Lunes, 17 de Febrero 2020
Cultura | Expresión comunitaria

El grafiti llena de arte Jardines de San José

Pandillas y vecinos de la colonia tapatía participan en la creación del mural titulado La cultura prehispánica

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO.- Para los vecinos de la colonia Jardines de San José, ubicada en el sur de Guadalajara, no es extraño ver los muros de su barrio tapizados con grafitis. Sus hijos, hermanos o amigos han participado en la factura de los numerosos tags e imágenes extrañas grabadas con aerosol que, por años, han "decorado" los edificios de la zona en la que habitan.

O, mejor dicho, que han sido utilizados como lienzo para marcar el territorio de sus autores. La práctica es algo común desde hace varias generaciones atrás. No falta quien se queje, pero el grado de sorpresa ha ido disminuyendo.

Antonio Chávez García vive en esta colonia y, al igual que a sus vecinos, este fenómeno no ha pasado desapercibido para él, aunque la capacidad de identificar siquiera una nueva línea en las bardas se ha ido perdiendo con el tiempo.

Pero a diferencia de aquellos con los que comparte el barrio, a él se le ocurrió una mejor forma de remediar el asunto. Y no consistió en llamar a las patrullas para que pescaran infraganti a los muchachos.

Hace algunos meses se enteró de los beneficios del Programa de Apoyo a las Culturas Municipales y Comunitarias (PACMYC) que ofrece el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta). Llamó para pedir informes, presentó su propuesta y no tardaron en notificarle que había sido aceptada. Chávez García recibió 50 mil pesos para poner en marcha el proyecto llamado "La transformación del grafiti al arte pictórico".

Junto con el recurso federal, Chávez García se agenció la responsabilidad de que los pequeños, los medianos y los grandes grafiteros de su colonia participaran en la iniciativa. Su intención era dejar claro que la práctica del grafiti no es tan mala ni tan delictiva como pudiera parecer a simple vista.

La barda trasera de la desértica Plaza Colón (localizada cerca del cruce de las avenidas Isla Raza e Isla Cozumel) sirvió para que Chávez García coordinara a un grupo de personas que se dio a la tarea de elaborar un gran mural titulado La cultura prehispánica.

Los vecinos fueron ayudados por el grafitero profesional Óscar Ismael García Hernández y por pandillas barriales, como los ISK, los VN, los BPR 13, los MIR, los FEA y los NKL. La creación comunitaria, acompañada de la satisfacción de los que intervinieron en ella, fue inaugurada ayer en medio de una celebración realizada a mediodía.

La numerosa cantidad de "artistas" que puntualmente asistieron cada fin de semana para colaborar en la factura de este mural -fueron ellos los que seleccionaron el tema, según cuenta Chávez García-, hizo que las dimensiones de la obra crecieran considerablemente.

La cultura prehispánica mediría solamente 15 metros de ancho por tres de altura, pero terminó por abarcar un espacio aproximado a los 40 metros de anchura por cuatro de altura.

A los 86 individuos que participaron en la realización de La cultura prehispánica -43 niños de ocho a 12 años, 29 adolescentes de entre 13 y 17 años y 14 adultos desde los 22 hasta los 62 años- les llevó alrededor de cuatro meses terminar la obra. Ni uno aportó un solo peso. Con el recurso del PACMYC fue suficiente para comprar pinturas, brochas y rentar andamios.

Y hasta sobró dinero para replicar el proyecto en otras colonias del hemisferio sur de la ciudad. Dice Chávez García que el recurso económico de "La transformación del grafiti al arte pictórico" alcanzará para realizar 23 obras muralísticas más en colonias como El Sauz, Villa Guerrero, Lomas de Polanco y Santa Eduviges, que se irán realizando en el transcurso de este año y que llevarán por tema la lucha libre, la Virgen de Guadalupe y otras ideas que han sido seleccionadas por los propios vecinos.

El coordinador señala que los demás murales serán terminados "más rápido, porque son más pequeños que La cultura prehispánica". No descarta la posibilidad de que este proyecto pueda extenderse a otros puntos de la capital jalisciense, pues el "problema" del grafiti no discrimina ubicación espacial. Puede presentarse de igual manera en el norte, en el oriente o en el poniente de Guadalajara.

El "Peque" instruye a los pequeños


Por la naturaleza del proyecto y el interés que ha despertado entre los vecinos de esta colonia la realización de La cultura prehispánica, la Dirección General de Cultura (DGC) del Ayuntamiento tapatío ha colaborado en la iniciativa de Antonio Chávez García.

 La dependencia ha contratado al grafitero profesional Reynaldo Alejandro Martínez "Peque", autor de numerosos murales en la capital jalisciense, en el país y en el extranjero, para que ofrezca talleres gratuitos a los pequeños de estos barrios y de los que próximamente se unirán a "La transformación del grafiti al arte pictórico".

Temas

Lee También