trimestre la economía perdió 327 mil 518 empleos respecto a igual lapso de 2008, mientras que entre octubre y abril pasados el recorte de empleos ascendió a 626 mil puestos.   

La mayor parte del ajuste en el empleo corresponde a la industria manufacturera, con 374 mil plazas, y al sector construcción con 92 mil puestos de trabajo.   

La Concamin precisa que detrás de ello está el colapso de la inversión, el cierre de plantas, los paros técnicos y el aumento en la capacidad ociosa de las empresas.   

Según advierte, buena parte de la industria mexicana presenta niveles de capacidad ociosa de 30 a 35 por ciento, sin olvidar los problemas de ventas, cobranza y liquidez, que impactan seriamente sus operaciones.   

Señala que al interior de la industria manufacturera, el más importante componente fabril, 19 de sus 21 especialidades cerraron el primer trimestre del año con caídas, que oscilaron entre 0.7 por ciento (en la producción de derivados del petróleo y del carbón) y 38.3 por ciento (en el sector automotriz, principalmente).   

Las ocho restantes reportaron pérdidas de un solo dígito y sólo dos ramas, la industria alimentaria y la productora de bebidas y tabaco, registraron aumentos tan modestos (0.1 y 0.3 por ciento, respectivamente), que se encuentran más cerca del estancamiento que del crecimiento de sus operaciones.   

En tanto, las especialidades con mayor nivel de vinculación al ciclo estadounidense, como el sector automotriz y las maquiladoras, industria dedicada al ensamble de equipo de computación, la metálica básica y la productora de maquinaria y equipo, entre otras, encabezan la lista de los retrocesos en el primer trimestre del año.   

Lo mismo ocurrió con esa parte de la planta fabril que depende sobre todo del mercado interno, entre las que destacan la industria textil y de la confección, los fabricantes de artículos de cuero y piel, madera, papel, materiales para la construcción y la industria química, entre otras.   

Así, los dos motores de la economía, las exportaciones y el consumo interno, no pueden recuperar su capacidad de tracción, concluye el reporte. 

Temas

Lee También