Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 21 de Noviembre 2017
Deportes | El próximo sábado Las Vegas será escenario de una de las peleas más esperadas

'Canelo' al grito de guerra

Saúl Álvarez no es el primer púgil mexicano que sale como víctima en un combate de alto calibre. Varios boxeadores aztecas han dado la sorpresa en circunstancias similares
Para muchos, el kazajo Gennady Golovkin es quien porta la etiqueta de favorito para salir victorioso el próximo 16 de septiembre. AP /

Para muchos, el kazajo Gennady Golovkin es quien porta la etiqueta de favorito para salir victorioso el próximo 16 de septiembre. AP /

GUADALAJARA, JALISCO (12/SEP/2017).- Si bien es cierto que Saúl “Canelo” Álvarez es el boxeador más popular del momento, también es necesario reconocer que para muchos especialistas en el pugilismo el kazajo Gennady Golovkin es quien porta la etiqueta de favorito para salir victorioso el próximo 16 de septiembre, día en que ambos peleadores se medirán dentro del T-Mobile Arena de Las Vegas.

El récord inmaculado de “GGG”, el cual ostenta 37 triunfos de los cuales 33 han sido por la vía del nocaut, invita a pensar que esta pelea será la prueba más importante para “Canelo”. Otros, los más pesimistas, auguran que el jalisciense está a punto de sufrir la segunda derrota de su carrera.

Pero a pesar del negativismo de la crítica o la animadversión que pueda generar la figura del “Canelo”, el boxeo mexicano se ha distinguido por sus pasajes de gloria en donde sus peleadores pudieron imponerse a rivales que parecían invencibles. A continuación rememoramos algunas contiendas en donde los pugilistas aztecas decidieron quitarse la etiqueta de víctimas para salir con el puño en alto.

COMPARATIVO

Récord del “Canelo”
• 49 triunfos (34 KOs)
• 1 derrota (0 KOs)
• 1 empate

Récord de “GGG”
• 37 triunfos (33 KOs)
• 0 derrotas
• 0 empates

PARA RECORDAR

• Cotto vs. Margarito I (2008)

Uno de los mayores ejemplos de contiendas donde un boxeador mexicano llegó desfavorecido por la opinión pública, fue sin duda el de Miguel Ángel Cotto vs. Antonio Margarito de 2008.

Era el punto más alto en la carrera de Cotto, quien ostentaba el título mundial welter de la Asociación Mundial de Boxeo, pero aunque llegó invicto y con cuatro defensas exitosas a la cita con el mexicano, ese 26 de julio de 2008 el triunfo sería para el boxeador azteca.

Un Margarito cauteloso, pero propositivo, hizo retroceder a un Cotto que por velocidad era mejor. En esta labor de ser él quien presionara, el tijuanense conectó algunos golpes a la región blanda que incluso doblaron por algunos segundos a Miguel Ángel.

Antes del round 3 el puertorriqueño ya tenía un corte en el párpado izquierdo y sangraba de la nariz. Había plena confianza del mexicano, pues aunque muchos hubieran pensado lo contrario, el terreno corto fue un lugar cómodo para él en donde pudo castigar a Cotto.

Se fueron cinco rounds y el puertorriqueño comenzó a conectar con mayor insistencia, lo cual hizo aún más espectacular el combate. Su juego de cintura le valió para evadir una gran cantidad de golpes, pero Margarito seguía castigando fuerte la zona blanda.

La persistencia y la capacidad para resistir del mexicano fueron determinantes para que a partir del round 7 volviera a tomar las riendas de la pelea. Cotto buscaba el abrazo para evitar el castigo, lucía maltratado en su equina y cada vez había más sangre en su rostro.

Para el onceavo asalto Margarito logró poner en la lona a Miguel Ángel Cotto. Segundos después el boricua cayó sentado en una esquina dando cuenta de que no podía más. Aunque se levantó, el combate se detuvo y Margarito se erigió como monarca mundial welter.

• “Kochulito” vs. Hasegawa (2010)

Al igual que lo ocurrido hace algunas semanas con Luis “Pantera” Nery, en 2010 Fernando Montiel visitó Japón para medirse e imponerse a un campeón mundial nipón que parecía imbatible.

Hozumi Hasegawa es el nombre de aquel peleador al que tuvo que hacer frente el “Kochulito” en la búsqueda de convertirse en campeón mundial peso gallo del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

A pesar de que el mundo sabía de la calidad del mexicano, Hasegawa sin duda era favorito para llevarse la contienda, ya que no había perdido un solo combate desde 2001 y había realizado 12 defensas exitosas. Un verdadero monstruo sobre los encordados.

Pero llegó el día de la pelea, 30 de abril de 2010. El lugar no fue neutro, fue en Tokio. El escenario estaba puesto para que Hasegawa festejara un triunfo más y la retención de su fajín.

Sin embargo, en el cuarto round todo pronóstico en contra del mexicano se rompió con un violento izquierdazo que sacudió completamente al japonés, quien después de recibir el volado fue a dar a las cuerdas totalmente aturdido y sin idea de qué estaba pasando.

Montiel no tuvo compasión y aprovechó su momento para seguir castigando a Hasegawa hasta que el réferi paró el combate rozando los tres minutos de aquel asalto. Así fue como el de Los Mochis volvió a México con el cinturón verde y oro de los pesos gallo.

• “Chiquita” González vs. Carbajal II (1994)

Pocas veces el mundo del boxeo ha sido paralizado por los pesos pequeños, sin embargo la trilogía de Humberto “Chiquita” González vs. el estadounidense Michael Carbajal puede jactarse de haberlo logrado.

Dentro de esta rivalidad, fue la segunda pelea la que sirvió para que González sorprendiera al cobrar venganza sobre un pugilista con una pegada tal que llegó a ganarse el apodo del “Manitas de piedra”.

La “Chiquita” llegó a esta segunda contienda con las apuestas en su contra, pues un año atrás, en 1993, había sido noqueado por Carbajal en Las Vegas. Fue un combate espectacular que incluso fue considerado como el mejor de ese año.

Luego de haber visitado la lona en su primer enfrentamiento con Carbajal, González buscó al mítico entrenador Ignacio “Nacho” Beristáin y ya con él en su equina decidió tomar una nueva estrategia para medirse por segunda vez al estadounidense.

Fue entonces que llegó el 19 de febrero de 1994. Ahora el lugar sería Inglewood, California. Ya sobre el encordado, “González” salió a boxear con un estilo defensivo, pensante y evitando fajarse lo más posible para no ser sorprendido por la poderosa izquierda del “Manitas de piedra”.

Al final la estrategia dio resultados y la “Chiquita” cobró su venganza por la vía de las tarjetas. Un gran sector de la afición criticó el cambio en el estilo de González, pero eso le valió para convertirse en campeón mundial del peso minimosca tanto del CMB como de la FIB.

• José Luis Ramírez vs. Edwin Rosario II (1984)

En 1984 la ciudad de San Juan, Puerto Rico, fue testigo de una proeza más del boxeo mexicano: en calidad de víctima ante un Edwin Rosario imbatible hasta ese momento, el zurdo José Luis Ramírez (foto) se convirtió en campeón mundial ligero del Consejo Mundial de Boxeo.

Un año antes, en mayo de 1983, “El Chapo” Rosario ya había vencido de manera contundente a Ramírez, pero en la revancha el guion sería distinto gracias a la resistencia y un golpe oportuno del mexicano.

Aquella velada en San Juan comenzó con un Rosario fuerte y asfixiante que desde el primer asalto se hizo sentir, pues en los primeros minutos de la contienda mandó a la lona a Ramírez con un potente derechazo que se estrelló pleno en el rostro del sonorense.

Los siguientes asaltos transcurrieron bajo el mismo tenor: Rosario, alentado por su gente, no daba tregua a Ramírez. Pero fue entonces cuando llegó el cuarto round y con él “una bala perdida” del mexicano.

Haciendo gala de su apodo “El Zurdo”, Ramírez conectó un potente uppercout con la izquierda que dejó maltrecho a “El Chapo” en el tercer episodio. Ese fue el momento en donde el pugilista azteca supo que podía hacerle daño a Rosario y entonces se decidió a ir por él.

Ya en el cuarto asalto Ramírez volvió a conectar al campeón y al verlo aturdido y desorientado, no dudó en seguirlo golpeando hasta ponerlo sobre las cuerdas en una esquina. El puertorriqueño no cayó de milagro, pero el réferi detuvo el pleito y levantó el puño del pugilista sonorense.

Ese día, el triunfo de “El Zurdo” cortó una racha sorprendente de Rosario, quien antes de esa contienda ostentaba un récord inmaculado de 24 triunfos, de los cuales 21 fueron por la vía del cloroformo.

OTROS EJEMPLOS

• Marco Antonio Barrera vs. Naseem Hamed
El 7 de abril del año 2001 el boxeador mexicano Marco Antonio Barrera cortó el paso perfecto del británico Naseem Hamed, quien hasta antes de ser derrotado por el púgil azteca ostentaba un récord de 34 peleas ganadas, de las cuales 31 salió con el brazo en alto por la vía del nocaut, y ninguna derrota. De hecho, el mexicano Marco Barrera fue el único pugilista que pudo vencer a Naseem Hamed en toda la historia.

• Luis Nery vs. Shinsuke Yamanaka
Hace apenas unas semanas, el pasado 15 de agosto, Luis “Pantera” Nery le dio una gran sorpresa a México. El boxeador tijuanense fue a Japón para noquear a Shinsuke Yamanaka en combate por el título mundial de peso gallo del CMB.

Fue en la ciudad de Kioto donde el mexicano le pasó por encima a Yamanaka, pues le quitó el invicto, le arrebató su cetro y le cortó una racha de 12 defensas triunfales.

Temas

Lee También

Comentarios