Jueves, 19 de Mayo 2022

El bebé Tadeo: De un cementerio en CDMX al penal de Puebla

El caso despertó indignación, así como diversas incógnitas en torno a cómo terminó el cuerpo en un contenedor de basura

Por: SUN .

Sospechan que el cuerpo del pequeño fue utilizado para introducir drogas al penal durante una visita familiar. ESPECIAL

Sospechan que el cuerpo del pequeño fue utilizado para introducir drogas al penal durante una visita familiar. ESPECIAL

El hallazgo del cuerpo de un bebé en el basurero del penal de Puebla causó indignación entre la población, pero también levantó diversas incógnitas respecto a la identidad del bebé, cómo y por qué fue ingresado al penal, así como los responsables en torno al caso.

Por lo anterior, esto es lo que se sabe al respecto: El bebé se llamaba Tadeo y nació el 4 de octubre del 2021 en un hospital del Estado de México, de acuerdo con un acta de defunción presentada por sus padres en la Fiscalía de Puebla.

El menor presentó problemas intestinales, por lo que el pasado 5 de enero falleció en un hospital de la Ciudad de México. Un día después de su deceso, el 6 de enero, el pequeño Tadeo fue sepultado por sus padres en un panteón ubicado en la alcaldía Iztapalapa, en la Ciudad de México.

Hallan el cuerpo del bebé en el penal de Puebla

El 10 de enero, el cuerpo de Tadeo -aún sin identificar- fue localizado en un basurero del Centro de Readaptación Social (CERESO) de San Miguel, Puebla.

El hallazgo lo hizo una de las personas privadas de su libertad que permanece en el CERESO, mientras buscaba materiales reutilizables para venderlos dentro del penal, como lo informó días después Saskia Niño de Rivera, presidenta de la organización ReInserta.

Ese mismo día, la Fiscalía General del Estado de Puebla hizo el levantamiento del cuerpo, el cual presentaba una herida a la altura del abdomen. El 14 de enero, Saskia Niño de Rivera denunció el hallazgo del bebé de tres meses de edad y señaló que el menor ingresó en una visita familiar.

Una de las hipótesis del hallazgo del cuerpo fue que pudo haber sido usado para ingresar droga al penal, esto debido a la incisión de siete centímetros en el área del abdomen que presentaba el cadáver.

Padres de Tadeo denuncian exhumación

Al escuchar sobre el caso en medios de comunicación, los padres de Tadeo sospecharon que se trataba de su bebé, a quien sepultaron en días anteriores; el detonante de la sospecha fue el brazalete que portaba el bebé en su muñeca izquierda y que tenía los apellidos Ayala Peralta, los mismos que su pequeño fallecido.

Los padres del menor acudieron al cementerio donde se encontraba sepultado su bebé, pero encontraron la tumba vacía. Fue en el mismo cementerio que recibieron amenazas para que no denunciaran el hecho.

No obstante, los padres de Tadeo acudieron a la Fiscalía de la CDMX a presentar la denuncia, por lo que se comenzó una investigación para determinar si la posible exhumación del pequeño de tres meses coincidía con el cuerpo hallado en el penal de Puebla.

Identifican a responsable

Este sábado 22 de enero, la Fiscalía de Puebla anunció la identificación, mediante el análisis de videos de seguridad y de la bitácora de visitas, tanto de las personas que ingresaron el cuerpo del bebé Tadeo al penal como de la que lo depositó en el contenedor de basura del sitio.

Además, la prueba genética determinó que existe correspondencia entre el cuerpo del bebé hallado en el contenedor de basura del Centro Penitenciario de Puebla y las dos personas que dicen ser sus padres.

Cuerpo del bebé es entregado a sus padres

Saskia Niño de Rivera confirmó que el bebé Tadeo ya se encuentra con su familia luego de que la Fiscalía de Puebla entregara el cuerpo a sus padres tras realizar los peritajes correspondientes de ley.

JM

Temas

Lee También