Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 21 de Febrero 2019

Emperador japonés celebra su 85 cumpleaños a meses de abdicar

El emperador reconoce sentir un gran consuelo al constatar que la era Heisei llega a su fin con un Japón sin conflictos bélicos

Por: NTX

Nacido el 23 de diciembre de 1933, Akihito es el primer emperador que llegó al trono bajo la Constitución de 1947, dictada por Estados Unidos tras la derrota de Japón. EFE / K. Mayama

Nacido el 23 de diciembre de 1933, Akihito es el primer emperador que llegó al trono bajo la Constitución de 1947, dictada por Estados Unidos tras la derrota de Japón. EFE / K. Mayama

El emperador Akihito recordó este domingo que la prosperidad de Japón de la posguerra se construyó sobre numerosos sacrificios e incansables esfuerzos del pueblo en un infrecuente discurso a sólo unos meses de su abdicación.

Akihito también aprovechó esta alocución grabada con motivo de su 85 cumpleaños, este domingo, para alabar al pueblo japonés y a la emperatriz Michiko, la primera plebeya que entró en la familia imperial japonesa y con quien ha compartido 60 años de su vida.

El emperador saludó desde detrás de las ventanas de los balcones en el ala Chowa-Den del palacio, junto con la emperatriz Michiko, el príncipe heredero Naruhito, la princesa heredera Masako y otros miembros de la familia imperial.

Decenas de miles de personas se reunieron frente al Palacio Imperial en Tokio para celebrar la ocasión; ovacionaron y agitaron pequeñas banderas del sol naciente cuando Akihito y su familia aparecieron en el balcón para saludarlas y darles las gracias.

Akihito tenía 11 años cuando escuchó la voz de su padre que anunciaba por la radio el 15 de agosto de 1945 la rendición de Japón en la Segunda Guerra Mundial.

Nacido el 23 de diciembre de 1933, Akihito es el primer emperador que llegó al trono bajo la Constitución de 1947, dictada por Estados Unidos tras la derrota de Japón.

Akihito señaló que, desde que ascendió al trono, ha pasado su vida tratando de averiguar cuál debería ser el papel del emperador que ha sido designado para servir como símbolo del Estado según la Constitución japonesa.

Manifestó que su intención ha sido llevar a cabo sus tareas con esa idea en mente y que seguirá teniendo presente esa cuestión día tras día hasta que llegue la fecha de su abdicación.

El emperador habló de la Batalla de Okinawa, durante la Segunda Guerra Mundial, y de las muchas penurias que los okinawenses han padecido en una reflexión de la vida tras el conflicto.

"Nos comprometemos a seguir teniendo en cuenta los sacrificios que la gente de Okinawa ha estado haciendo durante años y ese compromiso no se alterará en el futuro".

En algunos momentos de sus declaraciones, la voz de Akihito se quebró. Indicó que, a su parecer, es importante que no se olviden las innumerables vidas que se perdieron durante la Segunda Guerra Mundial.

El emperador reconoció sentir un gran consuelo al constatar que la era Heisei llega a su fin con un Japón sin conflictos bélicos.

A continuación, hizo referencia a los desastres naturales que se han producido durante esa era, entre ellos el Gran Terremoto de Hanshin-Awaji en Kobe en 1995 y el Gran Terremoto y Tsunami del Este de Japón en 2011.

"Desafortunadamente, este año también ocurrieron desastres en varios lugares, y me preocupo profundamente por las personas que perdieron a sus familias y amigos cercanos, o que sufrieron daños y aún experimentan inconvenientes en sus vidas", dijo el emperador.

El domingo, se programaron una serie de eventos de cumpleaños que duraron hasta la noche, incluidas reuniones con los jefes del parlamento, el gobierno y el poder judicial, así como embajadores extranjeros. 

OA

Temas

Lee También

Comentarios