Domingo, 02 de Octubre 2022

Caravana de indocumentados marcha por el Día del Migrante

Llegaron a las instalaciones de la embajada de EU para exigir que se respeten sus derechos

Por: EFE

Migrantes exigieron el respeto a sus derechos humanos. EFE/S. Gutiérrez

Migrantes exigieron el respeto a sus derechos humanos. EFE/S. Gutiérrez

Cientos de integrantes de la caravana migrante que partió en octubre pasado de Tapachula, Chiapas, marcharon ayer en Ciudad de México para conmemorar el Día Internacional del Migrante, exigir respeto a sus derechos y que se detenga la violencia en su contra.

Los indocumentados caminaron por la emblemática avenida Reforma, en el centro de la capital, cargando pancartas con leyendas como “Migrar no es un crimen, criminal es el Gobierno”, “Nadie es ilegal, abajo los muros y las fronteras” y “La comunidad LGBT también migra, buscamos respeto y libertad”.

De manera pacífica, los manifestantes llegaron a las instalaciones de la embajada de Estados Unidos para exigir que se respeten sus derechos y pedir un alto a la violencia contra ellos, pues durante su camino por México han tenido enfrentamientos con representantes de la Guardia Nacional y autoridades del Instituto Nacional de Migración (INM).

Recordaron que han recorrido más de mil 600 kilómetros en territorio mexicano en busca de llegar a Estados Unidos para mejorar sus condiciones de vida, aunque en el camino se han visto mermados en cantidad debido a que algunos han aceptado los ofrecimientos del Gobierno para regularizarles y darles trabajo.

Madres de migrantes desaparecidos aprovecharon el momento para pedir que se respete la vida de las personas que migran “por este territorio y por todo el mundo”.

Asimismo, exigieron que se les permita acceder a países como México para buscar a sus hijos y reclamaron que ninguna desaparición ni ninguna muerte quede en la impunidad.

Señalaron que las personas se ven obligadas a salir de sus países principalmente por las difíciles condiciones de vida y la violencia que padecen en sus lugares de origen y por el solo hecho de querer una vida mejor siguen migrando.

La caravana, en su mayoría integrada por centroamericanos y haitianos, llegó el pasado 13 de diciembre a la Ciudad de México, tras haber partido el pasado 23 de octubre desde la ciudad de Tapachula, en Chiapas.

Desde su arribo a la capital mexicana la actividad de la caravana ha sido intensa, pues se reunieron con la presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Rosario Piedra, además de con autoridades capitalinas, con quienes acordaron la regularización de los cerca de 500 integrantes del continente y permitirles el paso hacia el norte a quienes deseen continuar su ruta. 

Ven ONG grandes retrocesos

En el marco del Día Internacional del Migrante las organizaciones, encabezadas por la Fundación para la Justicia, puntualizaron que el 2021 “fue un año de retrocesos” en el tema migratorio pues inició y termina con tragedias que involucran a personas migrantes.

“Y son reflejo y consecuencia de políticas migratorias fallidas y de la corrupción que sigue siendo una realidad intocada”, lamentaron.

Criticaron que en el afán de contener la migración hacia Estados Unidos, gobiernos como los de México, Honduras, Guatemala, El Salvador y otros países están endurenciendo y militarizando las políticas migratorias.

Esto “sin medir el costo humano de estas medidas. Consiguiendo con ello que la frontera entre Estados Unidos y México sea ya reconocida como la más letal del mundo”, precisaron.

Dijeron que aunque hay tragedias visibles como la masacre de Camargo, en Tamaulipas, ocurrida el pasado 22 de enero, en la cual 19 migrantes murieron; así como el accidente de un tráiler del pasado 9 de diciembre en Chiapas, que cobró la vida de 56 indocumentados y dejó cientos de lesionados son las más visibles.

Sin embargo, recalcaron que “la tragedia que viven las personas migrantes es dolorosamente cotidiana y muchas veces silenciosa”.

Esto incluye desapariciones, ejecuciones, extorsiones, violaciones, torturas y otras vejaciones y violaciones los derechos humanos de los migrantes “sin que las autoridades de los países de origen, destino y trayecto respondan por ello ni hagan algo para frenarlo”.

Recordaron también que el tráfico ilegal de personas migrantes es uno de los negocios más lucrativos, pero éste no sería posible sin la participación o tolerancia de las autoridades “ni perduraría si cumplieran con sus obligaciones de prevención e investigación”.

Aseguraron que contrario a ello, la Fiscalía General de la República (FGR) ha perpetrado “una impunidad sistémica que cimienta las bases de este flagelo humanitario”. 

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones