Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 12 de Noviembre 2018

Ideas

Ideas |

¿Y quiénes son los culpables?

Por: Cuauhtémoc Cisneros Madrid

¿Y quiénes son los culpables?

¿Y quiénes son los culpables?

No cabe duda, las situaciones de riesgo en la Entidad han alcanzado un nivel que ya resulta difícil de poder contener. Las autoridades de los tres niveles de Gobierno han invertido fuertes cantidades de su presupuesto en armamento y algo más en cuestiones de capacitación, sin embargo, los delincuentes parecen florecer en cualquier esquina, sin importar si se trata de barrios de clase baja, media o zonas residenciales, pues en cualquier lugar se encuentra uno con personas a las que les resulta más fácil hacerse de los bienes de los demás o delinquir sin mayor esfuerzo.

De acuerdo con la información que se divulgó la semana próxima pasada, los munícipes de la zona metropolitana regatean recursos para la homologación de sueldos de sus policías, lo que sin duda alguna es un contrasentido, pues habría que considerar que incluso la ciudadanía estaría de acuerdo en que se dejaran de realizar algunas compras —de esas que se dicen reportan buenas comisiones a los contratantes— pero que se tomaran acciones para tener un buen margen de seguridad, ya que de nada sirven los muebles, sino tenemos paz social.

Claro está que el aumento de sueldo a la policía no asegurará el que muchos de ellos alcancen más logros, ni tampoco que los “infiltrados” que están dentro de las corporaciones, desbaraten los acuerdos que tienen con el hampa y se pongan a combatirlos, pero al menos tendrán un salario y prestaciones más justas, pues se ha sabido que hay policías de muchos municipios que tienen un sueldo de dar lástima y no es equivalente a los riesgos que corren ellos y sus familias.

Ahora bien, aceptando que con las diversas estrategias implementadas se ha avanzado en la contención de algunos delitos, mientras que otros de han disparado —de acuerdo con datos oficiales—, la percepción de la sociedad es en el sentido de que han faltado acciones de inteligencia para poder contener ese desbordamiento que en las últimas semanas tiene a la sociedad “con el Jesús en la boca”.

Las autoridades han invertido fuertes cantidades en armamento y capacitación, sin embargo, los delincuentes parecen florecer en cualquier esquina

Empero, tampoco habríamos de dejar de lado la importancia de la colaboración ciudadana, porque habría que recordar que cuando los maleantes llegaron para avecindarse en nuestra entidad —en las mejores colonias de la zona metropolitana— nadie dijo nada, nadie denunció su presencia, y antes al contrario, se les abrazó cual si se tratara de vecinos ejemplares, que lucían (y siguen luciendo) lujos de dudosa procedencia, por lo que un buen número de aborígenes de nuestra localidad se deslumbraron y los han aceptado como suyos, sin saber de las consecuencias que hoy todos padecemos.

APUNTE

Es fácil culpar a terceros por lo que sucede, pero la verdad es que todos tenemos parte de culpa.

Las amenazas de la delincuencia a periodistas no son un juego, “Dios nos agarre confesados”.

Temas

  • Seguridad

Lee También

Comentarios