Domingo, 23 de Enero 2022

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Violencia en la tierra pródiga

Por: Diego Petersen

Violencia en la tierra pródiga

Violencia en la tierra pródiga

En La tierra pródiga, Agustín Yáñez retrató como nadie la violencia en la lucha por el territorio en las costas de Jalisco. Territorio lejano, separado de la capital del estado por una abrupta sierra y ríos encañonados que la surcan de este a oeste y se vuelven violentos e infranqueables en el verano, la costa de Jalisco estuvo incomunicada prácticamente todo el siglo pasado y hoy es un territorio dejado de la mano de los gobiernos. Ahí, se presume, se dice, se repite por parte de las mismas autoridades del estado y la federación, vive y manda el líder del Cártel Jalisco Nueva Generación, Nemesio Oseguera, “El Mencho”.

En abril de 2014 fue levantado en plena luz del día en el periférico de Guadalajara el diputado federal de ese distrito, Gabriel Gómez Michel. Su cuerpo fue encontrado días después en un poblado de Zacatecas. En 2015 en Villa Purificación, el asentamiento colonial más antiguo de la zona y de lo que hoy es el territorio de Jalisco (es de 1533, nueve años antes que Guadalajara), fue derribado un helicóptero del Ejército Mexicano cuando intentaban capturar al capo del CJNG. Seis años después el gobierno de México no ha podido aprehenderlo y desde entonces la violencia política se recrudeció en la zona con un solo mensaje: ahí manda el crimen organizado.

El año pasado, durante el proceso electoral fue asesinado el alcalde con licencia y candidato a la reelección del municipio de Casimiro Castillo, Alfredo Sevilla. Lo balearon y arrojaron su auto a un barranco de cerca de cien metros de profundidad. No se encontró a los culpables. Sotto voce se dijo que era un mensaje para los que no estaban con el grupo de control. 

El asesinato de Jorge Luis Tello, ex alcalde de Tomatlán, el municipio más grande y aislado de la tierra pródiga, a dos meses de haber entregado el cargo, no es solo una raya más al tigre de la violencia en la zona, sino un fuerte llamado de atención a la pérdida de territorios por parte del Estado. Ni el gobierno del estado ni el gobierno de la república tienen un plan para recuperar el control territorial, por el contrario, cada día parecen retroceder frente a los poderes fácticos. 

Es cierto, lo que pasa en el sur de Jalisco está lejos aún de lo que sucede en zonas como el triángulo dorado la sierra madre, donde confluyen los estados de Sinaloa, Durango y Chihuahua, o en la costa de Michoacán, desde Lázaro Cárdenas hasta Tecomán, en Colima, pero así comenzaron. 

La tierra pródiga va peligrosamente por el mismo camino. 

diego.petersen@informador.com.mx
 

Temas

Lee También