Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 18 de Junio 2019

Miles marchan para apoyar al presidente Jair Bolsonaro

En diversas ciudades de Brasil salen a manifestar su adhesión al mandatario de ultraderecha, buscan presionar al Congreso amazónico para que apruebe la reforma a las jubilaciones

Por: EFE

Brasileños impulsan las políticas públicas del mandatario, quien pierde popularidad. AP/A. Penner

Brasileños impulsan las políticas públicas del mandatario, quien pierde popularidad. AP/A. Penner

Miles de personas se reunieron en ciudades de Brasil para mostrar su apoyo al presidente Jair Bolsonaro, quien enfrenta un Congreso que no coopera, protestas callejeras, un escándalo de corrupción familiar y caídas en los índices de aprobación cinco meses después de iniciar su mandato.

Las manifestaciones fueron convocadas 11 días después de las multitudinarias protestas lideradas por los estudiantes, a las que se sumaron sindicatos y movimientos sociales, como una reacción a los cortes anunciados para la educación pública superior del país.

A pesar de que las movilizaciones fueron para presionar al Congreso en la aprobación de la reforma jubilaciones y del paquete de medidas de combate al crimen del ministro de Justicia, el ex juez anticorrupción Sergio Moro, terminaron convirtiéndose en un acto explícito a favor de Bolsonaro.

Los simpatizantes portaban carteles con mensajes de respaldo a “Mito”, como es llamado Bolsonaro por su electorado, y en contra del Supremo Tribunal Federal (STF), la corte suprema del país.

A finales de abril, la tasa de aprobación del Gobierno de Bolsonaro se situaba en 35%, frente a 31% que lo consideraba regular y 27% que lo calificaba de “pésimo”, de acuerdo con el Instituto Ibope.

Piden detener “masacres” en las favelas

Habitantes de favelas de Río de Janeiro y activistas denunciaron la letalidad creciente de las operaciones policiales en las zonas bajo la gestión del gobernador Wilson Witzel, aliado del presidente brasileño Jair Bolsonaro.

 Según el Instituto de Seguridad Pública (ISP), 558 personas fueron abatidas en operaciones policiales en ese Estado entre enero y abril, un récord para ese periodo desde 1998,  con un aumento de 19% respecto al año pasado.

André Constantine, uno de los participantes del movimiento “La favela no se calla”, denunció “una política de guerra contra las drogas con trasfondo de genocidio del pueblo negro”.

“Cada 23 minutos, un joven negro muere asesinado en Brasil. Y de cada 100 personas asesinadas en Brasil, 77 son negras”, afirmó.

Los manifestantes expresaron preocupación por la flexibilización del porte de armas decretado por Bolsonaro, que podría beneficiar a las milicias parapoliciales que dominan vastas zonas de Río.

Además, cuestionaron el proyecto de ley anticrimen presentado por el ministro de Justicia y Seguridad Pública, Sérgio Moro, que prevé reducciones de pena, o incluso la absolución, de agentes que usen sus armas en situaciones “de miedo excusable, sorpresa o emoción violenta”.

Esa medida, vista por defensores de derechos humanos como una “licencia para matar”, pretende reducir la criminalidad, en un país donde en 2017 se registraron casi 64 mil asesinatos.

AFP

Temas

Lee También

Comentarios