Viernes, 17 de Mayo 2024

El Oriente Medio está al borde del precipicio: ONU

El secretario general de la ONU Antonio Guterres, reconoció que Israel e Irán han recordado la carta fundacional de la organización para justificar su actitud, sin embargo, criticó a ambos países por las acciones tomadas

Por: El Informador

Aviones de combate israelíes F35 después de que Irán lanzara drones contra el país. EFE

Aviones de combate israelíes F35 después de que Irán lanzara drones contra el país. EFE

El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, pidió a la comunidad internacional “máxima contención” después del ataque de Irán a Israel con drones y misiles que dejó una menor de edad herida de gravedad y daños en un inmueble militar. 

Durante una reunión de urgencia del Consejo de Seguridad, dijo que “Oriente Medio está al borde del precipicio” y destacó que “ni la región ni el mundo pueden permitirse otra guerra” (como las que actualmente libran Rusia y Ucrania y también Israel con las milicias de Hamás, en la Franja de Gaza). Insistió en la “responsabilidad común” que tienen los países integrantes de dicho grupo de la ONU para evitar una escalada en las hostilidades.

Guterres reconoció que Israel e Irán han recordado la carta fundacional de la ONU para justificar su actitud, pero criticó a ambos países: a Irán por haber lanzado “un ataque de gran escala” contra Israel, y a Israel (sin nombrarlo) por bombardear el 1 de abril el Consulado iraní en Damasco, que goza de “inviolabilidad diplomática”.

“Es vital que evitemos cualquier acción que pueda conducir a una confrontación mayor en Oriente Medio, donde los civiles ya están pagando el precio más alto”, remató el líder de la ONU.

El Gabinete de Guerra de Israel se reunió ayer sin tomar una decisión sobre los próximos pasos a seguir, informó un funcionario de ese órgano, mientras el mundo se mantenía a la expectativa de cualquier indicio de agudización del conflicto. 

La coalición militar, encabezada por Estados Unidos, el Reino Unido, Francia y, al parecer, varios países de Oriente Medio, apoyó a Israel en un momento en que se encuentra aislado por la guerra que libra contra Hamás. La alianza también podría servir como modelo para las relaciones regionales cuando ese enfrentamiento concluya.

“Esta fue la primera vez que una coalición así trabajó en conjunto contra la amenaza de Irán y sus representantes en Oriente Medio”, dijo el vocero del Ejército israelí, el contraalmirante Daniel Hagari.

Durante la agresión, al menos 100 misiles balísticos de Irán estuvieron en el aire simultáneamente con apenas unos minutos de diferencia. Joe Biden, presidente de Estados Unidos, y altos funcionarios de su administración monitorearon los disparos en tiempo real en la Sala de Crisis de la Casa Blanca. 

Se indicó que hubo “alivio” una vez que vieron que las medidas antimisiles habían tenido éxito.

Una incógnita es cuáles de los vecinos de Israel participaron en el derribo de la gran mayoría de los drones y misiles lanzados por Irán. Funcionarios militares de Israel y un miembro clave del Gabinete de Guerra se refirieron a “socios” adicionales sin nombrarlos. El vocero de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Kirby, tampoco los mencionó.

Desde hace tiempo, Estados Unidos ha intentado forjar una alianza regional contra Irán como una forma de integrar a Israel e impulsar los vínculos con el mundo árabe. 

Los esfuerzos del país vecino han incluido los Acuerdos Abraham de 2020, por los que se establecieron relaciones diplomáticas entre Israel y cuatro países árabes. 

Estados Unidos supervisa las operaciones que se llevan a cabo en Oriente Medio y trabaja estrechamente con los ejércitos de los países árabes moderados.

Israel no dice cuáles son los próximos pasos contra Irán

El Gobierno israelí atribuyó ayer a una coalición militar internacional el mérito de ayudar a frustrar un ataque directo iraní de cientos de drones y misiles, y dijo que la respuesta coordinada es un punto de partida para una “alianza estratégica” de oposición regional a Teherán.

Pero el Gabinete de Guerra de Israel se reunió sin tomar una decisión sobre los próximos pasos, informó un funcionario, mientras un mundo nervioso se mantenía a la expectativa de cualquier indicio de agudización de la que solía ser una guerra en las sombras.

La coalición militar, encabezada por Estados Unidos, el Reino Unido, Francia y, al parecer, varios países de Oriente Medio, apoyó a Israel en un momento en que se encuentra aislado por la guerra que libra contra Hamás en Gaza. La coalición también podría servir como modelo para las relaciones regionales cuando esa guerra concluya.

“Esta fue la primera vez que una coalición así trabajó en conjunto contra la amenaza de Irán y sus representantes en Oriente Medio”, dijo el contraalmirante Daniel Hagari.

