Sábado, 08 de Agosto 2020
Suplementos | Gastrónomo Callejero

Cuando las cosas se hacen bien

Piggy Back abrió el camino a estos deliciosos lugares para desayunar con clase y estilo

Por: @superchofo

Local. Un espacio amable para disfrutar de la comida. ESPECIAL

Local. Un espacio amable para disfrutar de la comida. ESPECIAL

Corría el mes de abril de 2012 cuando sirvió su primer platillo; sí, el mismo que los puso en el mapa: chilaquiles con camarón ($95), innovando de manera única un platillo tan tradicional en nuestra ciudad. Con totopos muy crujientes que llegan a tu mesa y con una salsa de tomate muy bien balanceada sin picor, en donde ningún sabor le gana al otro, y coronado con tres camarones, es un platillo genial para iniciar el día. Lo acompañan con un pequeño caldito de camarón, frijoles y panela (muy delgadita, pero de muy buen sabor).

Tienen otros chilaquiles tapatíos ($95) que son como lo mejor de dos mundos; para esas veces que no sabes si ir por una torta ahogada o unos chilaquiles, aquí se despeja el antojo. Es un platillo digno de la innovación. Tiene una cama de frijoles, un poco más enteros que los anteriores, luego totopos fritos en cuadritos mezclados con buche y pancita en una salsa especial de jitomate que acompañan con salsa de chile de árbol, de ahogada of course. Sientes que te estas comiendo un taco dorado con carne, es muy original y creo que muy bien logrado. Es lo mejor de dos mundos.

Ofrecen una gran variedad de platillos entre ellos la gordita de machaca de camarón ($22) que sirven de individual, por lo que puedes probar de muchas: queso con chilorio, machaca de res, asientos, chistorra, entre otros. La de machaca de camarón es muy rica (aunque pensé que vendría de camarón seco), era de un guiso de este molusco natural con una cama de queso y una gordita no muy generosa pero muy cumplidora.

Tuve la oportunidad de probar huevos revueltos con machaca de res ($75), creo que es el mejor machacado con huevo que he probado, una carne muy limpia y suave. A veces, creo que la mayoría de ellas, los restaurantes no se fijan, pero vienen pedacitos muy duros que son poco masticables. Aquí no es el caso, todo estaba a la perfección y riquísimo… Aplausos.

También probé, si ya sé que no es buffet, pero me fui como gordo en tobogán, el taco de pancita ($35) que no fue mi favorito en la vida pero es cumplidor. Viene en tortilla de maíz con una buena embarrada de frijoles, acompañado de aguacate y salsa.

Es un gran acierto que el servicio sea puntual, y para ello no digo que estén sobre ti viendo qué te falta; sino que preparan todo para no tener que llamarlos. Al traer cada platillo te acompañan con todo lo que necesitarás de él y es muy cómodo, y se agradece que cada platillo venga con una pequeña poción de la salsa que corresponde o el acompañamiento que lleva. Además de tener esa buena vibra y trabajar por gusto. Súper servicio.

El horario es de 9:00 am a 3:00 pm y aunque en algún momento abrieron de noche y no les fue tan bien como en sus desayunos, siento que bien pudieran ya ofrecer comida y les iría fantástico, porque tienen todo: dedicación, sazón y amor a la profesión.

Cuentan con servicio a domicilio sin cargo extra en una zona cercana y también puedes pedir por Rappi y SinDelantal.

¡Muchos años más Piggy Back!

¡Sé feliz!

Piggy Back

D: Calle Progreso 537, Col. Americana.
T: 3332248721.
@_piggy_back

  • Comida *****
  • Lugar *****
  • Ambiente *****

Temas

Lee También