Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 16 de Diciembre 2018

Zapopan es el que tiene más tiraderos clandestinos de escombro 

En su territorio se encuentran 19 de los 25 vertederos localizados por la Proepa,  principalmente en el bosque La Primavera

Por: El Informador

Señalan que en 2005 hubo un auge de construcción en la zona del Valle de Tesistán. EL INFORMADOR/Archivo

Señalan que en 2005 hubo un auge de construcción en la zona del Valle de Tesistán. EL INFORMADOR/Archivo

De los 25 tiraderos clandestinos de escombro que la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente (Proepa) detectó en la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG) entre enero de 2015 y septiembre de 2018, 19 se ubicaron en Zapopan.

Como respuesta a una solicitud de información, vía Transparencia, la dependencia indicó que el resto se encontró en Tlajomulco, Tonalá y Zapotlanejo.

Sin embargo, el jefe del área técnica de la Dirección de Inspección y Vigilancia del Ayuntamiento zapopano, Miguel Ángel González, acentuó que en ese periodo la administración de Pablo Lemus recibió 50 reportes de estos espacios irregulares principalmente en El Bajío, la colonia Lomas de la Primavera y la zona aledaña a carretera a Saltillo.

El funcionario reconoció que no hay sancionados y se desconoce a los propietarios de los predios, que son en su mayoría terrenos ejidales en proceso de regularización.

Jorge Alcocer, de la asociación civil “Anillo Primavera”, explicó que en el caso del Bosque La Primavera, una de las principales zonas de escurrimiento de la ciudad, la presencia de escombro afecta la filtración de agua y la fauna que habita en el Área Natural Protegida (ANP) pierde sus espacios.

El Bosque La Primavera, sitio preferido para tirar escombro

De los 19 tiraderos clandestinos de escombro que la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente (Proepa) encontró en Zapopan entre enero de 2015 y septiembre de 2018, 12 se encuentran en el interior del bosque La Primavera y en sus áreas circundantes.

Sin embargo, Pedro Alcocer, de la asociación civil “Anillo Primavera”, indicó que esa Área Natural Protegida (ANP) no sólo es utilizada para depositar de forma irregular desechos de construcción, sino también para obtenerlos.

“Lo que se ha encontrado en el interior del bosque, sobre todo por la zona de San Isidro Mazatepec, son bancos de materiales. De pronto también hay tiraderos de escombro. Estos son mucho más complicados de identificar. Normalmente han aparecido en los poblados cercanos a La Primavera y La Venta del Astillero”.

Alcocer señaló que la práctica de depositar escombros de manera ilícita funciona de manera cíclica. Por ejemplo, dijo que en 2005 hubo un auge de construcción en el Valle de Tesistán y 10 años después hubo otro que incluyó obras como el Macrolibramiento.

A finales de enero de este año, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) indicó que, tras una denuncia ciudadana, acudió a realizar una visita de inspección en La Primavera y encontró “un área con diversos montículos de escombro compuestos por concreto fragmentado y ladrillo”.

El 7 de junio de 2000, La Primavera fue declarada ANP con categoría de Área de Protección de Flora y Fauna. Según la Profepa, comprende la zona de traslape entre dos provincias florísticas: la Sierra Madre Occidental y las sierras Meridionales o Eje Neovolcánico Transversal, y está constituida por áreas montañosas aisladas, donde se distribuyen diferentes comunidades vegetales conformadas por bosques de encino-pino, encino, pino, vegetación riparia y bosque tropical caducifolio.

TLAJOMULCO

Reportan una sanción

La Fiscalía Ambiental de Tlajomulco ha encontrado 11 tiraderos clandestinos de escombro en lo que va del año, producto de más de dos mil denuncias. Sin embargo, el municipio sólo ha impuesto una sanción a una empresa cementera.

La Conagua señala problema

En su Programa Hídrico Estatal 2014-2018 del Estado de Jalisco, la Comisión Estatal del Agua (Conagua) indicó que algunos espacios de la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG) como barrancas y depresiones han sido rellenadas con materiales diversos, entre ellos escombro y basura. La dependencia destacó que debido a lo anterior se ha disminuido la capacidad hidráulica de estos cuerpos para desalojar aguas pluviales.

