Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 18 de Octubre 2018
Cultura | La obra fue inaugurada el 23 de abril de 1979

31 años del Espacio Escultórico de la UNAM

Ha más de tres décadas el sitio sigue guardando a grandes talentos

Por: NTX

CIUDAD DE MÉXICO.- El Espacio Escultórico de la UNAM, lugar que nació como uno de los proyectos de arte colectivo más importantes e innovadores en México, ubicado en el Centro Cultural Universitario, cumple hoy 31 años.  

Esta obra colectiva, inaugurada el 23 de abril de 1979, fue ideada por algunos de los creadores jóvenes más propositivos de entonces en México: Helen Escobedo, Manuel Felguérez, Mathías Goeritz, Hersúa, Sebastián y Federico Silva.  

Su estructura, de inspiración geometrista, fue edificada de acuerdo a ciertas nociones prehispánicas de construcción, orientada según los puntos cardinales y en equilibrio con su entorno.  

Por ello, en su momento el grupo de escultores solicitó la asesoría de académicos de los institutos de Biología y Geología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), donde arte y ciencia coinciden para su construcción.  

'Desde la construcción de Ciudad Universitaria -sur de esta capital- los pintores se integraron con los arquitectos y como resultado tenemos esos inmensos murales. El arte como algo público', señaló José Manuel Covarrubias Solís, tesorero de esta casa de estudios.  

'Si lo pensamos bien, la estructura anular del Espacio Escultórico no es muy complicada; lo sorprendente fue que tuvieran la visión de intuir que el lugar albergaba esas formas', comentó el funcionario universitario.  

Decididos a trabajar en una de las zonas más rocosas de El Pedregal, en vez de modificar el entorno, los artistas respetaron las caprichosas superficies forjadas por la lava de los volcanes Xitle y Ajusco; más que alterar el ecosistema con elementos extraños.  

La idea fue crear una obra que se adaptara a la topografía y respetara flora y fauna, y en vez de hacer nuevos paisajes; el reto fue encontrar las formas que el mismo terreno ocultaba y que sólo esperaban ser reveladas.  

Como una anécdota, los artistas pasaron mucho tiempo analizando el sitio hasta encontrar una hondonada que les permitiera dar forma a un inmenso círculo que, al final, terminaría coronado por 64 módulos triangulares, que aún representan un enigma.  

Muchos especialistas han especulado sobre quién fue su autor, pero el sexteto de escultores decidió guardar celosamente el secreto
, 'pues la esencia de la obra radica en lo colectivo, no en la mitificación de individualidades'.

Temas

Lee También

Comentarios