Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 14 de Agosto 2018

Ideas

Ideas |

Vialidad metropolitana

Por: José M. Murià

Vialidad metropolitana

Vialidad metropolitana

Es plausible que mejorar las oficinas encargadas de regular el tránsito sea notable, pero no es un fin en sí mismo, sino un medio para que la vialidad funcione como es debido en vez de complicarse sobremanera.

Dicen los expertos que la velocidad promedio se ha reducido casi un cincuenta por ciento y, claro está, los tiempos de traslado de cada ciudadano se han incrementado en una proporción similar. De igual manera, puede constatarse que la contaminación debida a los vehículos de motor, ha crecido por igual.

La magnitud de su costo, lo mismo en dinero que en salud física y mental, aunque no se pueda precisar, resulta fácil imaginarla. En este sentido, es lamentable que no se haya realizado y empezado a poner en práctica un proyecto puntual de la gran transformación que se requiere.

La problemática es mayúscula y da la impresión de que no sabemos cómo empezar. Está claro que ni la impresionante y benéfica obra de la nueva línea del tren ligero podrá paliarla de manera sustantiva.

Se están pagando, es cierto, las casi dos décadas de abandono por parte de tres sexenios de gobiernos rejegos a tales obras. En ellos más bien se perdió el tiempo y buena parte del dinero realizando túneles y puentes de muy escasa utilidad y que, cuando mucho lograron retirar el problema algunas decenas o un par de centenas de metros. Todo ello en vez de que, como se dice, ahora se estuviera construyendo la línea seis de dicho tren que formara parte de una verdadera y eficiente red de traslado… pero no es así.

Mas ello no exime de la responsabilidad de replantear cabalmente la circulación, puesto que este modelo norteamericano que hemos seguido de un tiempo acá, basado en grandes avenidas y limitaciones del tránsito por centenares de calles que permanecen vacías, mientras los embotellamientos campean por las grandes arterias y los vehículos se agolpan en frecuentes cuellos de botella.

No se ha tomado en cuenta que el origen y desarrollo de nuestras ciudades es de otra filiación a las tácticas que se le han aplicado en las últimas décadas, y que muchas calles prácticamente sin uso, con una buena reorganización, ayudarían a disminuir el agobio actual.

Agréguesele a ello las calles que, de plano, resultan propiedades privadas para los residentes en cotos que se han convertido en castillos feudales de la época moderna, dando lugar a lo que, para todo fin práctico, constituyen manzanas gigantescas que, de manera inhumana, entorpecen el tránsito cotidiano. 

Asimismo, entre muchas otras cosas, debería revisarse la existencia de la inmensa mayoría de los llamados “topes”, modelo visible de la incompetencia para regular la circulación sin generar más contaminación ni provocar lesiones en el organismo de los tripulantes que van por la vida dando saltitos como si la sobreproducción de baches no fuera suficiente. 

 

***

 

A propósito del artículo "De curas a curas" publicado en este mismo espacio por el Dr. Murià, presentamos estas dos cartas:

 

Sr. Director:

Nos solidarizamos con el Dr. Jesús Gómez Fregoso, valioso investigador y reconocido maestro de muchas generaciones, quien ha sido víctima de un ataque injustificado e inexcusable en un artículo publicado recientemente en las páginas del diario EL INFORMADOR, que usted dignamente dirige.

En la vida democrática, es legítimo criticar las ideas; no lo son los ataques ad hominem. Quien los hace, pone de manifiesto su incapacidad de participar en un debate intelectual.

Atentamente,

Marco Antonio Alcázar, Jorge Alonso, María de la Luz Ayala Castellanos, Carlos Barba Solano, Sarah Bak-Geller, Celina Becerra Jiménez, Isabel Blanco, Elisa Cárdenas Ayala, Augusto Chacón, Sarah Corona Berkin, Robert Curley, Tomás de Híjar Ornelas, Renée de la Torre Castellanos, Guillermo de la Peña Topete, Juan José Doñán, Alma Dorantes González, María Teresa Fernández Aceves, Luisa Gabayet Ortega, Julio García Briseño, Gabriela Gómez, Elena de la Paz Hernández Águila, Carlos Herrejón Peredo, Salvador Ibarra Álvarez del Castillo, Candelaria Ochoa Ávalos, Juan Palomar Verea, María Palomar Verea, Víctor Sánchez Larrauri, Enrique Valencia.
Tlaquepaque, Jal., 15 de marzo de 2018

 

***

 

En relación con la columna del Dr. José María Murià, en Ideas, titulada “De curas a curas”, publicada el 9 de marzo de 2018 en EL INFORMADOR, el ITESO, Universidad Jesuita de Guadalajara, aclara que el Dr. Jesús Gómez Fregoso, SJ dejó esta universidad porque fue destinado por la Compañía de Jesús a atender la invitación que recibió de la Universidad de Guadalajara para enseñar en sus aulas.

El ITESO, por otra parte, reconoce al Dr. Jesús Gómez Fregoso, SJ por su trayectoria profesional como historiador, avalada por los diversos premios y reconocimientos que ha recibido, y por su fidelidad al ministerio que ejerce como sacerdote jesuita.

Atentamente,

Oficina de Comunicación Institucional del ITESO

Temas

Lee También

Comentarios