Jueves, 29 de Julio 2021

COVID-19: En Guadalajara, se forman 17 horas para recibir segunda dosis

Ante la falta de logística en la vacunación de adultos mayores, los ciudadanos se organizaron para hacer listas y repartir fichas improvisadas

Por: Yunuen Mora

Con cobijas, sillas, bancos, camastros y cojines, la gente esperaba en la fila que, a las 8:00 a.m. ya daba vuelta al CUCEI. EL INFORMADOR / F. Atilano

Con cobijas, sillas, bancos, camastros y cojines, la gente esperaba en la fila que, a las 8:00 a.m. ya daba vuelta al CUCEI. EL INFORMADOR / F. Atilano

Con cobijas, sillas, bancos, camastros y cojines, la gente esperaba en la fila que, a las 8:00 a.m. ya daba vuelta al CUCEI. EL INFORMADOR / F. Atilano

Con cobijas, sillas, bancos, camastros y cojines, la gente esperaba en la fila que, a las 8:00 a.m. ya daba vuelta al CUCEI. EL INFORMADOR / F. Atilano

Con cobijas, sillas, bancos, camastros y cojines, la gente esperaba en la fila que, a las 8:00 a.m. ya daba vuelta al CUCEI. EL INFORMADOR / F. Atilano

Con cobijas, sillas, bancos, camastros y cojines, la gente esperaba en la fila que, a las 8:00 a.m. ya daba vuelta al CUCEI. EL INFORMADOR / F. Atilano

Las fichas improvisadas las comenzaron a repartir a las siete de la mañana. EL INFORMADOR /F. Atilano

Las fichas improvisadas las comenzaron a repartir a las siete de la mañana. EL INFORMADOR /F. Atilano

Con cobijas, sillas, bancos, camastros y cojines, la gente esperaba en la fila que, a las 8:00 a.m. ya daba vuelta al CUCEI. EL INFORMADOR / F. Atilano

Con cobijas, sillas, bancos, camastros y cojines, la gente esperaba en la fila que, a las 8:00 a.m. ya daba vuelta al CUCEI. EL INFORMADOR / F. Atilano

“Hay precariedad en la organización

“Hay precariedad en la organización", señala Francisco Gama, que se formó desde anoche por una ficha para su mamá. EL INFORMADOR /F. Atilano

Con cobijas, sillas, bancos, camastros y cojines, la gente esperaba en la fila que, a las 8:00 a.m. ya daba vuelta al CUCEI. EL INFORMADOR / F. Atilano

Con cobijas, sillas, bancos, camastros y cojines, la gente esperaba en la fila que, a las 8:00 a.m. ya daba vuelta al CUCEI. EL INFORMADOR / F. Atilano

Con cobijas, sillas, bancos, camastros y cojines, la gente esperaba en la fila que, a las 8:00 a.m. ya daba vuelta al CUCEI. EL INFORMADOR / F. Atilano

Con cobijas, sillas, bancos, camastros y cojines, la gente esperaba en la fila que, a las 8:00 a.m. ya daba vuelta al CUCEI. EL INFORMADOR / F. Atilano

Con cobijas, sillas, bancos, camastros y cojines, la gente esperaba en la fila que, a las 8:00 a.m. ya daba vuelta al CUCEI. EL INFORMADOR / F. Atilano

Con cobijas, sillas, bancos, camastros y cojines, la gente esperaba en la fila que, a las 8:00 a.m. ya daba vuelta al CUCEI. EL INFORMADOR / F. Atilano

Desde ayer a las tres de la tarde, la familia de José Luis Castillo, junto con su suegra y su tía, llegó a formarse con la esperanza de alcanzar la segunda dosis de la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer en Guadalajara. Pero, a unas 50 personas de que les tocara, les dijeron que ya no había.

Aunque todos se fueron, ellos decidieron quedarse para asegurar que este miércoles si alcanzaran. Para relevarlos, Refugio Barajas, su esposa, se formó con su hija a partir de las 6:45 p.m.

“Nos decían que nos viniéramos a las 10 de la mañana, pero lógico que no hicimos caso”, compartió Refugio.

Para las tres de la mañana ya había cerca de 280 personas formadas. Mientras que la vacunación comenzó pasadas las ocho de la mañana. Hasta entonces, José Luis y su familia tenían más de 17 horas formados.

"En la primera dosis fue peor"

“En la primera dosis fue peor, porque nos fuimos a las 12 del día de un día antes y nos atendieron hasta las tres del día siguiente”, dijo.

Para asegurar que se respetaría el lugar de cada persona, los ciudadanos se organizaron para hacer listas con los nombres y fichas.

“Vimos que gente con silla de ruedas y adultos mayores se comenzaron a formar, por lo que hicimos fichas para respetar su sacrificio de toda la noche, porque luego llegan otras más tarde a quererse meter”, compartió Ana, una de las ciudadanas que organizó la fila.

María de los Ángeles Díaz, también organizadora, añadió que las fichas improvisadas las comenzaron a repartir a las siete de la mañana: “lo hacemos por la falta de logística que tienen, porque todos creen que por el hecho de venirse temprano se pueden meter, cuando hay muchos que hicieron el sacrificio de dormir aquí”.

Pero también resaltó que no es justo que quienes usen sillas de ruedas puedan llegar después y los pasen antes, pues hay familiares de gente que también usa silla de ruedas formados desde anoche: “El orden y la honestidad debe ser pareja”.

Con cobijas, sillas, bancos, camastros y cojines, la gente esperaba en la fila que, a las 8:00 a.m. ya daba vuelta al Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías (CUCEI), desde la entrada por Avenida Revolución hasta llegar, por Olímpica, a Boulevard Marcelino García Barragán.

En ese punto había una lona donde se indicaba que, hasta ahí, eran mil 500 personas aproximadamente.

La familia de Francisco Gama fue otra de las que se formaron desde anoche. Le tocó la ficha número ocho para su mamá, quien usa silla de ruedas y tiene 65 años.

“Hay precariedad en la organización. Ojalá hubieran seguido los protocolos que siguió la Universidad de Guadalajara para los maestros, pero no se le pueden pedir peras al olmo”, expresó.

NR

Coronavirus

Temas

Lee También