Sábado, 17 de Abril 2021

Desempleado y sin ahorros, Manuel lucha para tratar su cáncer de hígado

Con la venta de su ganado y sus terrenos en El Grullo logró costear el tratamiento por más de seis meses, pero la falta de medicamentos en el hospital lo obliga a pedir ayuda

Por: El Informador

Manuel Peña Ramírez quiere vivir, y para ello necesita de la ayuda de todos. EL INFORMADOR/F. Atilano

Manuel Peña Ramírez quiere vivir, y para ello necesita de la ayuda de todos. EL INFORMADOR/F. Atilano

Hace cuatro años, a Manuel Peña Ramírez le detectaron cáncer en el hígado. Un tumor que no podían extraer, pero sí hacer más chico con tratamiento médico. Hoy cuenta en millones de pesos lo que ha invertido tras la venta de sus terrenos y de su ganado. Eso, a su vez, lo dejó desempleado.

“Al principio, pagaba con ahorros, luego vendí un terreno y un caballo, pero entre los estudios, el tratamiento y los viajes desde El Grullo para poder tratarme en el Instituto Jalisciense de Cancerología (IJC) me gasté todo”.
Cuando le detectaron el tumor, medía 12 centímetros; ahora mide siete gracias a los tratamientos comprados y las quimioembolizaciones hepáticas que se aplican directo al hígado.

Pero desde octubre se terminó el medicamento en el hospital y le fue imposible pagarlo. Por fuera cuesta hasta 100 mil pesos.

“El doctor dijo que no tenía caso volver a tomarlo porque ya había pasado tiempo y la enfermedad se había hecho inmune al medicamento, así que tenía que volver a empezar con otro más fuerte y caro. Decidió hacer la quimioembolización porque sustituye el medicamento y es más barato”, dijo.

Hacerlo cuesta 41 mil pesos y, de dejar de tomarlo, el tumor podría volver a crecer, e incluso expandirse.

Tras quedarse sin recursos, Manuel pide ayuda para vivir

Manuel trabajaba criando ganado; incluso se iba algunos meses a Estados Unidos para desarrollar su actividad. Hoy, debido a que padece cáncer en el hígado, regresar a su antigua rutina le resulta imposible.

Él vivía en El Grullo, por lo que viajaba constantemente desde esa localidad hasta el Instituto Jalisciense de Cancerología (IJC). Eso le costó sus ahorros.

Para reducir gastos, hace un año se mudó a Guadalajara, pero costear sus tratamientos no ha sido fácil. Sobre todo el último, pues ya no tiene ahorros ni nada más qué vender.

También su trabajo está en riesgo, pues teme que lo corran por tener que faltar para asistir a sus tratamientos.

Ahora es su esposa quien se encarga de los gastos y la renta de su nuevo hogar vendiendo postres y, aunque también sus tres hijos le mandan dinero de Estados Unidos, no es suficiente para pagar lo que necesita para seguir viviendo, pues apenas han juntado siete mil de los 41 mil que necesita para su quimioembolización y evitar que el tumor crezca.

Su vida cambió no sólo por el cáncer, sino por la esperanza tan corta que le dieron. Después de cinco estudios, un doctor le dijo que tenía seis meses como máximo.

“Cuando los pasé (los seis meses), asimilé que ya lo tenía (el cáncer), que estaba viviendo más de lo que me dijeron. De pronto hay ilusiones, pero ya no sabe uno”.

SERVICIO SOCIAL

Ayude a Manuel Peña

Si desea apoyar a Manuel Peña, contacte al Instituto Jalisciense de Cancerología o deposite directamente en las siguientes cuentas:   

Clabe interbancaria: 014320655084372202  

Cuenta: 65508437220  

Referencia: TSIJC2021011  

Banco: Santander  

Trabajo Social del IJC: 33-3658-0046 , extensión 1309, con Francia González  

* Esta es una publicación en colaboración con el IJC, por lo que el uso y destino de los fondos recabados son responsabilidad exclusiva de esa institución. Si desea recibo deducible de impuestos, solicítelo al momento.

Temas

Lee También