Jueves, 02 de Diciembre 2021

Kyle Rittenhouse: Declaran inocente a joven que mató a 2 personas en protesta racial en EU

Jurado absuelve a joven que disparó durante choque entre grupos de civiles armados y manifestantes de "Black Lives Matter"

Por: AFP . , EFE

El joven estadounidense Kyle Rittenhouse, que mató con un rifle a dos personas e hirió a una tercera durante una protesta antirracista en agosto de 2020 en el estado de Wisconsin, fue absuelto este viernes en un caso muy politizado a nivel nacional por el debate sobre las armas de fuego y el movimiento Black Lives Matter.

Luego de tres días y medio de deliberaciones, el jurado halló no culpable a Rittenhouse de los cinco cargos que se le imputaban, entre los que figuraban homicidio intencionado en primer grado e intento de homicidio intencionado en primer grado.

Rittenhouse, que se enfrentaba a una posible condena de 60 años en la cárcel,  se dejó caer sobre su silla entre sollozos y abrazó su abogado defensor tras es escuchar al veredicto en la sede de la Corte de Circuito del condado de Kenosha (Wisconsin).

Su abogado, Mark Richards, declaró más tarde a la prensa afuera del juzgado que su cliente estaba "aliviado".

Kyle Rittenhouse alega defensa propia

A lo largo del juicio de dos semanas se sometieron a examen los hechos ocurridos la noche del 25 de agosto de 2020 en Kenosha, cuando Rittenhouse mató a dos manifestantes e hirió a un tercero, en medio de choques entre grupos de civiles armados y manifestantes del movimiento "Black Lives Matter" (Las vidas negras importan).

Ese día, la tercera jornada de altercados en Kenosha, el joven de entonces  17 años llegó procedente de Illinois con un rifle semiautomático AR-15 y equipamiento médico.

La ciudad estaba siendo escenario de protestas y disturbios contra la brutalidad policial con los negros después de que un agente de policía disparara tres días antes por la espalda al afroamericano Jacob Blake, que quedó parapléjico.

En algunos puntos las manifestaciones pacíficas degeneraron en altercados y ante esta situación grupos de ciudadanos, como Rittenhouse, tomaron sus armas para proteger tiendas y otros establecimientos.

Durante el proceso judicial, el joven testificó para sostener, como ha alegado su defensa, que actuó en defensa propia cuando abrió fuego aquella noche.

Videos de ese día y el propio testimonio del acusado indican que Rittenhouse fue perseguido por una de sus víctimas, Joseph Rosenbaum, que iba desarmado, hasta un estacionamiento de vehículo.

Según las palabras del joven durante el juicio, Rosenbaum le lanzó una bolsa y una cadena, y en ese momento Rittenhouse oyó a una persona que estaba con su perseguidor que decía "atrápalo, mátalo".

En ese momento, y de acuerdo al relato de Rittenhouse, el adolescente, que estaba corriendo, escuchó un disparo detrás suyo, mientras Rosenbaum lo perseguía.

"Conforme me di la vuelta, el señor Rosembaum estaba viniendo hacia mí con sus manos extendidas, recuerdo su mano en el cañón de mi arma", dijo el acusado, quien reconoció que disparó cuatro veces contra la víctima.

La Fiscalía intentó demostrar que las acciones de Rittenhouse constituyeron un homicidio y ha caracterizado al joven como un "justiciero adolescente" que viajó de Illinois a Kenosha para unirse a otras personas armadas que se veían como guardianes de los comercios locales.

Este caso ha suscitado grandes divisiones en la sociedad estadounidense y ha instigado un debate nacional sobre el hecho de que los ciudadanos se tomen la justicia por su mano, el derecho a portar armas y la definición de defensa propia.

Símbolo de simpatía a Donald Trump

Tras el suceso, Rittenhouse se ha convertido en un símbolo para el trumpismo, ya que muchos lo ven como un joven de bien que acudió a Kenosha para pacificar la zona y proporcionar ayuda médica, en respuesta a las protestas raciales, que a veces derivaron en altercados, en varias ciudades estadounidenses en 2020.

E incluso el entonces presidente Donald Trump defendió en su día a Rittenhouse, simpatizante del ahora exmandatario, y rehusó reunirse con la familia del afroamericano Blake.

Tras el veredicto exculpatorio existe el temor de que estallen nuevos disturbios en Kenosha, donde el gobernador de Wisconsin, Tony Evers, activó esta semana a 500 miembros de la Guardia Nacional -un cuerpo reservista- por si hay altercados.

Desde la Casa Blanca, el presidente Joe Biden dijo que había escuchado el veredicto y que apoyaba "lo que el jurado tiene que decir".

"El sistema de jurado funciona", indicó Biden, en respuesta a preguntas de los periodistas. 

IM

Temas

Lee También