Una incógnita es cuáles de los vecinos de Israel participaron en el derribo de la gran mayoría de unos 350 drones y misiles lanzados por Irán. Funcionarios militares de Israel y un miembro clave del Gabinete de Guerra se refirieron a “socios” adicionales sin nombrarlos. Al preguntársele al respecto, el vocero de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Kirby, tampoco los nombró. Pero al parecer uno es Jordania, que dijo haber actuado en defensa propia.

Hubo una evaluación de que “existía un peligro real” de que “misiles iraníes cayeran en Jordania, y las fuerzas armadas hicieron frente a este peligro. Y si este peligro proviniera de Israel, Jordania tomaría la misma acción”, dijo el ministro de Exteriores jordano, Ayman al-Safadi, durante una entrevista en la televisora oficial Al-Mamlaka. 

Por otra parte, esde hace tiempo, Estados Unidos ha intentado forjar una alianza contra Irán como una forma de integrar a Israel e impulsar los vínculos con el mundo árabe. La iniciativa ha incluido los Acuerdos Abraham de 2020, por los que se establecieron relaciones diplomáticas entre Israel y cuatro países árabes, y al tenerlo en el Mando Central de las fuerzas armadas de Estados Unidos, que supervisa las operaciones en Oriente Medio y trabaja estrechamente con los ejércitos de los países árabes moderados.

AP

Preocupa a Latinoamérica la escalada de violencia en Oriente Medio

Venezuela, Brasil, Chile y Cuba se han sumado al grupo de países latinoamericanos que han expresado su preocupación por una eventual escalada de la violencia en Oriente Medio después de que el sábado Irán materializara un ataque directo a Israel con el lanzamiento de drones y misiles en represalia por el reciente bombardeo a su consulado en Damasco, en el que murieron trece personas.

El Gobierno de Venezuela expresó a última hora del sábado que “sigue los preocupantes acontecimientos” en el Oriente Medio, donde -declaró- “la inestabilidad ha empeorado dramáticamente” como consecuencia de la “irracionalidad” del Estado israelí y el “genocidio en Palestina”.

En tanto, Brasil pidió en un comunicado de su Ministerio de Exteriores la “máxima contención” a ambas partes tras el ataque iraní a Israel de ayer y exhortó a la comunidad internacional a movilizar esfuerzos para evitar una escalada.

Igualmente, señaló que desde el inicio del actual conflicto en la Franja de Gaza, Brasil ha alertado del potencial destructivo que puede causar la extensión de las hostilidades a Cisjordania y a otros países como Líbano, Siria, Yemen y ahora Irán.

Por su parte, el presidente chileno, Gabriel Boric, condenó este domingo el ataque de Irán y reiteró la apuesta de su Gobierno por la paz y el respeto a los derechos humanos.

EFE

Intenta evitar que conflicto se extienda

Estados Unidos destacó ayer su papel en ayudar a Israel a frustrar el ataque aéreo de Irán, mientras que el presidente Joe Biden convocó a los líderes del Grupo de los Siete para intentar evitar que el conflicto se extienda por la región y coordinar una reprimenda mundial a Teherán.

Washington ayudó al Gobierno israelí a derribar decenas de aviones no tripulados y misiles disparados por Irán el sábado, la primera vez que Teherán lanza un ataque militar directo contra Israel. Las autoridades israelíes dijeron que el 99% de los misiles lanzados fueron derribados sin que causaran daños significativos.

Funcionarios estadounidenses indicaron que, a pesar del alto índice de interceptación, la intención de Irán era “destruir y causar víctimas” y que, de haber tenido éxito, los ataques habrían provocado un agravamiento “incontrolable” del conflicto en todo Oriente Medio.

Asimismo, indicaron que Biden le dijo al primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, en un intento por contener las tensiones, que Washington no participaría en ninguna acción ofensiva contra Irán, y el presidente le dejó “muy claro” a Netanyahu “que tenemos que pensar cuidadosa y estratégicamente” sobre los riesgos de que el conflicto se extienda.

La presión para alentar a Israel a mostrar moderación es similar a las iniciativas estadounidenses para frenar la guerra entre Israel y Hamás en Gaza, que ya va en su séptimo mes, y para hacer más con el fin de proteger la vida de los civiles en el territorio.

Aunque Estados Unidos y sus aliados estuvieron preparándose durante días para un ataque de este tipo, los lanzamientos se situaron en el “límite superior” de lo previsto, según los funcionarios, que no estaban autorizados a declarar públicamente sobre el asunto y hablaron a condición de guardar el anonimato.

AP

CT

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones