Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 21 de Agosto 2018

Ideas

Ideas |

Predicadores del spam

Por: Pablo Latapí

Predicadores del spam

Predicadores del spam

Seamos prácticos: ¿Sirven para algo las campañas? Cuando las preferencias son tan claras a nivel nacional y local la inmensa mayoría de los candidatos a presidente, gobernador, senador, alcalde, diputado federal y diputado local ya saben que van a perder.

¿Qué sentido tiene?

Hagamos un ejercicio: imagine que usted es un extraterrestre que va aterrizando en nuestro planeta, llega a México, y tiene la misión de describir qué está pasando en el país. Va a encontrar que la vida transcurre alrededor de un ejército de “predicadores” que llevan varias semanas recorriendo lugares y medios de comunicación para ser vistos y hacerse escuchar.

A manera de sectas, pertenecen a distintos partidos que tienen su verdad, y sus argumentos del porqué las otras sectas están equivocadas.

Según ellos son los más honestos, decentes, sabios…  son impolutos. Con una autoridad moral desconocida hablan de los problemas nacionales y locales como si ellos fueran ajenos a los mismos.

Por su forma de hablar tal parece que apenas están descubriendo que México es un país marcado por la inseguridad, la impunidad, la pobreza, la corrupción, y tienen propuestas para resolver todos y cada uno de los problemas. La mayoría de las veces citan las soluciones obvias, o las plantean completamente alejadas de la realidad. Mientras más lejos se encuentren de la posibilidad de ganar, más insensatas son las soluciones.

Usted los verá inundando tanto con spots como con notas y entrevistas los principales medios de comunicación. Como un enorme chorizo de spam informativo aparecen en todos los espacios, a todas horas, alejando cada vez más a televidentes y radioescuchas.

Son, por cierto, los reyes de la descalificación, la crítica y el ataque; centran más su habilidad en buscar los flancos débiles del rival que en demostrar las fortalezas propias.

Son un auténtico ejército de predicadores. La mayoría desconocidos y que después de las elecciones seguirán siendo tan desconocidos como antes.
Su dichos y argumentos no aportarán nada al proceso democrático, pero por lo menos dejarán alguna propaganda por ahí en bolsas del mandado, camisetas y gorras para los más necesitados del país.

La única utilidad que se le puede encontrar a las campañas es la enorme derrama económica que significan: se reparte mucho dinero. Los partidos-sectas reciben una fortuna, que no necesariamente comprueban, y la pueden gastar como quieran. Muchos de sus dirigentes y correligionarios se “recuperan” de las vacas flacas de las épocas en que no hay campaña. Consiguen además que proveedores de vallas, anuncios y propaganda les den moches de cada contrato y hay negocio para todos.

Al final quizás ese es el verdadero beneficio de las campañas y no lo vemos. Dado que son un ejercicio inútil para la vida nacional, el gasto significaría una especie de programa social para beneficiar a un segmento de la población (la clase política) que de otra forma no sería capaz de ser productiva y generar ingresos.
Seamos prácticos: ¿Sirven para algo las campañas?

(platapi.en.i@hotmail.com)

Temas

Lee También

Comentarios