Académica del ITESO

Una investigación realizada en 2015 por Nadia Ayala, académica del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO) y fundadora de Kiltik Consultoría, encontró que la generación de escombro en la ZMG era hasta seis veces más que la que aparecía en las cifras oficiales.

Tonalá prevé adecuar reglamento

Uno de los principales problemas que enfrentan las autoridades es el hecho de que las zonas que son utilizadas para depositar escombro de manera ilegal son superiores a las que aparecen en los registros oficiales.

En el caso de Tonalá, la Proepa halló dos tiraderos clandestinos desde 2015. Sin embargo, la directora de Gestión Ambiental del municipio, Dunieska Sánchez, no descartó que la cifra sea mayor y señaló que la actual administración cuenta con un reglamento de Ecología poco adecuado en el tema.

“No dudo que haya algo más. La verdad, si te das una vuelta por Tonalá encuentras no sólo tiraderos, sino muchas otras (situaciones) problemáticas”.

La funcionaria agregó que las sanciones que se imponen actualmente son “ridículas”, pues se castiga con un monto que va de los cinco a los 10 salarios mínimos. Sánchez prevé que en abril se actualice la normatividad.

Las ruinas de las fincas van a parar a las reservas naturales. EL INFORMADOR/Archivo

LA VOZ DEL EXPERTO

Se requiere una planta de reciclaje

Nadia Ayala (académica del ITESO)

La investigadora resaltó que una de las acciones que se requieren para solucionar el problema de los tiraderos clandestinos de escombro es una planta de reciclaje que pueda recibir la totalidad de los materiales de construcción que se desechan.

Actualmente sólo hay una, ubicada en la Ciudad de México, capaz de procesar materiales pétreos, principales desechos que generan las constructoras.

Ayala estimó que una primera etapa de la obra requeriría entre 20 y 30 millones de pesos. Explicó que contar con un lugar de este tipo permitiría combatir esta práctica ilegal.

Por otro lado, indicó que las autoridades nunca podrán contar con los recursos humanos y económicos para supervisar toda la ZMG en busca de tiraderos, por lo que se deben tomar otras medias.

La investigadora propuso que se establezca como requisito para la autorización de cualquier obra que los encargados presenten un plan de manejo de residuos en el que expliquen qué es lo que van a hacer con el escombro que generen y en dónde lo van a colocar.

De la misma forma, se debe regular a los transportistas. La falta de registro ante las autoridades genera un negocio que no tiene normativa alguna y que degenera tanto en prácticas de dudosa ética como en un campo laboral donde los propios trabajadores enfrentan competencia desleal y tarifas injustas.

TELÓN DE FONDO

Desechos de obras van a tiraderos clandestinos

El 23 de febrero de 2015, este medio de comunicación publicó que en Jalisco 90% del escombro generado por todas las obras públicas y privadas va a dar a tiraderos clandestinos, incluso de Áreas Naturales Protegidas. Esto provoca la erosión de suelos y el bloqueo de cauces pluviales que generan inundaciones y contaminación.

La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción justificó esta práctica y señaló que no había un sitio exclusivo para la recepción de estos residuos. Sin embargo, indicó que los existentes (Picachos, Hassar’s, Laureles y Enerways) estaban alejados su traslado implicaba una inversión “importante”.

En esa fecha también se dio a conocer que el Ayuntamiento de Zapopan clausuró 10 tiraderos ilegales de escombro durante 2013, pero fungió como cliente de otros que operaban en otros municipios de la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Se destacó que los desechos generados por el cambio de asfalto con concreto hidráulico en las avenidas Acueducto y López Mateos fueron a dar a tres espacios irregulares ubicados en las cercanías de la barranca de Oblatos, camino antiguo a Mazatepec y camino antiguo a Santa María Tequepexpan. Llevar el escombro a estos sitios costó dos millones 961 mil 120 pesos.

Temas

Lee También

Comentarios