Jueves, 29 de Julio 2021

Cuba fabrica sus equipos médicos para combatir al COVID-19 y ahorrar

La isla desarrolla respiradores, reactivos e insumos plásticos junto a sus propias vacunas

Por: AP .

Media docena de científicos a cargo de centros de investigación del país mostraron a periodistas algunos de los dispositivos que están produciendo. EFE/Y. Zamora

Media docena de científicos a cargo de centros de investigación del país mostraron a periodistas algunos de los dispositivos que están produciendo. EFE/Y. Zamora

Media docena de científicos a cargo de centros de investigación del país mostraron a periodistas algunos de los dispositivos que están produciendo. EFE/Y. Zamora

Media docena de científicos a cargo de centros de investigación del país mostraron a periodistas algunos de los dispositivos que están produciendo. EFE/Y. Zamora

Media docena de científicos a cargo de centros de investigación del país mostraron a periodistas algunos de los dispositivos que están produciendo. EFE/Y. Zamora

Media docena de científicos a cargo de centros de investigación del país mostraron a periodistas algunos de los dispositivos que están produciendo. EFE/Y. Zamora

Media docena de científicos a cargo de centros de investigación del país mostraron a periodistas algunos de los dispositivos que están produciendo. EFE/Y. Zamora

Media docena de científicos a cargo de centros de investigación del país mostraron a periodistas algunos de los dispositivos que están produciendo. EFE/Y. Zamora

En estos meses de pandemia del nuevo coronavirus, Cuba puso su industria estatal médica en función del combate al COVID-19 y desarrolla respiradores, reactivos e insumos plásticos junto a sus propias vacunas. como la Soberana 02, que este miércoles completó la primera dosis de su ensayo en Fase III, dijeron directivos y científicos.

"Nuestro país se podrá ahorrar muchos millones de dólares a partir de todos estos resultados de soberanía que hemos logrado"

"Nuestro país se está ahorrando y se podrá ahorrar muchos millones de dólares a partir de todos estos resultados de soberanía que hemos logrado", dijo el miércoles el director de la empresa estatal Biocubafarma, Eduardo Martínez.

"Debido al bloqueo (las sanciones de Estados Unidos contra Cuba) que todos conocen y a la situación que estamos en el país, nos hubiera sido muy difícil tener los resultados que estamos teniendo en el combate a la pandemia si no hubiéramos contado con esta industria que se ha creado más allá de 35 años", agregó Martínez.

Media docena de científicos a cargo de centros de investigación del país como el de Inmunoensayos, el de Neurociencias y Combiomed, la empresa productora de equipos para cuidados médicos intensivos, mostraron a periodistas algunos de los dispositivos que están produciendo.

Martínez no especificó la cantidad de dinero que el país invirtió en este año para esta área.

"El desarrollo de equipos y tecnologías médicas nos permite lograr soberanía en muchos aspectos... y también en el diagnóstico de la COVID-19", explicó José Luis Fernández Yero, asesor de Biocubafarma y fundador del Centro de Inmunoensayos.

"El desarrollo de equipos y tecnologías médicas nos permite lograr soberanía en muchos aspectos"

Fernández puso como ejemplo las pruebas llamadas "TCP en tiempo real" que la isla debía importar -a unos 30 y 40 dólares cada una- y que ahora están produciendo: lograron fabricar los isopos que se usan, desarrollaron la solución química especial en que la muestra es transportada a los laboratorios, y una vez allí consiguieron confeccionar los equipos que separan el ARN del virus y las enzimas que se usan en los reactivos, explicó.

Cuba, bajo la presión de un rebrote desde comienzos de año, tuvo este miércoles un nuevo récord de contagio diarios, detectándose mil 051 casos en 20 mil 412 muestras procesadas, informó el miércoles el director de Epidemiología, Francisco Durán.

JM

Coronavirus

Temas

Lee También