Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 13 de Diciembre 2018

Ideas

Ideas |

Quemabosques impunes

Por: Jaime Barrera

Quemabosques impunes

Quemabosques impunes

Las 36 mil hectáreas del Bosque La Primavera no sólo están amenazadas, como mucha gente cree, por los desarrolladores inmobiliarios, sino también por agricultores y ganaderos que buscan hacer un lado la vocación forestal del principal pulmón del Área Metropolitana de Guadalajara, y con ese particularísimo interés le prenden fuego al arbolado con su mezquino anhelo de lograr un cambio en el uso de suelo a favor de sus negocios.

A individuos relacionados con estas últimas actividades se les atribuye ser los causantes del incendio que inició el martes en esa área natural protegida y que apenas se sofocó ayer, dejando como saldo más de dos mil hectáreas afectadas, que consolidan negativamente a Jalisco como una de las entidades donde más siniestros se han registrado en lo que va de la actual temporada de estiaje.

El daño pudo ser mucho mayor. Había las condiciones de que este acto malintencionado haya devastado ocho mil o 10 mil hectáreas como pasaba hace apenas unos años, de no haber sido por el oportuno y buen trabajo de los más de 500 brigadistas del bosque, de Protección Civil, militares, y bomberos de los distintos ayuntamientos de la Zona Metropolitana de Guadalajara, que se tuvieron que movilizar para combatir las llamas que se propagaban a gran velocidad.

En ese sentido habrá que reconocer el avance que se ha tenido en la capacitación y el trabajo interinstitucional, que lidera la Secretaría del Medio Ambiente que encabeza Magdalena Ruiz, para avanzar en la capacidad de pronta respuesta para la detección y combate de estas conflagraciones.

Lo que falta y en lo que habrá que aplicarse, sobre todo porque viene la fase más intensa del estiaje por la combinación del calor y la ausencia de lluvia, es trabajar en la prevención de los incendios. Porque como advirtió ayer en sus redes el experto Arturo Curiel Ballesteros con la superficie afectada en este último incendio el Bosque La Primavera pasó de un año de afectaciones normales y uno de carácter crítico.

Se hace urgente pues atender los vacíos que tenemos en la Ley para romper con la impunidad a los que deliberadamente incendian los bosques. La normatividad forestal actual hace muy difícil enjuiciar a quienes incurren en este delito, ya que si no se les sorprende en el acto, se hace prácticamente imposible penalizarlos.

Mientras eso se mantenga así, el índice de este tipo de siniestros intencionalmente causados, que actualmente es de 30%, seguirá creciendo y causando no sólo graves afectaciones a nuestra áreas naturales protegidas, de por sí ya amenazadas extraordinariamente por el calentamiento global, sino trastocando nuestra calidad y dinámica diaria de vida, como ayer que se tuvieron suspender actividades en miles de escuelas por el incremento de la contaminación, y destinar una gran cantidad de recursos humanos y materiales por la simple voracidad de estos quemabosques impunes.

jbarrera4r@gmail.com

Temas

Lee También

Comentarios