Lunes, 20 de Enero 2020
Deportes | Por: Ernesto López Mota

Futbol sin Balón

elopez@informador.com.mx

Por: EL INFORMADOR

Los Leones Negros de la UdeG pretenden comprar una franquicia de Primera División “A”, para jugar en el Estadio Jalisco a partir del siguiente torneo, con el firme propósito de regresar a Primera División pasando por el purgatorio de la división de ascenso.
En los próximos días se espera el anuncio oficial por parte del rector de la máxima casa de estudios del Estado.

Los clubes tapatíos, Atlas, Guadalajara y UAG, tienen el acuerdo ante la FMF de permitir el ascenso a Primera División de cualquiera de sus filiales, incluyendo a los Leones Negros, sin embargo, Tecos y Atlas no tienen en su mira el ascenso y por ello decidieron desprenderse de las franquicias de Primera “A”.

La directiva del Atlas en un principio había negociado al Académicos a empresarios de León para jugar con el nombre de Unión de Curtidores, pero el conjunto esmeralda no dio el aval por tener derecho de plaza.
Ante el impedimento, los atlistas ofrecieron al Académicos a un empresario del Estado de México, pero surgió recientemente la oferta de gente de Mexicali que pretende comprar la filial rojinegra.

Los nuevos dueños del conjunto Tecos de Primera “A” se gastaron más de 15 millones de pesos en la manutención del equipo el torneo pasado.
No obstante las pérdidas que les ocasionó el frustrado plan del técnico, Antonio Carlos Santos, ahora decidieron darle cabida al proyecto de Alex Aguinaga, que pretende la contratación de refuerzos extranjeros y la incorporación de su gente en la dirección técnica y administrativa del club, motivo fundamental que ocasionó la renuncia del presidente del equipo, Gilberto Adame.

Únicamente cuatro jugadores propiedad de la UAG que jugaron este torneo en el equipo de Primera “A”, fueron tomados en cuenta para formar parte del nuevo plantel que con el nombre de “Chapulineros” se mudará a la ciudad de Oaxaca.
No contentos los hermanos Castro con la compra de Tecos de Primera “A”, también quieren comprar la franquicia de los Cuervos de Zapotlanejo de Segunda División para llevarlos a Oaxaca.


Tras la firma por dos años más del técnico Miguel Herrera con los Tecos, se confirmaron las primeras bajas del plantel, los extranjeros Marcelo Sosa y Nelson Pinto, no seguirán más en el equipo, pues hay que recordar que tuvieron serios problemas con el “Piojo”. Con estas bajas se abre la opción del regreso de Mauro Cejas, quien es propiedad del club y está a préstamo con el Deportivo San Martín de Perú.
Comentarios: elopez@informador.com.mx

Temas

Lee También