Domingo, 21 de Julio 2024

Pide Cardenal alto a la violencia, durante misa a la Virgen de Zapopan

¿Por qué padecemos tanta violencia,  inseguridad y desigualdad? ¿Por qué sufrimos tanto egoísmo y falta de fraternidad? cuestionó el Cardenal

Por: Rubí Bobadilla

Indicó, que la violencia, la muerte y la desaparición no son el destino de la sociedad ni de las y los fieles de la Iglesia católica. EL INFORMADOR / H. FIGUEROA

Indicó, que la violencia, la muerte y la desaparición no son el destino de la sociedad ni de las y los fieles de la Iglesia católica. EL INFORMADOR / H. FIGUEROA

Poner un alto a las muertes y la violencia, y devolver la paz y la misericordia, fueron las peticiones principales que alzó el Cardenal Francisco Robles Ortega durante la misa de bienvenida a "La Generala" de vuelta a la Basílica de Zapopan. 

"Teniendo con nosotros la señal de amor, de misericordia y salvación nos preguntamos ¿por qué al mismo tiempo tenemos tantos signos, tantas señales de dolor, de sufrimiento y de muerte?. ¿Por qué padecemos tanta violencia, tanta inseguridad, tanta desigualdad? ¿Por qué sufrimos tanto egoísmo y falta de fraternidad? ¿Por qué estamos tan confrontados y tan divididos? ¿Por qué tenemos que padecer la dolorosa herida de tantos hermanos desaparecidos, heridos de muerte?", preguntó el Cardenal durante la homilía. 

Indicó, que la violencia, la muerte y la desaparición no son el destino de la sociedad ni de las y los fieles de la Iglesia católica, como sí lo es la vida, el amor, la justicia y la paz, de lo que es signo la Virgen María. "Esos signos de dolor y de muerte que padecemos no son nuestro destino", dijo.

Por esta razón, expresó, es necesario tener siempre presente la misericordia de la Virgen, lema bajo el cual se desarrolla esta edición de La Romería, pues dijo, hay que luchar contra el mal haciendo el bien.

EL INFORMADOR / H. FIGUEROA

"Eso es la misericordia, si el mal es la violencia, hagamos, construyamos la paz, seamos pacíficos de palabra, pensamiento y acción, esa es la misericordia. Ejercer la fuerza y el poder del amor por encima de la fuerza del mal. Hacer lo que Dios hace con nosotros, quienes pecamos, pero él no nos recibe con venganza o castigo, él nos responde con amor, paciencia, espera y búsqueda. Nos espera para sanarnos, Dios no quiere la muerte del pecador, sino que se arrepienta y viva", expresó Robles Ortega. 

Por ello, dijo, es necesario también que las y los fieles vuelvan a poner a Dios y sus enseñanzas como parte principal de sus vidas.

"Pudiéramos decir de cierto modo que hemos perdido el camino, y estamos un poco extraviados. Que pasamos por un momento de oscuridad y tienieblas, pero esta experiencia que hemos vivido esta mañana, recorrer el camino de la mano de María, bajo su mirada, bajo su protección. Hemos experimentado que ella nos dice 'vuelvan, vuelvan a la fuente, que es la infinita misericordia de Dios Padre', nos falta ser misericordiosos con los demás", manifestó Robles Ortega.

MV

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones