Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 17 de Noviembre 2019
Deportes | Yani Tseng

Una novata con mucho talento

A sus 19 años, Yani cayó con el pie derecho en la gira LPGA

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO.- Para Yani Tseng, el poder ganar uno de los cuatro “Majors” en la LPGA no era visto con la óptica de un objetivo, sino que iba mucho más allá: era todo un sueño para la jugadora de Taiwán.

Y, en apenas el decimoprimer torneo en su año de novata, dicho sueño fue alcanzado, al proclamarse como la ganadora del McDonald’s LPGA Championship, el pasado mes de junio, cuando derrotó en un playoff de cuatro hoyos a la sueca Maria Hjorth.

“Cuando llegué a la LPGA, era mi sueño, el de ser la primera jugadora de origen chino que gana un ‘Major’ en la gira, y llegó muy rápido, honestamente no esperaba que pudiera ganarlo, he adquirido mucha fama a raíz de eso”, comentó Tseng.

A sus 19 años, Yani cayó con el pie derecho en la gira LPGA. De inmediato fue competitiva, aunque no como ella lo hubiera deseado.
En el MasterCard Classic, en México, se “desinfló” en la ronda final, para tirar 74 y terminar en segundo sitio, atrás de Louise Friberg.
En el Ginn Open, con sede en Orlando, la historia se repitió, cuando Tseng era la líder luego de 36 hoyos, pero sufrió tres bogeys en la segunda vuelta de la ronda final, para perder por tres ante Lorena Ochoa.

Pero su revancha llegó en el campo de Bulle Rock, sede del LPGA Championship. Todas las miradas estaban sobre Lorena, quien iba en pos de su tercer “Major” al hilo.

Tseng inició la ronda final con una desventaja de cuatro golpes, respecto a Hjorth, quien era dueña del liderato. Y tuvo el juego suficiente para alcanzar, forzar el desempate e imponerse, para su primera victoria en la LPGA, con un escenario privilegiado, aprendiendo de paso varias lecciones que valora.

“Lo que más aprendí es que durante los primeros dos días me estaba presionando mucho para que todo funcionara, y mi entrenador me decía que me relajara, que fuera como una ronda de práctica, y disfrutar mi juego.

“Eso es lo que hago en todos los torneos, pero cada semana es diferente. A veces, solamente quiero relajarme y no forzar las cosas”.
La jugadora de Taiwán tiene talento. Esto ha sido señalado incluso por la misma Annika Sorenstam, quien se atrevió a pronosticar que en un futuro no muy lejano, Tseng podría convertirse en la jugadora número uno del mundo.

“Pienso que puedo hacerlo, y no quiero decepcionar a Annika”, confesó, “voy a trabajar muy duro para conseguirlo, estoy contenta y sorprendida porque ella dijo algo así acerca de mí”.

Temas

Lee También

Comentarios