Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 25 de Septiembre 2018
Deportes | Por Jaime García Elías

* Albañiles

A propósito

Por: EL INFORMADOR

No les tiemblan las piernas a los observadores, ante el calendario que el azar deparó a la Selección Mexicana en el hexagonal en que se disputarán los boletos para el Mundial de Sudáfrica-2010, porque los rivales sean unos leones rasurados... sino porque el futbol mexicano perdió ya su añeja condición de “gigante de la Concacaf”.

Los resultados recientes lo demuestran: porque el crecimiento cualitativo de los países del área ha sido --con sus excepciones, desde luego-- uniforme, México, futbolísticamente hablando, dejó de ser el indiscutido Rey del Barrio y pasó a ser del montón.
*

La “generación dorada”, inventada a partir de la exportación de futbolistas mexicanos a Europa, es un mito. (Mito, en una de sus acepciones --dice el diccionario-- es un relato que desfigura lo que realmente vale una cosa, y le da apariencia de ser más valiosa y más atractiva).

Si hay una decena de jugadores mexicanos en equipos europeos, es porque el fenómeno de la globalización lo propicia y porque varios de esos jugadores tomaron la decisión de “hacer la Europa” --como nuestros ancestros, hace cinco siglos, se trepaban a las carabelas ilusionados con “hacer la América”--, pero no porque integren, en efecto, una generación notable por la calidad de la materia prima.

De hecho, un análisis somero lleva a la conclusión de que México, en el aspecto futbolístico, no exporta talentos, por la sencilla razón de que no los produce. Exporta lo que tiene: mano de obra calificada. (Que nadie se ofenda, por favor: México no exporta arquitectos, porque no los tiene, como lo demuestra la nacionalidad de los “creativos” y de los goleadores en casi todos los equipos mexicanos. Exporta lo que tiene: albañiles).
*

Estados Unidos y Honduras, dos de los primeros rivales del “Tri” en el famoso hexagonal, exportan jugadores a Europa tanto o más que México. Eso explica que en esos países no se vea los mexicanos con complejo de inferioridad. Eso explica, también, que México haya sido, si se le valora a partir del criterio objetivo de los puntos conseguidos en la ronda anterior, el más trespeleque de los seis protagonistas del hexagonal.

Porque la FIFA obsequia tres boletos y medio a la Concacaf, es de suponerse que México tiene la participación en el Mundial prácticamente asegurada. Esperar que lo consiga a tambor batiente, es creer en los cuentos de hadas.

Temas

Lee También

Comentarios