Viernes, 27 de Enero 2023

Transporte masivo mueve al día a 700 mil usuarios

Tren Ligero, líneas troncales y Peribús brindan un servicio accesible y seguro

Por: El Informador

Algunos pasajeros prefieren el Peribús y el Tren Ligero debido a que hay menos riesgo de accidentes. EL INFORMADOR/A. Navarro

Algunos pasajeros prefieren el Peribús y el Tren Ligero debido a que hay menos riesgo de accidentes. EL INFORMADOR/A. Navarro

Para trasladarse a su trabajo ubicado en la Zona Centro, Karla Martínez toma la Línea 1 del Tren Ligero, aunque tres rutas del transporte colectivo le quedan a tan solo una cuadra de su casa, prefiere caminar alrededor de cuatro cuadras hacia la estación Washington para llegar al mismo destino. 

“Me parece que es más rápido. Aunque esta línea tampoco tiene aire acondicionado, en los camiones no la paso bien porque es más caluroso. Los choferes a veces aceleran mucho o frenan de golpe y me siento menos segura que en el tren”, argumentó.  

Actualmente, las tres líneas del Tren Ligero, la troncal del Macrobús y el Peribús mueven un promedio de 701 mil 264 usuarios al día, según estadísticas del Sistema de Tren Eléctrico Urbano (Siteur). 

Previo a la puesta en marcha del Peribús, el transporte público masivo movía a menos de medio millón de usuarios al día en la ciudad. El BRT (Bus Rapid Transit)  que circula sobre Periférico desde enero pasado, registra un promedio de 300 mil viajes diarios. 

A tan sólo tres meses de su puesta en marcha, el Observatorio Ciudadano de Movilidad y Transporte emitió un paquete de recomendaciones dirigido al titular del Ejecutivo estatal y la Coordinación General Estratégica de Gestión del Territorio para que se brinde un servicio más eficiente, accesible y seguro en el Periférico. 

Se solicita llevar a cabo una inspección de seguridad vial en las estaciones y sus entornos. “Realizar un estudio de diagnóstico del servicio de las rutas alimentadoras, complementarias y de Mi Macro Periférico, específicamente para reevaluar la demanda actual y futura”. 

Debido a que el Peribús se convirtió en el transporte público masivo que más viajes realiza en la Zona Metropolitana de Guadalajara, en marzo pasado, el gobernador anunció una inversión de 52 millones de pesos para mejorar el servicio.

Informó que se comprarán más camiones para todo el sistema. “La demanda fue más grande y creció de una manera más rápida de lo que hubiéramos pensado, y eso tuvo una presión muy importante en las alimentadoras, en las complementarias y en las troncales también”. 

TELÓN DE FONDO

Compiten por pasaje

Ante la falta de un reordenamiento de las rutas del transporte público colectivo que circulan en corredores como Ávila Camacho o Revolución, una decena de derroteros compiten por los pasajeros con la Línea 3 del Tren Ligero. 

De las cerca de 60 rutas que se tenían registradas sobre ese corredor, sólo se modificaron 25 tras la puesta en marcha de la L3, de las cuales 10 todavía comparten la prestación del servicio en tramos de tres hasta 8.8 kilómetros.

“De lunes a viernes circulo por Ávila Camacho y en las horas pico es absurdo que circulen tantos camiones provocando caos vial con tantas paradas”, lamenta César Estrada. 

Claudia García, otra usuaria del transporte público, comenta que falta que mejoren las rutas alimentadoras de la Línea 3, “para que más gente se suba al tren”. 

Por su parte, la Secretaría de Transporte (Setran) señaló que “no se puede considerar que comparten pasajeros, toda vez que las rutas que operan sobre la avenida Juan Gil Preciado de forma paralela al tren no tienen el destino en las estaciones del Tren Ligero, sino en tres puntos atractores de viaje, entre estos ‘Zapopan Centro, Plaza Patria y Centro de Transferencia Modal (Cetram Normal)’”.

Añadió que no son competencia debido a que atienden demandas y puntos “atractores” específicos, con lo que se genera mayor accesibilidad a los usuarios al menor costo y sin pérdidas en el tiempo de viaje.

Mayor cobertura con L4 y BRT al aeropuerto 

Con la construcción de la Línea 4 (L4) del Tren Ligero hacia Tlajomulco y el proyecto del BRT (Bus Rapid Transit) sobre carretera a Chapala, se ampliará la cobertura del sistema de transporte público masivo en la Zona Metropolitana de Guadalajara. 

La L4 que conectará con el Macrobús y el Peribús, moverá alrededor de 106 mil usuarios al día, que se sumarán a los más de 701 mil viajes diarios que se realizan en los corredores masivos que ya operan. 

