Lunes, 02 de Agosto 2021

Dos estadounidenses admiten responsabilidad en fuga de Carlos Ghosn de Japón

Los dos familiares acudieron por primera vez a juicio desde que cometieron el crimen en 2019

Por: AFP .

AFP.

AFP.

Los estadounidenses Michael y Peter Taylor, padre e hijo, admitieron este lunes por primera vez ante un tribunal de Tokio haber escondido al expresidente de Renault-Nissan, Carlos Ghosn, en un contenedor de equipo de sonido para ayudarlo a huir de Japón y evadir a la policía.

Michael y Peter Taylor admitieron las acusaciones en su contra formuladas por el fiscal al comenzar el juicio.

El exmilitar estadounidense Michael Taylor y su hijo Peter fueron extraditados de Estados Unidos a Japón para enfrentar cargos por ayudar al exmagnate a huir del país asiático a finales de 2019.

Ambos se exponen a hasta tres años de prisión si los condenan por tramar la fuga de Ghosn, de nacionalidad libanesa, brasileña y francesa, quien había sido detenido en 2018 en Tokio por cargos de irregularidades financieras.

Ghosn se encontraba libre bajo fianza en espera de un juicio por irregularidades financieras, que él niega, cuando logró eludir a las autoridades japoneses y subir a un avión privado a Líbano, que no tiene tratado de extradición con Japón.

Los Taylor son acusados, junto a un libanés prófugo, de orquestar la fuga ocurrida en diciembre de 2019 en la que Ghosn se escondió en un contenedor de equipo de sonido para subir a un avión privado. Michael, de 60 años, y Peter, de 28, intentaron evitar la extradición a Japón alegando que podrían enfrentar condiciones similares a la tortura. Hiroshi Yamamoto, subjefe de la Fiscalía de Tokio, se negó a comentar sobre el caso, pero la prensa local ha indicado que los dos hombres admitieron las ilegalidades en interrogatorios.

La red pública KHK informó que Peter recibió el equivalente de 1,3 millones de dólares (1,06 millones de euros) de Ghosn para ayudarlo a huir.

Según el diario Asahi Shimbun, los dos dijeron que gastaron la mayor parte del dinero recibido en los preparativos de la fuga, incluyendo el costo del avión fletado, y que no recibieron un pago por su ayuda. En tanto, Ghosn permanece prófugo en Líbano, donde la semana pasada fue interrogado por investigadores franceses por una serie de irregularidades financieras.

Temas

Lee También