Martes, 18 de Febrero 2020
Ideas |

Venados, obligados a despertar

Por: Salvador Cosío Gaona

Venados, obligados a despertar

Venados, obligados a despertar

Sin mayores sorpresas han transcurrido los dos primeros juegos de la Serie Final rumbo al título de campeón de la Temporada 2019-2020 de la Liga Mexicana del Pacífico (LMP), nuestro máximo circuito profesional beisbolero jugándose en otoño-invierno, dado que el equipo de casa, en este caso la tropa de la capital sinaloense, los Tomateros de Culiacán, no tuvieron mayor problema para vencer a los visitantes Venados de Mazatlán, haciendo buena la ventaja de la localía y aprovechando la fuerza de la presencia de su fanaticada.

Considerado favorito por la consistencia de su estructura, con un roster plagado de peloteros con una gran experiencia desempeñándose en el beisbol invernal mexicano, con presencia en el circuito estival y participación en otros países, sin contar que lleva ya algunos años con la mayoría de sus integrantes jugando juntos, el escuadrón de los culichis llegó a la Serie Final con esa etiqueta de preferido, además por haber culminado en mejor ubicación en las dos fases del calendario regular, y por haber despachado en la Semifinal con menos dificultad de lo que se esperaba a Cañeros de Los Mochis.

En tanto, Venados de Mazatlán, pese a haber arribado a la Postemporada en una posición no muy cómoda entre los ocho finalistas, su participación en Cuartos de Final y Semifinales le valieron estar colocados con todo merecimiento en la Final por el título dejando en el camino a Naranjeros de Hermosillo, sin contar que sufrió para lograr la hazaña de imponerse nada menos que al mejor equipo de la temporada, los Yaquis de Ciudad Obregón, que llegaban en calidad de favoritos después haber terminado las dos vueltas en el primer lugar de la clasificación general imponiendo incluso nuevo récord de victorias, con 44.

Tras la forma en que mostrando garra y un juego trepidante los mazatlecos dejaron de lado a los favoritos Yaquis de la antigua Cajeme, pudiera haberse pensado que llegarían embalados y con el ánimo por todo lo alto a la Final y que al menos dividirían resultados en los dos primeros eventos desarrollados en el nuevo estadio de los Tomateros en Culiacán, pero no fue así, y aunque habrá que decir que fueron apretados los marcadores en los dos enfrentamientos celebrados hasta ahora, ha lucido un tanto cuanto más poderoso y sólido al conjunto culichi.

Habrá que ver si a partir de hoy, que se reanuda la serie en el puerto mazatleco, donde habrán de jugarse al menos dos partidos, Venados logra sumar siquiera una victoria en su casa para obligar que se cumplan los tres juegos pactados en su estadio y seguir así con posibilidades de continuar en la disputa por el título.

Es de esperar que frente a su gente, los pupilos de Juan José Pacho puedan mostrar de nueva cuenta esa fortaleza y la pasión beisbolera que ya le vimos ante Yaquis, de manera que se equilibre el serial para que sigamos presenciando el buen beisbol que llevó a los dos escuadrones hasta este punto.

Si algo habremos de celebrar por lo pronto en lo que va de esta Final, es que en los dos cotejos efectuados en el campo de los Tomateros no hubo registro de actos vandálicos o de violencia como lamentablemente se presentó en la etapa de Semifinales en el Nuevo Estadio de Yaquis en Ciudad Obregón.

La violencia no es bienvenida en el deporte rey y deseamos que esta Final llegue a buen puerto sin mayor incidencia que el resultado de un equipo ganador sin nada más que lamentar, aún y cuando esta serie esté enmarcada en lo que se denomina ya un clásico sinaloense entre dos equipos de mayor prosapia, entre los cuales hay ya una rivalidad honda en lo deportivo y que hasta ahora afortunadamente no ha decantado en expresiones violentas que manchen el beisbol.

Bambinazos61@gmail.com

@salvadorcosio1

Temas

Lee También