Martes, 18 de Febrero 2020

Tranquilidad y sorpresa ante recuento electoral en Perú

Comicios dejan un Congreso dividido, pero con la presencia de evangélicos y ultranacionalistas

Por: EFE

Los peruanos votaron ayer en elecciones legisltativas. AP/ARCHIVO

Los peruanos votaron ayer en elecciones legisltativas. AP/ARCHIVO

Perú avanzó este lunes con la superación de su crisis política entre la tranquilidad oficial y la sorpresa ciudadana mientras sigue el escrutinio de una elección que dejó un Congreso dividido y hacia el centro político, pero con la presencia inesperada de evangélicos y ultranacionalistas.

Ante el tedioso y complicado cómputo, pese a que lleva cerca del 82% de las actas escrutadas, no se espera tener resultados definitivos hasta dentro de varios días, ya que falta por procesar el voto del exterior, así como reclamos y recursos que podrían cambiar el resultado.

Sin embargo, nada de lo que ocurra cambiará el hecho de que hasta 10  partidos tendrán entrada en el hemiciclo, ninguno de ellos con la fuerza suficiente como para dominar por sí solo el Congreso.

Hasta el momento, ni el presidente Martín Vizcarra ni nadie de su Gobierno se ha pronunciado ni valorado el aparente resultado, que pinta de forma favorable al mandatario después de que los ciudadanos borraran del Parlamento de forma inapelable a quienes fueron sus mayores enemigos desde el Poder Legislativo.

GOBIERNO CON ESPERANZAS

Fuerza Popular, liderado por Keiko Fujimori y cuya principal candidata a diputada fue la polémica Martha Chávez, una histórica del partido, pasó de contar con 73 diputados en las elecciones de 2016 a apenas sumar 12 en esta votación, según las estimaciones publicadas por medios peruanos.

Este partido, némesis de Vizcarra, ha sido duramente dañado, si bien no tanto como el Partido Aprista del expresidente Alan García, que fue su aliado y ahora ha desaparecido del Congreso.

Por el contrario, la suma de fuerzas parlamentarias parece favorecer al Ejecutivo con una sólida presencia de propuestas de centro-derecha que, con distintos matices, podrían apoyar su gestión.

BLOQUE DE CENTRO-DERECHA

Acción Popular, un histórico partido de centro-derecha, sale como la fuerza más poderosa de estas elecciones y sumará unos 24 escaños frente a los 4 que mantenía en el anterior Congreso.

Los de la "lampa" (pala), así llamados por su reconocible símbolo partidario, han obtenido consistentes resultados en todo el país y se encuentran entre los más votados en la gran mayoría de las provincias y departamentos, incluida la capital, Lima, cuyo alcalde, Jorge Muñoz, es una de las figuras del partido.

El partido no es necesariamente amigo de Vizcarra, pero tampoco un enemigo, y su talante es dialogante y facilitador.

Un poco más a la derecha está Alianza para el Progreso, liderada por el empresario César Acuña y que sería la segunda fuerza parlamentaria con unos 18 escaños, anclado en sus feudos del norte como La Libertad, la segunda región más poblada del país y de donde es originaria esta fuerza.

También entra en el Congreso Somos Perú, un partido de centro con gran implantación municipal y marcado carácter descentralizador en un país macrocéfalo como Perú, que sumará 7 escaños.

El Partido Morado, una apuesta de centro liberal que se presenta como el más cercano aliado parlamentario de Vizcarra, entrará con 9 diputados.

Este grupo pelea por ser la primera fuerza política en Lima y ha demostrado también tener implantación en otras grandes ciudades, si bien en las provincias más remotas y campesinas su presencia es mucho menor.

RENACIMIENTO RELIGIOSO

El avance del cómputo confirmó además varias sorpresas que pillaron desprevenidos a casi todos los peruanos, a la clase política tradicional y a los politólogos que en diarios y canales de televisión intentaban explicar lo sucedido.

Y es que la reaparición del partido Frente Popular Agrícola FIA del Perú (Frepap) no la esperaba nadie.

Este grupo religioso habría sido la segunda fuerza más votada y contaría con el tercer grupo más numeroso de diputados, con 16, en virtud del reparto de escaños por provincias.

Convencidos de que su fundador, el zapatero andino Ezequiel Ataucusi, que falleció en 2000, era el mesías, este grupo tuvo ya escaños en el Congreso hace 20 años, pero nunca con tanta fuerza.

El "pescadito", como es conocida esta agrupación, es una incógnita todavía, pero según sus propuestas parecen dispuestos a apoyar sin fisuras la lucha contra la corrupción y a respaldar la "educación y la moralidad".

Sus portavoces sostienen, empero, que la comunidad homosexual tiene "el mal enquistado en su sangre", lo que podría complicar los tratos con este grupo que parece haber recogido gran parte del voto protesta contra la clase política.

MAYORES INQUIETUDES

Podemos Perú, partido que tiene como figura al populista exministro Daniel Urresti, contará con 10 diputados y es una incógnita en cuanto a sus políticas, en esta primera ocasión que entra al Congreso.

Sus posiciones contra la migración, la mano dura contra la delincuencia y la corrupción han calado entre el electorado popular limeño, donde parece ser la primera fuerza política, pero apenas tiene presencia en el interior.

Unión por el Perú (UPP) ha sido otra gran sorpresa y, si los datos se siguen confirmando, uno de los mayores problemas que puede tener el Ejecutivo desde el Parlamento.

Con una abrumadora presencia en el sur minero y andino, este partido, que fue respaldado por Antauro Humala, hermano del expresidente Ollanta Humala y preso por un alzamiento militar, sumará 17 escaños y será la tercera fuerza del Congreso.

Ultranacionalistas, con ocasionales apelaciones violentas y un discurso de regeneración del país, son uno de los grupos que más recelos generan en términos generales.

IZQUIERDA DIVIDIDA

La izquierda, que se presentó dividida, obtendría al menos 12 escaños para el Frente Amplio, un grupo con fuerte presencia en sur.

Juntos por el Perú, un conjunto de izquierda mas social que económica, estaría en el límite para poder acceder al Parlamento.

Si supera el 5 % de los votos llegaría a sumar 5 escaños, una cifra que se encuentra al alcance de su mano pero que aún el escrutinio no permite confirmar si finalmente podrá lograr.

Temas

Lee También