Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 24 de Noviembre 2017
Deportes | A propósito por Jaime García Elías

* Charlatanes

A propósito por Jaime García Elías

Argumento suicida: para que no se diga que él no movió sus piezas con el afán de buscar el resultado que salvara el partido del domingo contra Indios --y, de paso, la campaña, toda vez que en el futbol mexicano se considera que un equipo que entra a la “Liguilla”, aunque sea “de panzazo”, ya cumplió...--, esgrime Paco Ramírez, timonel del Guadalajara, que en los minutos finales de ese partido empleó a Aarón Galindo “como centro delantero”...

Curioso alegato. Se supone que el trabajo de un técnico consiste, primordialmente, en aprovechar de la mejor manera posible los atributos del material humano de que dispone su plantel, y de tratar de descubrir, por otra parte, las debilidades del adversario para intentar explotarlas. Así, si hubiera indicios de que Galindo puede ser más útil como atacante, ¿qué caso tiene encomendarle esa función únicamente como recurso, y qué explicación lógica tiene utilizarlo sistemáticamente como defensa central?...

*

Es lo mismo que pasaba cuando Efraín Flores mandaba al “Maza” Rodríguez al ataque cuando el panorama se tornaba angustioso. Apelar a ese recurso para tratar de revertir resultados, es una tácita confesión de incompetencia del técnico; es el reconocimiento de que su sistema es inoperante, y de que es preferible renunciar a los procedimientos que supuestamente se dominan, para  suscribirse al recurso de los equipos llaneros: la presencia de los grandotes allá adelante, y el vil pelotazo “a la olla” como vía de arribo a la zona de definición.

*

Que eso lo haga --y lo peor: que lo confiese... y aun pretenda que se le ponga estrellita en la frente por ello-- un aprendiz de técnico, como Paco Ramírez, vaya y pase...

Pero que un supuesto maestro de la estrategia, como Ricardo La Volpe, desacomode el cuadro con que imponía condiciones en el aspecto táctico (los suyos habían generado tres claras oportunidades de gol por ninguna del rival) y preservaba el empate ante el Pachuca que le daba la clasificación, y facilite  que el rival le pase por encima e incluso lo masacre, demuestra que al Atlas le pesa tanto o más la atávica incompetencia de sus dirigentes para conseguir la estabilidad financiera del equipo, como la impericia de quienes crean fama de sabios del futbol y cobran como si lo fueran, y a la hora de la verdad exhiben impúdicamente su verdadera estatura de charlatanes del oficio.

Temas

Lee También

Comentarios