/contenidos/2018/01/17/noticia_0045.html
Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 20 de Junio 2018
Ideas |

Seis debates y 20 millones de votos

Por: Julio Madrazo

Seis debates y 20 millones de votos

Seis debates y 20 millones de votos

El INE ha dicho que va a organizar tres debates presidenciales. Con eso cumple con su responsabilidad de árbitro y de promover espacios de encuentro y contraste de ideas entre los candidatos. Sin embargo, debería ir más lejos y realizar seis debates. A continuación, las principales razones:

1. La comunicación política en las campañas se hace por cuatro vías principales: entrevistas en medios de comunicación, actos de campaña, publicidad y con promotores del voto. En estos acercamientos con los ciudadanos no hay la oportunidad de escuchar con calma las propuestas del candidato, ni mucho menos poder hacerle cuestionamientos al respecto.

2. Los anuncios no comunican fielmente el carácter y los atributos de los candidatos y mucho menos sus ideas. Los spots de 20 o 30 segundos no sirven para eso.

3. La mayoría de los ciudadanos no van a actos de campaña; quiénes acuden son personas que ya pertenecen a la estructura de los partidos.

4. El ganador será quien convenza a los electores sin partido, a los independientes, que hoy están indecisos por quien votar.  Los debates son un ejercicio democrático moderno y serio, con el cual este público puede formarse una opinión real de cuál candidato sería un mejor gobernante.

Los debates son un ejercicio democrático moderno y serio, con el cual este público puede formarse una opinión real de cuál candidato sería un mejor gobernante

5. Al ser seis debates, los candidatos podrán continuar su conversación —una cada 15 días— sobre sus propuestas.  Tendrán que enfocarse en cómo resolver los grandes problemas que nos aquejan. Perdería mucho el candidato que se dedique simplemente a atacar. Igualmente, perderá quien no pueda explicar con claridad las virtudes de sus propuestas y programa de gobierno.

6. En seis se minimiza el riesgo de tener un “mal día” y se pondría el énfasis en la solidez de las ideas, así como en la elocuencia y credibilidad de cómo se exponen. 

Lo anterior, siempre y cuando el formato sea ágil, poco acartonado, moderno; que permita la interacción directa entre candidatos; que los moderadores participen de manera profesional e inteligente, y no sean simplemente quienes lleven el cronómetro. Y, que se transmita en un buen día, horario y en el mayor número de canales.
 

Temas

Lee También

Comentarios