Lunes, 29 de Noviembre 2021

Pueblos se amparan contra termoeléctrica y gasoducto

Pueblos organizados a lo largo del Río Santiago interpusieron un amparo en contra de la termoeléctrica "La Charrería" en Juanacatlán y el gasoducto Villa de Reyes - Aguascalientes - Guadalajara

Por: Yunuen Mora

el amparo se promovió en contra de 19 instituciones, entre las que se encuentran el Congreso de la Unión, la Semadet y el Gobierno de Jalisco. EL INFORMADOR / Y. Mora

el amparo se promovió en contra de 19 instituciones, entre las que se encuentran el Congreso de la Unión, la Semadet y el Gobierno de Jalisco. EL INFORMADOR / Y. Mora

Pueblos organizados a lo largo del Río Santiago interpusieron un amparo en contra de la termoeléctrica "La Charrería" en Juanacatlán y el gasoducto Villa de Reyes - Aguascalientes - Guadalajara.

Esto porque, pese a que el gobernador Enrique Alfaro señaló el pasado 17 de diciembre que sería cancelada por ser inviable en materia ambiental, no lo hizo de manera jurídica y sostuvo que el gasoducto seguiría en pie.

"El proyecto no ha tenido un freno definitivo y se corre el riesgo de que la empresa Fisterra Energy pueda apelar en tribunales la aprobación del proyecto, como ya amenazaron desde hace algunos meses, por lo que es urgente que, como pueblos, hagamos lo necesario para poner un alto definitivo para estos dos megaproyectos", indicaron en el amparo.

Humberto Castillo, poblador de Juanacatlán, resaltó que el argumento del Estado fue que si la termoeléctrica comprometía el presupuesto de emisiones de Jalisco, sin embargo, "si el proyecto de gasoducto no se detiene, el riesgo del uso de gas natural para combustión en la zona sigue en pie".

Rebeca Nuño informó que el amparo se promovió en contra de 19 instituciones, entre las que se encuentran el Congreso de la Unión, la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet) y el poder Ejecutivo de Jalisco.

Los principales argumentos para promoverlo, son: daños al territorio, al medio ambiente, a la salud, que no existen programas adecuados de ordenamiento territorial ni una consulta previa, libre e informada a la comunidad originaria de Juanacatlán (Xonacatlán).

"No a la termoeléctrica, no al gasoducto, no a más muertes por contaminación", enunciaron.

Por su parte, Graciela González, integrante de Un Salto de Vida A.C., mencionó que aunque el gobernador señaló una negativa a la termoeléctrica, en el ayuntamiento de Juanacatlán ha habido reserva para "cortar de raíz" los motivos jurídicos para que los proyectos caminaran.

"Podríamos decir que hay una situación no congruente o de evasión", apuntó.

Alan Carmona, también parte de la asociación, agregó que la primera reunión para la declaratoria de emergencia ambiental y sanitaria a lo largo de la cuenca Río Santiago con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) sería el próximo 21 de enero.

Por otro lado, Martín Márquez, poblador de Casablanca en Poncitlán, denunció la creación de otro megaproyecto llamado "Terminal de refinados Guadalajara" que servirá para el almacenamiento y trasvases de combustible por parte de la empresa estadunidense IEnova.

Este se establecerá a unos 400 metros de las casas y unos 120 del Río Santiago: "En el estudio de impacto ambiental menciona que no habrá daño al medio ambiente, pero se talaran árboles, además existe el riesgo de explosiones", dijo Márquez.

LS

Temas

Lee También