Domingo, 19 de Enero 2020

Identifican redes cerebrales involucradas en pensamientos suicidas

Se identificaron dos circuitos que involucran distintas cortezas cerebrales que al alterarse en estructura, función o bioquímica pueden llevar al individuo a no poder controlar su comportamiento ni pensamiento

Por: NTX

Alteraciones en ciertas áreas cerebrales pueden conducir a pensamientos negativos y dificultades para regular las emociones, lo que estimula los pensamientos de suicidio. EFE / ARCHIVO

Alteraciones en ciertas áreas cerebrales pueden conducir a pensamientos negativos y dificultades para regular las emociones, lo que estimula los pensamientos de suicidio. EFE / ARCHIVO

Un grupo internacional de científicos identificó dos redes cerebrales que juegan un papel importante en los pensamientos y comportamientos suicidas, según un estudio publicado en la revista Molecular Psychiatry.

La primera de estas redes involucra a las áreas de la corteza prefrontal ventral medial y lateral, y sus conexiones con otras regiones del cerebro implicadas en la emoción. Las alteraciones en esta red pueden conducir a pensamientos negativos y dificultades para regular las emociones, lo que estimula los pensamientos de suicidio.

Mientras que el segundo circuito involucra a las regiones corteza prefrontal dorsal y el sistema de giro frontal inferior. Los cambios en ésta pueden influir en el intento de suicidio debido a su papel en la toma de decisiones, la generación de soluciones alternativas a los problemas y el control del comportamiento.

Si ambas redes se alteran en términos de su estructura, función o bioquímica, podrían llevar al individuo a tener pensamientos negativos sobre el futuro y a no poder controlar sus pensamientos. "Esto podría conducir a situaciones de mayor riesgo de suicidio", apuntó.

Lo anterior fue posible gracias a que los investigadores analizaron 131 estudios, en los que participaron más de 12 mil individuos; en los documentos observaron alteraciones en la estructura y función del cerebro que podrían aumentar el riesgo de suicidio en el individuo.

El suicidio es la segunda causa de mortalidad a nivel mundial entre los jóvenes de 15 a 29 años de edad, al reportar 800 mil defunciones al año. Incluso provoca más decesos que el cáncer y las enfermedades cardíacas, destacó el documento dirigido por la Universidad de Cambridge, en Reino Unido.

"Si podemos encontrar una manera de identificar a esos jóvenes con mayor riesgo, tendremos la oportunidad de intervenir y ayudarlos en esta etapa importante de sus vidas", dijo mediante un comunicado una de las autoras de la investigación, Lianna Schmaal, de la Universidad de Melbourne, en Australia.

OB

Temas

Lee También