Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 14 de Diciembre 2018

Guerra entre cárteles inició en 1987: testigo en juicio contra el "Chapo"

Ese año, Guzmán Loera pidió permiso a Juan José Esparragoza el “Azul” para matar a los Arellano Félix, como venganza por la muerte de dos "compadres"

Por: El Informador

De acuerdo con el testigo, el

De acuerdo con el testigo, el "Chapo" justificaba la violencia netre los cárteles de Sinaloa y el de Tijuana con la frase: “o va a llorar tu mamá o va a llorar la mamá de ellos”. AP

Miguel Ángel Martínez Martínez, alias el “Gordo” o el “Tololoche”, reveló que la guerra entre cárteles mexicanos del narcotráfico comenzó en 1987, cuando acompañó a Joaquín “Chapo” Guzmán para pedir autorización a Juan José Esparragoza el “Azul” para matar a los líderes del grupo rival de Tijuana.

En el segundo día de su testimonio en el juicio contra el “Chapo” en Nueva York, Martínez contó que ambos visitaron a Esparragoza en el Reclusorio Sur de la Ciudad de México para pedirle autorización para matar a los hermanos Arellano Félix, Ramón y Benjamín, con el fin de vengar el asesinato de dos “compadres” del acusado.

“El Gordo” dijo que llegaron al reclusorio a las ocho de la noche, fuera de las horas de visita regulares, pese a lo cual los guardias les permitieron ingresar para de ahí conducirlos directamente hasta donde se encontraba Esparragoza.

La razón del inusual recibimiento es que los guardias “estaban pagados por el señor”, reveló Martínez, quien utiliza un tono de reverencial respeto al referirse a Guzmán y sus socios. Guzmán, ataviado de traje y corbata, tomaba notas constantes durante el testimonio.

En el Reclusorio Sur se encontraba un grupo de “música folklórica mexicana” y para consumir había de todo, según Martínez. Eso incluía un menú de “sirloin, langosta y codorniz”, así como whisky, coñac y drogas.

Los empleados de la prisión fungían como meseros y cocineros, y durante el día limpiaban la celda de Esparragoza, y se encargaban de su seguridad. En esa reunión, Esparragoza permitió el inicio de la “guerra”, y “a los poquitos días empezaron los muertos”, declaró Martínez.

De acuerdo con el testigo, ese fue el inicio de la debacle del cártel de Sinaloa, un conflicto que generó una violencia desatada que Guzmán justificaba así: “O va a llorar tu mamá o va a llorar la mamá de ellos”.

Tras iniciar la guerra, los involucrados “se volvieron famosos”, y los retratos tanto de los líderes del cártel de Sinaloa como del de Tijuana aparecieron en todos los medios de manera recurrente, lo que permitió la eventual captura de Guzmán, explicó Martínez.

Temas

Lee También

Comentarios