Martes, 23 de Abril 2024

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

¿Tenemos elecciones caras?

Por: Israel Macías López

¿Tenemos elecciones caras?

¿Tenemos elecciones caras?

Tenemos dos semanas de campañas electorales y a quienes seguimos el tema, se nos han hecho eternas. Para el grueso de la población que le tiene sin cuidado, seguramente ni enterada está de quiénes son los candidatos o de cuándo exactamente serán las elecciones.

Recientemente escuché un comentario del Dr. Javier Hurtado, expresidente del Colegio de Jalisco en su colaboración en Notisistema. El tema era su indignación por la cantidad total de dinero público que se le destinará al proceso electoral este año: 77 mil millones de pesos.

El Dr. Hurtado hacía las siguientes cuentas. 10 mil 444 millones para partidos políticos, 8 mil millones de los gobiernos estatales para los partidos locales, 22 mil 322 millones para el INE, 27 mil 515 millones para los OPLES y el pilón, 3 mil 622 millones para el Tribulan Electoral. Un total de 77 mil 499 millones de pesos para estas elecciones.

Cabe mencionar que en esas cuentas, incluye el presupuesto de la operación normal del INE, lo que considero que no es correcto, ya que INE opera todo el año y realiza los servicios de credencialización con la operación de 853 módulos en todo el país para mantener actualizado el padrón electoral. Con una credencial que en términos prácticos es la forma más extendida y aceptada de identificación del mexicano.

Total, el Doctor señala el uso alternativo que podría tener ese dinero. Sin duda, México es un país con terribles carencias en muchos ámbitos y esferas fundamentales: salud, educación y no se diga, seguridad.

Seguramente hay formas de organizar elecciones que no resulten tan caras. O incluso valga la pena revisar el financiamiento público a los partidos políticos y establecer mecanismos claros y verificables de que éstos financien sus actividades sin caer en las manos del dinero del crimen organizado. Perfecto.

El Dr. Hurtado conoce bien las razones por las que el sistema político mexicano se volvió con el tiempo tan caro. Y en gran medida, ha sido por la profunda desconfianza y la poca confiabilidad en la organización de los procesos electorales.

Además, si hacemos cuentas y vemos la forma en la que se gasta el dinero público en México, quizá los mexicanos, deberíamos estar mucho más indignados por el mayor despilfarro que se ha hecho en otros casos.

Hagamos cuentas: para cancelar el proyecto del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, este gobierno echó a la basura 300 mil millones de pesos a cambio de nada.

Casi el costo de 4 elecciones presidenciales.

Además, el INE nos garantiza la organización de unas elecciones ciudadanas confiables. Es decir, le damos mucho dinero, pero nos regresa algo.

La destrucción del NAICM, ¿qué nos dejó? Sumémosle lo que costó adaptar la base aérea de Santa Lucia para que se convirtiera en el AIFA, otros 150 mil millones de pesos y llegamos al medio billón de pesos. 6.5 elecciones presidenciales del 2024.

¿Y adivine qué? Ese aeropuerto necesitó de subsidios diarios por 2 millones de pesos. Solo para que siguiera operando.

¿Le seguimos? El sobrecosto de una refinería que no refina: 8,500 millones de dólares. Al tipo de cambio actual, unas 2 elecciones presidenciales completitas.

El tren maya, un tren que no cubre ni cubrirá sus costos de operación nunca y que se ha convertido en un desastre ecológico para el país: otro medio billón de pesos. O sea, otras 6.5 elecciones presidenciales.

Y la joya de la corona: las transferencias y subsidios para mantener a flote a Pemex. En 5 años las cuentas alcanzan el billón de pesos. O sea, 13 elecciones presidenciales de este año.

La verdad, para la forma en la que en México quemamos el dinero público, lo que se gasta en estas elecciones presidenciales ya hasta se me hace barato.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones