Lunes, 25 de Enero 2021
Ideas |

Sin mujeres no hay democracia

Por: María Gómez Rueda

Sin mujeres no hay democracia

Sin mujeres no hay democracia

Hace una semana el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) de Jalisco presentó los lineamientos para garantizar la paridad de género en las próximas elecciones. Una vez más quedó demostrado que la igualdad de género en la política es mera simulación y que en pleno 2020, ni los partidos, ni las instituciones electorales han entendido que nuestros derechos políticos están sobre cualquier interés.

El patriarcado siempre buscará perpetuarse en cualquier escenario, incluso en aquellos que por obligación deben garantizar la pluralidad e igualdad de género en los espacios. Los bloques de competitividad y poblacionales de acuerdo al porcentaje de votación establecidos para la postulación de candidaturas dados por el IEPC, dan pie para que los partidos políticos sigan burlando su compromiso con la paridad.

De acuerdo con el Instituto de Información Estadística y Geográfica de Jalisco (IIEG), 51.2% de la población en el Estado somos mujeres y 69% de las personas que lo habitamos nos concentramos en 10 municipios. Por eso, afirmar que sin mujeres no hay democracia no es una metáfora, sino una realidad. Al excluirnos a las mujeres de la vida política y limitarnos el acceso a puestos de elección popular, se contradicen y neutralizan todos los principios que dan sustento al proyecto democrático: la igualdad política, la tolerancia, la inclusión, el respeto hacia las diferencias y la deliberación como mecanismos para lograr acuerdos.

Para cambiar las condiciones de vida que tanto nos duelen como país es necesario conocerlas y entenderlas. La representación importa porque nuestra experiencia nos lleva a comprender los entornos y las desigualdades sociales por las que atravesamos. De ahí que restringirnos el acceso a los municipios de mayor población es violencia política y limita nuestra capacidad de transformar la realidad de las jaliscienses.

Esto no va a cambiar si sigue habiendo mayoría de hombres en el poder porque solo nosotras podemos salvarnos unas a otras, como la historia lo ha demostrado.

NUNCA MÁS UN JALISCO SIN MUJERES, así, en mayúscula porque estoy alzando la voz.

Seguiremos exigiendo al Estado que asuma su responsabilidad de garantizar el ejercicio pleno de nuestros derechos político-electorales. El proceso electoral 2021 es una oportunidad para ver reflejados los pasos que vamos dando, estaremos vigilantes para evaluar, repensar y seguir organizándonos hasta que la dignidad de las mujeres se haga costumbre. Estamos juntas y fuertes. 

María Gómez Rueda

Regidora Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos e Igualdad de Género en Zapopan

Temas

Lee También