Jueves, 02 de Julio 2020

Delincuentes se actualizan para cometer fraudes en plena pandemia

Las grabaciones de los bancos son utilizadas por delincuentes para tratar de timar a sus víctimas

Por: El Informador

Los bancos nunca le pedirán que comparta sus datos por vía telefónica. EL INFORMADOR/Archivo

Los bancos nunca le pedirán que comparta sus datos por vía telefónica. EL INFORMADOR/Archivo

A la par de las instituciones financieras, que tras la cuarentena por el COVID-19 adaptaron sus sistemas de atención telefónica para advertir de un mayor tiempo de espera a sus clientes, los estafadores telefónicos también actualizaron sus engaños. Y usan grabaciones de los mismos conmutadores.

Una treta es llamar a los clientes para advertirles que se hizo un cargo inusual en su tarjeta, a fin de que éstos lo desconozcan. 

Por ejemplo, les “informan” que se intentó extraer dinero de sus tarjetas de débito durante la madrugada para contratar un seguro de auto de un modelo específico. Luego se les pregunta si eso en realidad ocurrió. 

Como no sucedió, la víctima lo desconocerá. Entonces le pasan un “número de folio” para la cancelación del cargo, mismo que “se encuentra retenido”. 

Posteriormente, el “operador” le dice que lo comunicará al “área de validación”. Allí es donde se escucha la grabación del banco, donde se le indica que el tiempo de espera para la atención es mayor. 

Al terminar, otra persona pide el número de folio, y al proporcionarlo la respuesta será la misma: no hay registro, por lo que no se ha cancelado la compra. A partir de aquí piden datos a sus víctimas, como el número de la tarjeta, el NIP o la contraseña de la banca en línea. 

La Fiscalía del Estado ya conoce sobre esta dinámica, por lo que alerta a los usuarios de nunca proporcionar contraseñas, pues son datos que los bancos nunca solicitarán vía telefónica.

De acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, hasta abril se habían denunciado dos mil 058 delitos de fraude en general, incluidos los telefónicos. Fueron 606 menos que el mismo periodo de 2019, cuando sumaban dos mil 664 denuncias.

Esta nueva treta se aprovecha de las disposiciones actuales de los bancos, que debido a la pandemia se implementaron para evitar aglomeraciones en sus instalaciones.

Temas

Lee También