Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 20 de Noviembre 2018

Coinciden en renovar norma que “destierra” a alumnos de la UdeG

La rectora del CUCEI califica como sensata la propuesta de la FEU sobre modificar el Reglamento de Evaluación y Promoción de Alumnos para disminuir las bajas definitivas
 

Por: El Informador

“Le aplicaron el 35”. Es una frase común entre los alumnos de la Universidad de Guadalajara (UdeG) para referirse a un estudiante que reprobó hasta tres veces la misma materia y que causó baja definitiva. Es una norma creada hace más de dos décadas; antes era el famoso Artículo 108.

Por eso, la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU) propuso modificar el Reglamento General de Evaluación y Promoción de Alumnos de la UdeG para disminuir las bajas definitivas entre el estudiantado, propuesta en la que coincidieron autoridades universitarias.

“Si yo tuve un accidente, una enfermedad o una situación familiar o económica que me impidió cumplir con mi asistencia a clases, así como está, el artículo es implacable”, señaló Roberto Rivas Montiel, coordinador de Control Escolar de la Universidad.

Expuso que si un alumno, por un problema ajeno a él, reprueba una materia en extraordinario, la norma lo obliga a aprobar en el siguiente ciclo escolar y no tiene opción de pedir licencia. Si no puede regresar al siguiente curso por circunstancias familiares, enfermedad o incluso economía, causa baja definitiva.

“En los asuntos que hemos visto no es deficiencia académica, sino situaciones socioeconómicas o contextuales”. A diferencia de hace dos décadas, argumentó, hoy la competencia por un lugar en la Universidad atrae perfiles con más compromiso. Eso también matiza el prejuicio de que la mayoría de estudiantes que cae en el Artículo 35 es por irresponsabilidad, lo cual no quita que existan casos.

Ruth Padilla Muñoz, rectora del CUCEI, reconoció que la norma es polémica y calificó la propuesta de la FEU de “sensata”. Incluso señaló que es necesario revisar y actualizar todo el reglamento.

La FEU propone flexibilizar el periodo de repetición de la materia, dar opciones a la solicitud de licencias de alumnos y crear nuevas modalidades de acreditación en un extraordinario (cursos en línea o examen por competencias).

GUÍA
Los artículos del terror
Artículo 33.- Los alumnos que reprueban una materia en extraordinario deben repetirla de manera obligatoria durante el siguiente ciclo escolar. De no aprobar, ya sea en ordinario o extraordinario, serán dados de baja.
Artículo 34.- Quienes fueron dados de baja por el Artículo 33 pueden solicitar una nueva oportunidad para acreditar la materia en el semestre posterior inmediato, pero ahora deberán aprobar en periodo ordinario, o serán dados de baja de manera definitiva.
Artículo 35.- Los alumnos dados de baja por los artículos anteriores no podrán reingresar al programa que estudiaban.
Fuente: Reglamento General de Evaluación y Promoción de Alumnos de la Universidad de Guadalajara.
Entre las propuestas de la FEU está abrir la opción de reinscripción al mismo programa del que el alumno fue dado de baja. EL INFORMADOR/Archivo
 

Reingresos y licencias, fuera del Reglamento

Las propuestas de la FEU incluyen volver parte de la normativa la posibilidad de reingresar a un programa luego de haber sido dado de baja de éste, y solicitar licencia temporal para que los alumnos puedan ausentarse de las aulas durante el periodo en que necesiten enfocarse en las complicaciones no académicas que puedan surgir.

Tanto Ruth Padilla, rectora del CUCEI, como Roberto Rivas, coordinador de Control Escolar, sostienen que los reingresos y concesiones de licencias no son extraños dentro de la Universidad. Afirman que la UdeG siempre ha mostrado buena disposición para atender casos donde los alumnos reprueban por razones externas a su control, e incluso para aquellos dados de baja definitiva bajo los parámetros del Artículo 35.

Sin embargo, añaden, la decisión está abierta al criterio de las autoridades universitarias y no forma parte de las normas de la institución, por lo que éstas en realidad no se encuentran sujetas a un proceso determinado.

“Prácticamente todas esas situaciones se han resuelto de manera favorable”, dijo Rivas, quien además hizo hincapié en que, en el caso de las licencias, también será necesario establecer un tiempo mínimo de haber cursado un programa universitario antes de solicitarla. El motivo es que algunas carreras son de mayor demanda y no sería justo que los relativamente pocos lugares no se aprovechen por una solicitud de licencia en el inicio del ciclo.

Aracely Ambriz Ramos, directora de la Preparatoria 13, señaló que es cierto que una gran cantidad de estudiantes deserta por factores ajenos a su desempeño, como pueden ser problemas económicos o personales que los obligan a trabajar, e incluso cuestiones de salud como un embarazo.

