Jueves, 23 de Enero 2020
Cultura | Representación tapatía en el World Stage Design

Cita internacional con los mejores de la creación escenográfica

Rodrigo Cortés partirá a Seúl, Corea, para presentar sus propuestas de El burgués gentilhombre y Amalia y los visitantes nocturnos

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO.- El escenógrafo tapatío Rodrigo Cortés ha sido seleccionado para participar en la segunda edición del World Stage Design que se celebrará a partir de septiembre en Seúl, Corea. En el marco de este festival que reunirá a los exponentes más importantes de la construcción escenográfica a nivel internacional, el creador jalisciense presentará las propuestas escénicas que realizó para las obras teatrales El burgués gentilhombre (con la Compañía Estatal de Teatro de Jalisco) y Amalia y los visitantes nocturnos (proyecto elaborado para el estado de Veracruz).

A diferencia de la Cuatrienal de Praga, otro evento del estilo pero de representación nacional al que también ha asistido este tapatío, el World Stage Design es el festival más importante a nivel individual. No obstante, la presencia mexicana será de las más fuertes este año, pues aparte de Cortés también han sido invitados los capitalinos Mónica Gaia, Felipe Man y Jorge Ballina. Solo 40 creadores de todo el mundo tendrán la oportunidad de estar en Seúl.

El World Stage Design se divide en tres categorías: trabajo digital, físico y sobre proyecto. Los aspirantes de este último apartado debían elaborar una escenografía de ciertos pasajes de La divina comedia, de Dante Alighieri. Cortés cuenta que "además de un alto nivel de calidad", el único requisito para ser aceptado es que la propuesta participante no superara el año de antigüedad.

El tapatío envió los dos trabajos antes mencionados para la segunda categoría y se hizo con uno de los 40 lugares disponibles. El carácter "lúdico, atractivo y barroco" de sus propuestas fueron los aspectos que el jurado observó para invitarlo, según detalla.

La exhibición de trabajos en el World Stage Design arrancará el 5 de septiembre y se prolongará durante dos semanas. Además de la realización de talleres, su programa incluye conferencias y charlas informales entre los expertos en artes escénicas que congrega, con el fin marcar los parámetros y las directrices de esta labor desde una perspectiva global. Otro aspecto importante es que los 40 participantes a su vez aspiran a un premio que se lleva a cabo en el marco del evento: mejor propuesta escenográfica, mejor propuesta de iluminación y mejor propuesta de sonido. El galardón consta de un reconocimiento y difusión internacional.

"Este festival tiene mucho prestigio, no se trata solo un aparador para exhibir ‘cositas’. Tiene lo mejor de cada área. Me hace ilusión saber que voy a compartir ideas y espacio con el ‘top’ de lo ‘top’. Y también me da gusto que haya eventos de este tipo, porque la escenografía es una profesión que difícilmente llega a ser valorada por sí sola; depende de otras cosas. No es una disciplina individualista, como la pintura. La creación escenográfica depende de un guión, de un director, de un actor, de los presupuestos. Todas las obras de arte colectivo sufren algo de eso, el teatro mismo lo padece", detalla Cortés.

Aunque la presencia en el World Stage Design es a través de invitación, los participantes tienen que costear sus gastos para asegurar su participación. Cortés busca patrocinios en el gobierno y la iniciativa privada para asistir a esta cita. Los interesados en contribuir pueden contactarlo por medio de su correo electrónico: rodscenography@gmail.com.

Convivencia con otras artes

Por desgracia, en Guadalajara no abundan las personas metidas de lleno en el ámbito de la creación del espacio escénico. Juan Manuel Aguilar "Mosco" es uno de los que se han abierto camino en esta disciplina y ahora también ha empezado a hacer eco el nombre del austriaco Benhard Rhen (responsable de la elaboración de las propuestas escenográficas de las tres producciones operísticas del Festival Cultural de Mayo). Pero el panorama es un tanto aciago de ahí en más.

La solución a este dilema que pone a la capital jalisciense por detrás de otras urbes del país consiste en "arreglar las cuestiones de difamación y de pleitos teatrales que, a pesar de que poco a poco se disipan gracias a la llegada de gente joven a la escena, siguen existiendo", opina Cortés. Y también en impulsar proyectos formativos para aquellos interesados en involucrarse en la construcción escenográfica.

El escenógrafo dice que la sinergia entre diversas ramas artísticas ha favorecido la generación de nuevas ideas entre la comunidad teatral, ya que ahora sus miembros son capaces de percibir que la escenografía puede darle mucho valor a una puesta en escena.
"Es imposible pensar el teatro solamente tomando en cuenta el guión, la actuación, la dirección. El teatro debe ser una atmósfera muy sensorial, muy visual, ya sea con una producción muy grande o solo con un lápiz y una luz arriba del escenario", añade.

Lo que es un hecho es que la escenografía no vive si no hay teatro. De ahí que la preocupación y la ocupación de Cortés estén orientadas a la conglomeración de otras artes en la escena para "llenarla de sorpresas" y, de paso, conseguir su evolución. Porque, si de algo está seguro, es que el encanto de la escenografía no reside en llenar un espacio con muebles y luces nada más. Lograr un todo espacial que conviva con los actores y deslumbre a los espectadores es la tarea de este escenógrafo.
 

Temas

Lee También