Domingo, 20 de Septiembre 2020

Obligan a bancos y plazas a conectarse a C5

A más tardar en un año, deben  contar con botones de emergencia y cámaras de videovigilancia para reforzar la seguridad de usuarios 

Por: El Informador

Las reformas a la Ley del Sistema de Seguridad del Estado procura que que las instituciones privadas garanticen la seguridad de los clientes dentro y fuera de los establecimientos. EL INFORMADOR/Archivo

Las reformas a la Ley del Sistema de Seguridad del Estado procura que que las instituciones privadas garanticen la seguridad de los clientes dentro y fuera de los establecimientos. EL INFORMADOR/Archivo

Tras la entrada en vigor de los Lineamientos estatales en Materia de Medidas de Seguridad, los bancos y los centros comerciales ubicados en la Entidad están obligados a contar con cámaras de videovigilancia y botones de emergencia que estén conectados al Escudo Urbano C5. 

En el caso de las instituciones bancarias, deben aplicar pruebas de control de confianza a sus empleados. 

En lo correspondiente a los giros comerciales, se les pide fomentar el sistema de pago electrónico, otorgar identificación con fotografía a su personal, respetar los aforos autorizados y tener buena iluminación. 

Las disposiciones, vigentes desde agosto pasado, derivan de la reforma a la Ley del Sistema de Seguridad del Estado, promovida por el gobernador. 

El objetivo de estas medidas es que las instituciones privadas también garanticen la seguridad de sus usuarios al interior y exterior de los establecimientos. 

El C5 fijará los detalles para la conexión de los equipos. El plazo máximo para enlazar los aparatos es de un año. 

Para reforzar la seguridad en los bancos, se plantea aumentar la vigilancia en los perímetros de las sucursales con mayor afluencia y que los cuentahabientes puedan solicitar el servicio de acompañamiento directamente a la institución. 

Se reiteran acciones como no permitir el uso de teléfonos celulares, implementar la figura del anfitrión bancario para clasificar los servicios y establecer filtros para ubicar a personas que no justifiquen su presencia en las instalaciones.

La verificación de los lineamientos es competencia de la Secretaría de Seguridad, que en caso de detectar incumplimientos notificará al municipio correspondiente para la imposición de castigos. 

De acuerdo con lo dispuesto en la Ley del Sistema de Seguridad, la sanción por no atender las disposiciones puede ser una amonestación, una multa de hasta 868 mil 800 pesos o la clausura temporal o definitiva.

Temas

Lee También