Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 21 de Mayo 2018

Ideas

Ideas |

Votos muy calientes

Por: Pablo Latapí

Votos muy calientes

Votos muy calientes

Año electoral, y es inevitable ponerse a imaginar en cómo se comportarán (si es que participan) distintos sectores de nuestra sociedad al momento de estar el primer domingo de julio frente a las boletas electorales. 

La clase política habla y se escucha entre ella misma; muchas veces se dicen lo que quieren escuchar, y escuchan lo que se quieren decir. Y asumen que en ese universo (a fin de cuentas, limitado) es donde se va a definir la elección. 

Pero tengo mis dudas, sobre todo considerando tres factores: el hartazgo y fastidio a todo lo que suene a “político”; la gran oferta de candidatos entre los oficiales, extraoficiales e independientes que pueden llegar a mover algo, y existen grupos poblacionales importantes que por desconocimiento muchas veces no son tomados en cuenta porque además suelen participar poco. 

Pienso por ejemplo en los jóvenes que viven en las ciudades y que forman parte de ese doloroso 53 por ciento de mexicanos en condiciones de pobreza. Haciendo cruces de la información de CONEVAL dada a conocer en distintos reportes concluyo que hay un 10 por ciento del total de la población del país que son jóvenes en edad de votar, que viven en condiciones de pobreza y que habitan en zonas urbanas del país. 

Si consideramos que la elección presidencial de este año se va a definir por diferencias porcentuales entre uno y cinco puntos, este segmento de jóvenes se convierte en un renglón crítico; si participan y lo hacen más o menos en el mismo sentido pueden definir quién va a ser el próximo Presidente de México. 
Así de contundente.

Pero hay que tratar de imaginar cómo son, cómo viven y cómo piensan esos jóvenes. Pretender que en sus condiciones vivan en núcleos familiares es muy aventurado; seguramente están atomizados, cada uno por su cuenta, son sobrevivientes en mundos social y económicamente hostiles, obligados a hacer “lo que sea” para hacerse de los recursos mínimos, y viviendo también como las precarias condiciones se los permitan. 

Al habitar en las zonas marginadas de las ciudades seguramente están rodeados, y forman parte, de entornos violentos e inseguros. Por muy buena voluntad que tuviesen de salir adelante haciendo correctamente las cosas, se está rodeado de malandrines y mal vivientes que son una amenaza permanente. 

Agresividad por todas partes, y sobre todo “rechazo”; no están incluidos en proyecto ni segmento alguno, son víctimas de todos (incluida la clase política) y seguramente manejan un enorme resentimiento social y hacia todo lo que significa autoridad.

¿Por quién votarían? ¿Votarían? 

Son informados, aunque su cultura sea la que respiran de su mismo entorno, pero ahí cualquier personaje se puede llegar a convertir fácilmente en villano, del mismo modo que cualquier buen orador puede ser elevado a la categoría de profeta. 

Al igual que la mayoría de la población se manejarán sobre la base de percepción sobre sus candidatos. 

Quizás no voten, dominados por la apatía, pero si lo hacen será muy interesante saber por quién lo van a hacer, y si eso define la elección de este 2018 para un lado o para el otro.

Temas

Lee También

Comentarios