Lunes, 20 de Mayo 2024
Cultura | Arquitectura. El mundo de la cultura y la política despidió con honores al brasileño

''Niemeyer, uno de los grandes maestros modernos''

La directora del Premio Pritzker dijo que la obra del arquitecto, fallecido el miércoles, destila sensualidad; Brasilia no fue diseñada, fue coreografiada, ha dicho Norman Foster

Por: EFE

RÍO DE JANEIRO, BRASIL (07/DIC/2012).- Óscar Niemeyer “ha sido uno de los grandes maestros del movimiento moderno de la arquitectura y, en Sudamérica, uno de los grandes arquitectos, si no el más grande del siglo XX”, ha dicho la directora ejecutiva del Premio Pritzker de Arquitectura, Martha Thorne.

El arquitecto brasileño falleció el miércoles en Río de Janeiro, diez días antes de cumplir 105 años de edad.

Niemeyer recibió en 1988 el Pritzker de Arquitectura -conocido como el Nobel de Arquitectura- “porque sus edificios destilan color, luz e imágenes sensuales de su país, Brasil”, ha recordado Thorne.

“Las formas de los edificios no son gratuitas. Cuando Niemeyer diseñaba, intentaba buscar la poesía de la forma (del edificio) en armonía con el lugar en el que emplazaba el edificio teniendo en cuenta el paisaje”, ha indicado.

“Niemeyer ha sido un pionero en el uso de hormigón armado y el uso de los avances tecnológicos en la edificación así como la aplicación de nuevos conceptos formales en las ciudades de Brasil como el empleo de las líneas curvas en los edificios y el poder simbólico de la arquitectura”, ha añadido Thorne.

Por otro lado, “Niemeyer no ha creado una escuela. En el siglo XXI se usan distintas tecnologías con respecto a las que él empleaba y, también, han surgido nuevas demandas en la sociedad. Aunque, de todas las maneras, su influencia ha dejado huella en muchas personas”, ha señalado.

A pesar de su prolífica carrera, sobre todo, en Brasil, Niemeyer (Río de Janeiro, 1907) es más conocido por la ciudad de Brasilia, ha recordado la directora ejecutiva del Pritzker.

En Brasilia, Niemeyer creó los palacios presidenciales de Planalto y da Alvorada, la sede del Senado y la Cámara de Diputados, entre otros edificios.

Norman Foster, premio Pritzker 1999, ha indicado que Niemeyer fue “una inspiración” para él y “para una generación de arquitectos”.

“Para los arquitectos del Movimiento Moderno (de la Arquitectura), él cuestionó lo aceptado e invirtió la norma de que la forma sigue a la función”, ha señalado.

“Niemeyer -ha añadido- demostró, en cambio, que, cuando la forma crea belleza, ésta llega a ser funcional y, por tanto, fundamental en la arquitectura”.

“Cuando el cosmonauta ruso Yuri Gagarin visitó Brasilia, le gustó la experiencia de haber aterrizado en un planeta diferente”, ha recordado. Mucha gente, al ver la ciudad de Niemeyer, Brasilia, por primera vez, ha sentido lo mismo”, ha resaltado.

Brasilia es “audaz, escultural, llena de color y libre; no se parece a nada hecho anteriormente”, ha recordado.

“Pocos arquitectos de los últimos años han sido capaces de reunir un vocabulario vibrante y estructurarlo con un sentido comunicativo brillante y un lenguaje seductor-tectónico”, ha señalado el autor de la Torre Cajamadrid.

“Uno no puede contemplar la catedral de Brasilia, por ejemplo, sin haberse ilusionado por su dinamismo formal y su economía a nivel estructural, que genera un sentido casi de ingravidez desde su interior, mientras el recinto parece que se desvanece enteramente en cristal”, ha señalado.

“Y, ¿qué arquitecto -ha añadido- puede resistirse a intentar crear las columnas de hormigón estrechas, que parecen estar hechas de hueso y tocan el suelo tan ligeramente como las del Palacio Alvorada?”.

“Brasilia no ha sido, sencillamente, diseñada: ha sido coreografiada. Cada una de las piezas de las que está compuesta fluyen, como un bailarín que permanece congelado en el momento de absoluto equilibrio”, ha indicado el Premio Príncipe de Asturias de las Artes 2010.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones