Sábado, 24 de Octubre 2020

LO ÚLTIMO DE Suplementos

Vino y postres, la nueva pareja sensación

El Consejo Mexicano Vitivinícola (CMV) coloca sobre la mesa algunas sugerencias para descorchar un rico vino y disfrutar de un magnífico postre

Por: Francisco González

EL INFORMADOR • F. González

EL INFORMADOR • F. González

Se suele decir que el vino es buen compañero de toda comida y para el postre, un café que contraste con los sabores dulces. Pero esa no es una regla que siempre deba seguirse al pie, y te sorprendería lo mucho que la sobremesa cambia cuando le agregas la copita de vino correcta al dulzor del alimento final.

El Consejo Mexicano Vitivinícola (CMV) nos ofrece tres consejos para conseguir la combinación perfecta de vino-postre. Primero, verificar la acidez (el vino es ácido y va con postres frutales, por ejemplo); segundo la intensidad (entre más intenso sea el sabor del postre, más debe serlo en sabor del vino); y tres, la dulzura (vino más dulce que el postre).

Si bien son útiles estas guías, el premio viene cuando jugamos con los sabores y nos abrimos a nuevas experiencias sensoriales. El CMV coloca sobre la mesa algunas sugerencias para descorchar un rico vino y disfrutar de un magnífico postre. ¡Bon appétit!

Jericalla

CORTESÍA

El postre de postres para los tapatíos. Su origen siempre ha estado envuelto en leyendas, pero no se puede negar su parecido a la natilla europea se cree que viene de Jérica, España. En sus ingredientes se aprecia el mestizaje culinario propio de la colonia, la jericalla mezcla leche, canela, azúcar, huevo y vainilla. Tras batirlos y hornearlos se obtiene este postre de textura ligera y gusto goloso.

Maridaje sugerido: Al servirla armonízala con un Espumoso Brut de Puerta del Lobo en El Marques, Querétaro ($450 pesos). Su tienda en línea la encuentras en www.puertadellobo.mx

Capirotada

CORTESÍA

Otro clásico que se hace con rebanadas de bolillo duro o pan tostado, se adereza con piloncillo, pasas mexicanas, nueces y queso rallado. Este postre comenzó a ganar fama del Norte al Sur, y era un clásico de la Cuaresma, aunque ahora todo el año es posible encontrarlo.

Es un postre típico del Norte del país y a pesar de que se consume principalmente en Cuaresma, es fácil encontrarlo todo el año por su sencillez y sabor.

Maridaje sugerido: La manera ideal de acompañarlo es con un Lloro de Tierra ($250 pesos) de Cuna de Tierra en Dolores, Guanajuato. Su tienda en línea la encuentras en www.cunadetierra.com

Pan de elote

CORTESÍA

Otro que no niega la etiqueta de “Hecho de México”. Tras la conquista se fue el penacho, pero llegaron las técnicas de repostería al “Nuevo Mundo” y al incorporar al maíz dentro de sus prácticas dieron origen a un panqué que, hasta la fecha, es de los consentidos en nuestro país.

Maridaje sugerido: Este esponjoso postre va perfecto con un Capricornius ($499 pesos) de El Cielo en Valle de Guadalupe, Baja California. Su tienda en línea se encuentra en www.vinoselcielo.com

Ate con queso

CORTESÍA

Un dulce nacido en el virreinato, cuando los frailes franciscanos tuvieron la idea de elaborar una pasta de membrillo (una fruta que destaca por su acidez) con azúcar a la cual se le sometía a una alta temperatura para lograr un bloque gelatinoso. Normalmente se acompaña con rebanadas de queso y era un clásico de aquellos que poco a poco está regresando a las mesas.

Maridaje sugerido: Este dulce tradicional va de maravillas con

Si buscas maridar este tradicional dulce te sugerimos Blend de Malbec, Grenache Mouvedre y Shiraz ($419 pesos) de Hacienda Florida en Coahuila. Su tienda en línea está en www.haciendaflorida.com.mx

JL

Suplemento Pasaporte

Temas

Lee También