Contará con ocho estaciones: Las Juntas, Periférico Sur, Adolf Horn, Concepción del Valle, San Sebastián, La Fortuna, Centro Universitario y Centro de Tlajomulco. La inversión total será de nueve mil 137 millones de pesos, con aportaciones de los Gobiernos federal y estatal, y la iniciativa privada.

De acuerdo con los documentos de preinversión elaborados por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), el proyecto requerirá de la creación de un Centro de Transferencia Modal entre la Línea 4 y el Macrobús. “El cual permita la transferencia eficiente y segura de los usuarios que realicen el transbordo entre ambas troncales”. 

Alternativa a modelo obsoleto

De acuerdo con los estudios de preinversión de la Línea 4, este proyecto surgió debido a la ineficiencia del transporte público en las colonias y fraccionamientos que se han constituidos en la periferia hacia el centro de Tlajomulco de Zúñiga. 

La Alianza de Camioneros de Jalisco, el grupo Norte-Sur y el Grupo Tlaquepaque son las principales empresas que brindan el servicio en parte de la zona donde se plantea el proyecto.

Los principales problemas son el congestionamiento vial, las mermas en los ingresos del sistema, aumento en las emisiones contaminantes y el aumento del costo por kilómetro. 

A estos se suman los accidentes viales en los que se ven involucradas las unidades del transporte público colectivo, que en los primeros cuatro meses de este año registró un aumento. 

José María Martínez. Coordinador de la bancada de Morena. ESPECIAL

Morena, contra el subsidio al transporte público

La fracción de Morena en el Congreso votará contra el subsidio al transporte público que impulsa el gobernador de Jalisco, ya que “sólo busca seguir alimentando al ‘pulpo camionero’ de la ciudad”, responde el coordinador José María Martínez. 

“No solaparemos que sigan haciendo negocio con los servicios públicos, no permitiremos que sigan utilizando a la ciudadanía como escudo para cubrir sus intereses privados. Primero, necesitamos que nos informen, por ejemplo, en qué se ha utilizado el excedente de ingresos por concepto del cambio que no otorgan las ‘alcancías rateras’ a los miles de usuarios que pagan 10 pesos por usar el servicio. Necesitamos que nos aclaren por qué no hacer un esquema diferente, donde los usuarios realmente vean en sus bolsillos que el subsidio que se otorga impacta positivamente en su economía”. 

Recordó que una de las primeras acciones en esta administración fue aumentar la tarifa de 7.5 a 9.5 pesos. Además, se puso en marcha un programa de modernización de unidades, así como el prepago. “Los mayores beneficiarios han sido los concesionarios del transporte público, ya que se han erogado gran cantidad de recursos públicos para equipar y dotar a las unidades, sin que los concesionarios tengan que poner un peso de su bolsa. Ahora nos encontramos con un nuevo escenario, ante las presiones de los concesionarios, para la creación de un fondo para usuarios del transporte público para que la tarifa no aumente hasta diciembre de 2024. Se propone para la creación de este fondo 500 millones de pesos anuales, los cuales, dicen ellos, es para subsidiar directamente a las personas. Aquí comienza la falsedad de sus declaraciones. El fondo del asunto no recae en el sistema de subsidios, sino en sus destinatarios directos (los transportistas), haciendo de lo público un negocio particular”.

Pidió información sobre los beneficios para la población por todos los recursos transferidos al sector transportista. “Si la población se siente más segura al realizar sus traslados, si está conforme con el servicio, si existen motivos suficientes para justificar este dispendio de recursos públicos”. 

Bajo el amparo de la supuesta preocupación por el bienestar de las personas, subrayó que no es posible que Movimiento Ciudadano, su Gobierno y sus representantes, “sigan lucrando con nuestro pueblo, que sigan apostando por apoyar causas particulares y no sociales, tal como pasa en el caso del mercado inmobiliario”. 

Por ello, en el grupo parlamentario de Morena “visualizamos un transporte público incluyente, accesible y de calidad, en el que las personas se sientan seguras al trasladarse dentro de la ciudad. Visualizamos un sistema de transporte en el que los concesionarios no abusen de su posición para someter al Gobierno, que no sean ellos quienes dicten qué se hace o se deja de hacer. Queremos un transporte público digno para nuestro pueblo y que la finalidad superior sea transformar su vida y ofrecerle esperanza para su desarrollo. Que no sea el transporte público un medio para seguir enriqueciendo al pulpo camionero”.

Apuntó que se deben acabar los agravios que Movimiento Ciudadano ha perpetrado a los jaliscienses, “no queremos espectáculos ni montajes con verdades a medias, queremos que la movilidad sea vista como un derecho, no como un negocio. El compromiso de los diputados de Morena es con Jalisco y su gente”.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones