Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 15 de Octubre 2018

Ideas

Ideas |

Tráileres y años de indolencia gubernamental

Por: Rubén Martín

Tráileres y años de indolencia gubernamental

Tráileres y años de indolencia gubernamental

El dantesco paseo de los muertos errantes por varios puntos de la Zona Metropolitana de Guadalajara se ha convertido ya en una crisis política de gran envergadura, la más grande para el actual Gobierno que encabeza Aristóteles Sandoval Díaz.

Es una gran crisis porque lo que estalló fue el peor problema social y político que tenemos en el país, y que durante muchos años ha sido ignorado, subestimado, o administrado para mantenerse y no para detenerse. Me refiero al problema de extrema violencia que tenemos en México y su producción de muertes, masacrados, desaparecidos y centros de exterminio. Es un problema que no nació en este sexenio, sino que viene de años atrás.

Es un problema que no sólo fue negado sino ocultado deliberada y criminalmente por los gobiernos de Felipe Calderón Hinojosa y de Emilio González Márquez. El panista Emilio González y su procuraduría trataron de enterrar burocráticamente el problema enviando más de 20 mil expedientes de homicidios dolosos y desaparecidos al archivo muerto de la justicia. Pero las cosas no cambiaron con los gobiernos de los priistas Enrique Peña Nieto y Aristóteles Sandoval.

Con estos antecedentes, suena absurda y hasta ridícula la respuesta que dio el gobernador Aristóteles Sandoval al embrollo de los tráileres con cuerpos de personas no identificadas: dijo que él no estaba enterado del movimiento de los tráileres y su airada reacción fue separar de sus cargos al director del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IFCJ), Luis Octavio Cotero Bernal y al fiscal general Raúl Sánchez. Hay decenas de notas que revelan el desbordamiento de trabajo que tenía la morgue de Jalisco desde hace al menos cuatro años.

Pero no se atendió el desbordamiento de la morgue, y el consecuente uso de camiones refrigerantes, porque el problema de la guerra, en particular la identificación de cuerpos y la búsqueda de desaparecidos ha sido un problema manejado negligentemente por todos los gobiernos.

El tema de fondo no es que no le informaran a dónde se movía un tráiler con 273 cadáveres, el problema de fondo es que durante todo su sexenio se subestimó y se trató negligentemente el problema político de las desapariciones.

Basta ver la agenda de temas que le interesan y de lo que habla la clase política (y cierta prensa que sirve de espejo para que los políticos se vean hablar entre sí).

Ahora que estalla esta crisis, de nuevo no debemos confundir las prioridades. Sí es necesario dar un trato digno a los cuerpos no identificados en este momento, pero lo prioritario no es tener muchos espacios en muchos cementerios forenses.

Lo que es necesario es detener esta guerra, detener las actividades de privación ilegal de libertad, desaparición, disolución, las masacres, y eso pasa por castigar a quien cometa esos delitos y esa pasa por terminar con la impunidad.

Si el Gobierno actuara realmente contra quien asesina y desaparece, empezando por los miembros de fuerzas de seguridad que han cometido estos delitos, eventualmente se cortarían las cadenas de impunidad que permiten que esto siga ocurriendo. Y esto viene ocurriendo desde la guerra sucia. Por lo pronto, que el actual gobernador asuma su responsabilidad y dé la cara por la crisis que le estalló por una actuación negligente a lo largo de su Gobierno. 

Temas

Lee También

Comentarios