Jueves, 01 de Diciembre 2022

Reforma sobre violencia vicaria en Jalisco, sesgada y carente de sustento: experta

Yazmín Fuentes, directora general de Servicios Psicológicos en América, advirtió sobre las consecuencias de la "ley vicaria"

Por: Judith Montserrat Martínez Orozco

Yazmín Fuentes Montpellier, directora general de Servicios Psicológicos en América. ESPECIAL

Yazmín Fuentes Montpellier, directora general de Servicios Psicológicos en América. ESPECIAL

Por considerar que se segrega a un sexo y en realidad no se pondera la protección de la niñez, especialistas piden frenar las reformas que se trabajan en el Congreso de Jalisco para sancionar la "violencia vicaria".

Hace casi un mes, la Comisión de Igualdad Sustantiva y de Género, que preside la diputada María Dolores López Jara, aprobó el dictamen para tipificar como delito esta acción cometida contra las mujeres, las niñas y los niños.

La modificación a diversos artículos de la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, del Código Penal, el Código Civil, de la Ley para Prevenir y Atender la Violencia Intrafamiliar y la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, define a este tipo de violencia como los daños físicos o psicológicos que la persona agresora ejerce con la finalidad de perpetrar un daño a alguien con quien mantiene o ha mantenido una relación y con la que tiene hijas o hijos en común.

También establece sancionar de dos a diez años de prisión a quien resulte culpable de este delito y contempla la pérdida de los derechos que tenga respecto de las víctimas directas e indirectas, incluidos los de carácter sucesorio, patria potestad de hijas e hijos. Las penas previstas se incrementarán hasta en una tercera parte en su mínimo y en su máximo si se incurre en daño físico a las víctimas indirectas, o bien, en aquellos casos en que la familia de quien agrede incurra en complicidad o haya ejercido algún tipo de violencia en contra de la mujer.

Sobre el tema Yazmín Fuentes Montpellier, directora general de Servicios Psicológicos en América (PSIAME), consideró que el proyecto legislativo es “carente de sustento científico, jurídico y falto de equidad de género", pues se encubre  una “cosificación” de los hijos, al dar por sentado que las madres son dueñas de los hijos.

Fuentes Montpellier lamentó que la violencia vicaria busque “invisibilizar toda conducta violenta de la madre sobre los hijos, con factores tan parciales y sesgados que lo último que esta propuesta proyecta, es un avance para el bien común de la sociedad".

Detalló que este concepto, al que calificó de origen ideológico pederasta, "cataloga y juzga al varón como agresor por naturaleza y la mujer la víctima por naturaleza, dejando en estado de vulneración franca y evidente a niños, niñas y adolescentes, quitando al padre el reconocimiento de la paternidad. Este planteamiento es una aberración que causa retroceso social y violatorio de los derechos humanos, al quitar la presunción de inocencia a los varones".

Tras reconocer que existen mujeres violentadas en todo el mundo, Yazmín Fuentes dejó en claro que la forma de lograr la equidad de género, no es promover o perpetuar el odio hacia ninguno de los sexos.

“Y el dicho de la violencia vicaria, propone un odio al varón, porque define que las mujeres es la única víctima, también es violatorio de la dignidad humana, al quitar a los niños, niñas y adolescentes el derecho de hablar, acallándolos y sometiéndolos, es decir utilizar a los más vulnerables para obtener beneficios diversos, lo que resulta en un penoso retroceso a las garantías individuales logradas a través de la historia", finalizó la experta.

JM

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones