Lunes, 29 de Noviembre 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Tiempo de apetitos presupuestales

Por: Jaime Barrera

Tiempo de apetitos presupuestales

Tiempo de apetitos presupuestales

El gobierno alfarista bajó notablemente el tono de belicosidad que mantuvo los tres años pasados para reclamar al gobierno federal la falta de presupuesto para lo que considera los proyectos estratégicos de su administración, y que aparecía tanto al conocerse el paquete económico federal en septiembre como cuando presentaba, como esta semana, su propuesta de ingreso y gasto anual. 

Esta vez, los posicionamientos de inconformidad no alcanzaron los grados de estridencia como cuando el año pasado el gobernador Enrique Alfaro amagó incluso con sacar a Jalisco del pacto fiscal por considerar que el gobierno de la autollamada cuarta transformación despreciaba con su ánimo centralista a estados y municipios, tal vez en espera de los resultados de la consulta popular sobre el pacto fiscal a la que convocará a fines de este mes.

A falta de ese respaldo presupuestal federal, es claro que el gobierno de Jalisco tomó el riesgoso camino del incremento de impuestos a los jaliscienses para allegarse más recursos y prueba de ello es que en la propuesta de presupuesto de ingresos para el 2021 que presentó el lunes ante el Congreso del Estado plantea aumentos en trámites como el refrendo, compra y cambio de placas, multas diversas, licencias, expedición de escrituras, certificados y pruebas de paternidad y alcoholemia, entre otros.

Con ello pretende recaudar 11 por ciento más que este año que proyectaron 123 mil 500 millones de pesos para alcanzar, en el 2022, 137 mil 119 millones de pesos.

Además de los cobros generales citados que golpean el bolsillo de los contribuyentes, lo que destaca también es la propuesta de subir de 2 al 3 por ciento, en forma gradual al 2023, el impuesto sobre nóminas que se aplicaría a 130 mil empresas.

El gobierno estatal asegura que este impuesto fue propuesto por un grupo de empresarios para hacer un fondo de 2 mil 500 millones de pesos en 2023 para invertir en infraestructura educativa, que habrá que decir sin duda es necesaria, pero poco impacta en la elevación de la calidad de la educación, y que se sumarían a los más seis mil millones de pesos que el año pasado anunció el gobierno estatal que se destinarían al mismo fin.

Aunque lo más probable es que la discusión del paquete económico estatal sea un mero trámite en el Congreso local por la mayoría que tiene el partido Movimiento Ciudadano y sus aliados, ojalá junto con los diputados de oposición nos sorprendan y desplieguen un debate de altura y una revisión a fondo de la propuesta del Ejecutivo y se puedan replantear prioridades porque hay cosas inadmisibles como dar más recursos a la Agencia de Entretenimiento que a la Comisión de Búsqueda pese a que las desapariciones son el problema de inseguridad número uno de Jalisco. Veremos.

jbarrera4r@gmail.com

Temas

Lee También