Propuestas de la FEU
  • Flexibilizar el periodo de reinscripción del alumno para repetir la materia reprobada.
  • Más modalidades de acreditación (cursos en línea, examen de acreditación por competencias).
  • Posibilidad de acreditar la materia reprobada en periodo extraordinario durante la tercera oportunidad.
  • Abrir la opción a quien tiene baja definitiva de volver a inscribirse en el programa que solía cursar.
  • Permitir a los alumnos que se les otorguen licencias desde el primer semestre.

Piden que los cambios sean aprobados este año

El presidente de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU), Jesús Medina Varela, dijo que es necesario que los cambios propuestos al Reglamento General de Evaluación y Promoción de Alumnos de la UdeG sean aprobados este año, debido a que en 2019 la Universidad tendrá elecciones internas para elegir tanto al nuevo rector general como a los de los centros universitarios.

Consideró que la casa de estudios estará enfocada en ese tema, por lo que es necesario que la reforma se lleve a cabo en 2018; de lo contrario habrá que esperar un año y, mientras tanto, “vamos a seguir mandando a cientos y cientos de jóvenes en los planteles a las calles”.

La propuesta fue presentada ante el Consejo de Rectores para que emitan su opinión al respecto, pero es tarea del Consejo General Universitario definir el dictamen sobre si los cambios serán aprobados o no. Medina Varela espera que ésta sea votada a más tardar en diciembre próximo.

El presidente de la FEU calificó al reglamento, en su condición actual, como “obsoleto, que discrimina y atenta contra los derechos estudiantiles”, por lo que urge a realizar modificaciones.

En un sondeo entre 311 jóvenes que causaron baja por el Artículo 35 en este ciclo escolar, la FEU detectó que en 71% de los casos el factor que intervino en su reprobación estuvo relacionado con factores familiares y laborales.

Después de llevar su caso al Consejo General Universitario, Joel pudo volver a la facultad de Medicina; sin embargo, este procedimiento no está en el reglamento y muchos alumnos expulsados no saben que es posible. EL INFORMADOR/Archivo

Por depresión, pierde su oportunidad de estudiar

Joel es estudiante de Medicina. Al inicio de sus estudios equilibró la escuela con un trabajo, y cuando se vio obligado a abandonarlo notó que su desempeño académico disminuyó.

Al principio no lo sabía, pero comenzó a presentar síntomas de un cuadro depresivo. Fue hasta que comenzó a cursar la materia de Psiquiatría cuando él mismo pudo constatar que sus síntomas concordaban con los de alguien con depresión, por lo que pidió que su profesora de la materia lo examinara. Ella lo diagnosticó con Trastorno Depresivo Mayor.

Ese fue sólo el inicio para las dificultades de Joel. Si bien antes sus estudios se habían visto obstruidos por los síntomas de su enfermedad, una vez que fue diagnosticado pasó un periodo de aproximadamente un año tratando de equilibrar los medicamentos que necesita para tratar su mal, pues se trata de un proceso complicado.

Las calificaciones de Joel comenzaron a bajar y las materias adeudadas a acumularse en su historial. Usó todas las oportunidades que el Reglamento le otorgó y, aun así, le fue imposible regularizarse.

Eventualmente, Joel fue dado de baja sin posibilidad de reingreso bajo los parámetros del Artículo 35 del Reglamento General de Evaluación y Promoción de Alumnos de la Universidad de Guadalajara (UdeG). De no haberse enterado que podía insistir ante el Consejo General Universitario (CGU) para que su caso fuera revisado, no habría podido reintegrarse a la Universidad.

“Me enteré de este trámite después porque estuve insistiendo. Alguien me debe de escuchar, tuve este problema por mi cuestión de salud”. Esto, cuenta, lo llevó a ir de una dependencia universitaria a otra, hasta que llegó con el Consejo General Universitario.

Hoy, Joel continúa sus estudios de Medicina gracias a que el CGU aprobó su reinserción a la UdeG. Él es uno de los casos que Roberto Rivas, coordinador de Control Escolar, señala como ejemplos de la disposición de la Universidad a escuchar los casos de alumnos que son dados de baja por motivos de fuerza mayor.

Sin embargo, la existencia de esta oportunidad no figura en el Reglamento. Y la ausencia de una normatividad clara deja abierta la posibilidad de que los alumnos dados de baja ni siquiera se enteren de que pueden apelar a una oportunidad adicional.

CLAVES

Otras causas

La FEU señala que, en la gran mayoría de bajas definitivas, los alumnos cuentan con la capacidad académica para aprobar las materias, y que las causas para un desempeño deficiente están fuera de la escuela y son de aspecto social, económico o familiar.

Reinserción

Apunta que hay casos en los que un alumno es dado de baja incluso cuando ya ha cursado la mayor parte de su licenciatura, y que negarle la posibilidad de recuperar sus estudios también es un desperdicio de los años invertidos.

Flexibilidad

También afirma que las situaciones que obligan a un alumno a reprobar una materia pueden no solucionarse en el corto plazo, por lo que es necesario volver más flexibles los tiempos de oportunidad para volver a cursar la materia.

Temas

Lee También

Comentarios