Sábado, 06 de Junio 2020

Médicos exigen equipo médico y disculpa de Zoé Robledo

Personal del Hospital General Regional 72 levantan la voz contra carencias e imprudencias que propiciaron el contagio de 19 médicos residentes

Por: SUN

En el Hospital Regional Número 72 de Tlalnepantla, donde se han presentado contagios entre el personal médico, se realizaron labores de sanitización. SUN/H. García

En el Hospital Regional Número 72 de Tlalnepantla, donde se han presentado contagios entre el personal médico, se realizaron labores de sanitización. SUN/H. García

Al denunciar que 19 de 26 médicos residentes de Medicina Interna y siete estudiantes internos del Hospital General Regional (HGR) 72 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) están contagiados con COVID-19, los profesionales de la salud exigieron una disculpa pública del director general, Zoé Robledo Aburto, así como equipo de protección personal e insumos suficientes para atender a la derechohabiencia.

"Negar la presencia de brotes en los hospitales no conducirá a gestionarlos, además de otorgar los insumos suficientes para el diagnóstico, valoración y tratamiento de los pacientes no solo con COVID-19 sino para el resto que se encuentra en una situación de extrema importancia dada la falta de insumos generales que por años ha aquejado este hospital y que ahora más que nunca se hace evidente", indica la carta dirigida al secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela.

En el documento que también se dirige a Hugo López-Gatell Ramírez, se denuncian omisiones y falta de equipo de protección personal así como capacitación, lo que derivó en el contagio del personal de salud.

Los médicos relatan que el pasado 24 de marzo ingresó al servicio de Medicina Interna una paciente con cuadro respiratorio, incluso cuando la instrucción era que ningún derechohabiente con este tipo de afección sería ingresado a piso.

"Ante esta precaria situación tomamos las medidas necesarias comprando por nuestros propios medios material para nuestra protección como cubrebocas quirúrgicos y N95, así como goggles, mascarillas, jabón, alcohol-gel y toallitas húmedas con cloro porque no había suficientes en el hospital y las autoridades nos indicaron que era parte de nuestro compromiso como médicos conseguir recursos por nuestros propios medios".

Los médicos residentes, en calidad de pacientes con COVID-19 exigieron que esta situación no se reproduzca en otros hospitales; "que se aprenda rápidamente de los errores para evitar que los trabajadores de la salud, sin importar nuestra categoría al interior de las diferentes instituciones, enfermemos. Queremos trabajar, queremos servir y queremos vivir para enseñar a las siguientes generaciones".
 

Coronavirus

Temas

Lee También